lunes, 21 de abril de 2014

Montadito "Piripi"


Ingredientes:
- 4 panecillos de viena.
- 4 filetes de lomo de cerdo.
- 4 lonchas de bacon.
- Tomate en lonchas.
- Queso en lonchas.
- "Ajonesa"
Elaboración:
  En una plancha haz el lomo de cerdo y el bacón. Abre los panecillos al medio, pon una loncha de queso, el lomo, el bacón, bastante "ajonesa" y unas lonchas de tomate. Cierra con la otra mitad del pan.
   En un grill, tuesta un poco el bocadillo completo y sirve caliente.

Notas:
   Un consejo, es muy importante que el lomo sea muy fino (en realidad lo suyo es que todos los componentes del montadito sean muy finos) y que se haga rápido, de otra forma quedará un poco seco.
   Se puede hacer con mahonesa, pero es preferible que lleve ajo. Si lo hacéis en casa, os recomiendo que no quede muy espesa (eso ya sabéis que se puede controlar con la cantidad de aceite con la que se prepara la salsa).
   El queso recomiendo que no sea tipo "Tranchete", mejor que sea un queso para sandwich, pero no tan "suave". El bacón a mi me gusta un poco tostado, pero eso ya va en gustos.
   Si os apetece simplificar, siempre se puede calentar un poco el pan antes de hacer el montadito y comer diréctamente sin pasar por el grill.

Apuntes:
   Por lo que veo, estamos ya casi todos de vuelta de Semana Santa!! Bueno, casi todos, porque la receta que tenía pensado poner esta semana en el blog sigue de vacaciones... Sí, tenía pensado prepararla en Sevilla, en casa de mi hermana, aprovechar y hacer unas fotos para poder ponerla, pero al final hubo cambio de planes y dijo que quería comer kebab casero (aquí la receta), y claro, no me puedo negar a dar gusto a la hermana pequeña...
   Eso sí, llevaba tiempo con ganas de poner aquí uno de los montaditos que más me gustan de todos los que ponen en Sevilla, por no decir el que más, el montadito "Piripi" de la bodeguita Antonio Romero. Es una delicia, en casa lo preparo mucho desde que hace años descubrí ese sitio.


   Ahí tenéis la foto con las dos direcciones que tienen en Sevilla, yo voy al que hay en la calle Gamazo, por si os interesa. Y por cierto, los camareros son simpáticos a rabiar!!
   En fin, que ya les he hecho demasiada publicidad para lo que me pagan, que es NADA, pero es que me gusta tanto que no me puedo resistir!! Por cierto, la foto de los dos "Piripis" la he hecho yo, pero en su bar. Son los dos últimos que pedimos antes de volver a Madrid. Hubiera puesto la foto de los que yo hago en casa, pero preferí poner esta. Y como dicen muchos, la foto la he hecho con el teléfono...

   Y ahora un resumen de mi Semana Santa... Ha tocado Sevilla!!! Muchos sabéis que he vivido en esa maravillosa ciudad muchos años, tengo allí a mis hermanas y a mis sobrinos, que por cierto, Carlota ya tiene un mes!!! Queréis ver la carina de la peque?? Está para comérsela!!!


    No os dejéis engañar por la foto, parece que está redondina, pero no, es que está tan felíz cuando está cogida por su tita "Padawan" que se pone más ancha que larga!! No voy a hablar más de mi sobrina (hasta la próxima vez), porque entonces se me junta la receta de esta semana con la del domingo que viene o más...

   Y antes de despedirme, os digo que recomiendo la Semana Santa de Sevilla a todo el que no la conozca, merece la pena. Tanto para los creyentes como para los que no lo son, os la recomiendo de corazón.


   Lo mejor de este año es que ha hecho un tiempo maravilloso, sol, una temperatura envidiable y se han podido ver todas las procesiones en la calle, aunque os cuento una cosilla que escuché en la iglesia del "Cachorro". Decía una señora que ella estaba rezando para que lloviera, porque le daba muchísima pena que saliera a procesionar.
   ¿Recomendar algo en Semana Santa en Sevilla? Todo!!! Pero tengo la casa en Triana y el barrio tira... Ya digo que ver procesionar al Cristo de las Tres Caídas y a la Esperanza es impresionante... Verlos aparecer por la calle Pureza hacia el puente de Triana... Mira, que lo dejo, porque como empiece a subir fotos, entre mi sobrina y las que tengo de pasos, nos llega el día del Corpus y sigo aquí contando cosas!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

