domingo, 29 de mayo de 2011

Dulce de leche.

Ingredientes:
Para el dulce de leche:
- 1500 ml. (litro y medio) de leche.
- 500 gr. de azúcar.
- 1/2 vaina de vainilla.
- 1/2 cucharadita de "moka" de bicarbonato.
Para las filloas, panqueques o creppes...
- 250 gr. de harina.
- 3 huevos.
- 1 cucharada de mantequilla.
- 1/2 litro de leche.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 1 pizca de sal.
Elaboración:
   Pon una olla al fuego y añade la leche y la vaina de vainilla abierta. Cuando empiece a hervir, echa  el azúcar y el bicarbonato. Deja a fuego lento unas dos horas, intentando que no pase de los 100º C. Cuando la leche tome un color amarronado y esté espesito, deja cocer otro 15 ó 20 minutos más.
   No olvides mover la mezcla a menudo para que no se pegue.
   El dulce de leche estará en su punto cuando pongas un poco en un plato y al enfriarse se quede pastoso.
   Para los creppes, pon en un bol los huevos y mientras que bates, añade la harina, el azúcar y la sal y mezclando todo bien. La leche debes echarla lentamente moviendo para que no haga grumos. Echa la mantequilla fundida, mezcla todo bien y deja reposar unos 30 minutos.
   En una sartén bien caliente, ve echando cucharoncitos de la mezcla, dandoles la vuelta cuando estén hechos por esa cara para que terminen de hacerse por la otra.
   Rellena los creppes con el dulce de leche, espolvoreandolos por encima con azúcar glass y cacao.

Notas:
   Aunque os parezca que eso no puede espesar, os aseguro que lo hace, tan solo hace falta un poco de paciencia. El tiempo depende de la temperatura a la que esté en el fuego, en mi vitrocerámica lo tengo en el número 4-5, no es complicado coger el punto a esta receta, os lo aseguro. Eso sí, el tiempo puede variar entre dos y tres horas, dependiendo siempre del calor que reciba la olla. Cuando no quiero estar muy pendiente, bajo el fuego y alargo el tiempo de cocción, pero si voy a estar trasteando por la cocina, siempre subo un poco para tardar menos. Eso ya lo debéis ir viendo vosotros.
   La leche que utilizo es leche entera, es para lo único que uso ese tipo de leche, para hacer recetas dulces, aunque seguro que con la semidesnatada o con la desnatada también debe quedar genial.
   Cierto, seguro que muchos estáis pensando que es más sencilla "la receta" esa de echar un bote de leche condensada a cocer y listo, pero os animo a que hagáis esta, en serio que no es nada complicada, eso sí, debéis echarle un ratito... ya me contaréis!!!

Apuntes:
   El postre este es "pesado", y para rematar la comida, qué mejor que un gin-tonic?


   Ginebra que gusta hasta a los que no son bebedores de este destilado. Lo más llamativo es la botella, según dice la información que viene, está inspirada en el diamante rosa "Khavaraya".
   Ni en nariz ni en boca dice los grados que tiene... 47º!!!, es muy suave y fresca, con un toque cítrico muy bueno, genial para las fechas que se avecinan ( calor, calor y más calor...)
   Un alambique de cobre, 4 destilaciones y el agua que se utiliza para esa destilación tienen parte de culpa de la calidad de esta ginebra. Yo en la copa pongo cáscara de limón, unas bayas de enebro y una ramita de canela, por el tema de potenciar los sabores de alguno de los botánicos que se utilizan en su elaboración... Probaré a echar una ramita de cilantro algún día, pero para eso tengo que agotar antes todas las combinaciones posibles. Por cierto, no olvidéis probar a hacer hielos con la tónica, creo que ya lo dije antes, queda genial y el gin-tonic no se agua.
   Hace unos días tomé una copa por ahí y claro, el camarero se preparaba a hacer toda la "parafernalia" a la hora de echar la tónica, para que no pierda el gas decía, a ver, si lo sé, sé que se hace por eso, pero permite que a mí me guste "desgasificada"... Bueno, tampoco nos pondremos impertinentes...

   Dios mío, qué larga se me va a hacer esta semana!!!, como ya dije, este descanso ha tocado visitar Sevilla, salir a tapear, pelear con los sobrinos, menos de lo que me hubiera gustado, la verdad, y lo más importante, pasar el cumpleaños con mi padre... Todo genial, como siempre.

   Llevaba mucho tiempo sin hacer esta receta y ya tocaba, para los que les gusta el dulce es una auténtica delicia, aunque también os podéis encontrar, como me pasó a mí cuando lo llevé para que unos amigos lo catasen (truco utilizado para no ser yo la única que engorde), con alguien que os diga... "Está bueno esto, pero demasiado dulce"... Vamos a ver, que es dulce de leche!!!. Ainsss, ya  le vale "al de las abejas"...

   Y casi sin darnos cuenta nos hemos cargado el mes de Mayo, primer mes sin "R" y yo aun sin comerme un espeto de sardinas en algún chiringuito malagueño, vamos a ver si el tiempo acompaña y puedo hacerlo el jueves...

   Feliz domingo a todos y que tengáis una fantástica semana!!! Nos vemos en 7 días o cuando tenga un ratito para enseñaros alguna de las cosas que tengo en mi cocina.

8 comentarios:

  1. Niña, y para remate, métele un puñadito de nueces picadas. ¡Pa morirse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que tiene que está para morirse!!!

      Eliminar
  2. Niña tomo buena nota que como vea esto mi chico no tendré excusa para no hacerlo en casa, jejeje.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... Ya me chivaré si veo que no lo haces...
      Besotes!!!

      Eliminar
  3. Ummm, no sabía como se hacía, me la apunto!! Por cierto, esa Ginebra no la conocía hasta hace poco, me la recomendaron y me encanta, muy suave y como tu bien dices hasta para los que no les guste la ginebra. Probaré a echarle "hierbas" que de eso se muy poco... bezitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como verás, es fácil, lo único que hace falta es un poco de tiempo para dar vueltas a la leche mientras que se hace...
      Y a la ginebra, prueba a echarle todos los "hierbulajos" que se te ocurran (siempre que sean alguno de los botánicos con la que está hecha), que eso potencia aromas.
      Bezitos

      Eliminar
  4. Pues si, el enlace funciona. El dulce de leche, muy rico!!!

    ResponderEliminar