martes, 15 de abril de 2014

Salmón glaseado


Ingredientes:
- 4 rodajas de salmón.
- 15 ml. de aceite de oliva virgen extra.
- 45 ml. de sirope de arce.
- 30 ml. de bourbon.
- 45 gr. de mostaza.
- Sal.
- Pimienta negra.
- Aceite para la sartén.
Elaboración:
   En un cuenco pon el aceite, junto con el sirope, el bourbon, la mostaza, la sal (al gusto) y la pimienta. Bate con una varilla o con un tenedor hasta que la mezcla esté bien ligada.
   En una fuente coloca las rodajas de salmón y echa por encima la mitad del glaseado, da la vuelta y añade la otra mitad. Deja reposar al menos una hora.
   Pasado el tiempo de reposo, pon un poco de aceite en una sarten o plancha y coloca las rodajas de salmón. Echa por encima un poco del glaseado que habrá en la fuente. Hazlas por un lado a fuego no muy fuerte y cuando estén doradas, dales la vuelta y termina de hacerlas por el otro lado. No digo tiempo porque depende de lo que os guste de hecho el pescado.
   Puedes acompañarlo con unas patatas cocidas y salteadas después en mantequilla y alguna hierba o con cualquier otra verdura que guste en casa.

Notas:
   Otro plato sencillo, verdad?? Vamos a hablar del glaseado. Puede que a algunos les resulte algo complicado encontrar el sirope de arce, aunque me atrevo a decir que ya lo hay en casi todos las tiendas medianamente grandes. Si no lo encontraseis y aunque cambiaría el sabor del plato, se puede cambiar por miel. Lo mismo sucede con el bourbon, si no se encuentra, siempre se puede poner un poco de whisky, aunque también variará el sabor. Y no, la mostaza no se puede cambiar por kepchup!! Jejejeje...


   Por cierto, esto también se puede utilizar para aliñar ensaladas, eso sí, siempre que no la vayan a tomar niños, puesto que por poco que lleve, recordemos que tiene alcochol. En la foto está claro que se ve a la izquierda todos los ingredientes separados y a la derecha una vez que están ligados.


   Sí, en la foto aparecen dos, pero es que en casa somos eso, dos y los pongo a macerar en un plato cuando es un antojo de última hora. Cuando planifico esta comida con tiempo, los pongo en una fuente, lo tapo y al frigorífico a que maceren con tranquilidad. A la derecha podéis ver lo que digo de echar por encima el glaseado una vez que están en la sartén, aunque no hay que echar todo si no queréis.





   Y ahí el resultado cuando le das la vueta. Como veis, se carameliza un poco y queda riquísimo!! Ya os digo que el tiempo es al gusto y depende siempre de la intensidad del fuego. La cantidad de aceite en la sartén cuando se pone el pescado es mínima, tan sólo un chorrito  y bien extendido.
   Por cierto, este plato se puede hacer en una barbacoa. Con el aroma de las brasas queda también muy bueno. Eso sí, ahí tenéis que tener cuidado de que no se rompa y siempre hay que tener la rejilla muy bien engrasada.

Apuntes:
   Otro domingo más que no he podido publicar, pero aquí estoy de nuevo. Esta vez tengo excusa, he tenido un acontecimiento familiar en Galicia, la boda de Alberto y Naira. La verdad es que ha estado genial, la novia iba guapísima, con un vestido muy bonito y el novio iba también genial, pobre, que nunca se habla de los novios y bien guapo que iba!! Eso sí, no se le ocurrió otra cosa, que torcerse el pie el día antes de la boda, pero aún así, llegó andandito y casi sin cojear. El padrino molón, molón (una pena que no se le vea bien. Ya conseguiré alguna foto decente) y Geli, la madrina, iba impresionante!!


   La comida genial, empezó con un cóctel en los jardines del pazo, con unas tablas de queso, una empanada de maíz buenísima, foie de rape, unas brochetas de pollo, croquetas de centolla, jamón ibérico, que por lo rico, seguro que era de mi tierra y pulpo "á feira" si queréis, aquí está la receta). La verdad es que había más cosas, pero tengo que encontrar la foto del menú, que no sé ni por dónde anda!! Después, en la mesa tocó comer centolla, que por cierto, estaba de traca!! También una rica ensalada de bogavante, el típico pero refrescante sorbete de limón, una vieira que estaba en su punto, acompañada de una crema de patata buenísima, una lubina rellena (estaba divina) acompañada de tartaleta de calabacín (con la tartaleta nos reimos un montón, ya sabéis uno suelta una tontería en la mesa y para qué queremos más...) y un jarrete de ternera estofado, con una salsa para mojar pan que daba la hora. De postre una tartita con un helado de frutos rojos y un vasito con una especie de crema que estaba buenísimo!! Vino, cava y esas cosas para aburrir, porque además nos tocó en nuestra mesa un camarero que siempre estaba pendiente de que no faltase nada, lo que tiene su peligro, porque el chaval era super discreto echando vino y realmente así no controlas lo que bebes, pero vamos, que sacamos nuestra parte...




   Una cosa muy original fue la forma de decir a los invitados en qué mesa estaban sentados. Fue con un vídeo. Salía el nombre de la mesa, a nosotros nos tocó la mesa "manzana" y después salía una foto junto con el nombre de cada uno de los que íbamos sentados en ella. La verdad fue toda una currada. Aunque más tarde sacaron un panel con todo puesto, porque imagino que algún despistadillo tuvo que haber por ahí que no se viera en las fotos. Y una de esas pizarras está guardada para mi, pero va a tener que esperar en Pontevedra...


   De recuerdo de la boda dieron, a los chicos una petaca (llenas unas de whisky y otras de ron) y a las chicas un marca páginas, personalizado cada uno con nuestro nombre grabado.


   Y después la barra libre, con chuches y mesas dulces para los más golosos, baile hasta las cuatro para unos y hasta las seis para los más valientes (yo me fui a las cuatro, porque creo que me voy haciendo mayor). También hubo "bailarinas" para que las chicas no sufrieran mucho con los tacones (oye, vi dos o tres con unos taconazos tan altos que tenían que llevar un arnés de seguridad!!).


   Por lo demás, pues otro fin de semana más en Pontevedra, disfrutando de los paseos por sus calles, comiendo empanada hasta no poder más (mi suegra es una maestra haciéndolas) y aperitiveando en los "ratos libres"... Bueno, no os entretengo más, que sé que llego con retraso!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!

domingo, 6 de abril de 2014

Po'boy de gambas


Ingredientes:
- 240 gr. de gambas peladas.
- Lechuga.
- Tomate.
- Pan de baguette.
Salsa Remoulade (pincha aquí para ver la receta).
- 2 ó 3 cucharadas de sazonador cajún (pincha aquí para ver la receta).
Elaboración:
  Pon las gambas en un cuenco y añade el sazonador. Mueve todo bien para que se mezcle perfectamente. Deja unos 15 ó 20 minutos para que cojan bien el sabor. En una sartén, pon un chorrito de aceite y saltea las gambas hasta que estén hechas.
 Mientras que las gambas cogen el sabor del sazonador, abre las baguettes al medio, pon un poco de la salsa Remoulade en una parte del pan y extiende. Pon lechuga partida y el tomate en rodajas. Cuando estén las gambas hechas, colócalas encima del tomate y añade un poco más de la salsa. Cubre con la otra parte del pan y sirve caliente.

Notas:
   Antes de nada decir que con esa cantidad de gambas, comen perféctamente  cuatro personas. Lo único que hay que tener en cuanta es disponer de pan suficiente. Podéis hacerlo en baguettes grandes, partiendo los bocatas del tamaño que más os apetezca o en baguettes individuales. Al gusto.


   En la foto de arriba podéis ver la cantidad que entra en las cucharaditas que echo. No os engañéis por la foto de la derecha, ahí hay la mitad de las gambas de las que pongo en los ingredientes, pero es que nosotros sólo somos dos.


   Así es como va el montaje del bocadillo, más simple no puede ser, pero ya sabéis que me gusta fotografiar todo, porque así (casi) nunca quedan dudas.


    No hace falta hacer las gambas en mucho aceite, con un chorrito bastará. Por cierto, se pueden preparar de dos formas, la primera como os lo pongo en la foto, es decir, salteadas. La otra es rebozarlas y freírlas. Es muy fácil también, pero tendrán algo más de grasa. Eso sí, está buenísimo!! A las gambas se les pone el sazonador y se dejan un rato y después se rebozan primero en huevo (podéis cambiarlo por buttermilk) y después en una mezcla de harina de trigo y harina de maíz. Se fríen en aceite bien calentito y antes de poner en el bocadillo, se escurren bien. Probad de las dos formas y quedaros con la que más os guste.

Apuntes:
   Espero que os guste este bocadillo famoso en la cocina criolla, es una delicia. Si os apetece se puede hacer con pescado frito, o también con carne, como más os guste. Si os digo que si lo hacéis con pescado, está mucho más rico rebozado y frito.

   Hoy no voy a contar ninguna historia, tan sólo os diré una cosa, disfrutad de la vida todo lo que podáis, mañana puede que no podamos hacerlo por mil circunstancias... Querido Jesús, te has ido de nuestro lado sin hacer ruído, dejando aquí una maravillosa mujer y dos hijos fantásticos, pero creo que has disfrutado al máximo de ellos y de todos los amigos que te han rodeado. Te echaré de menos.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!


Sazonador cajún


Ingredientes:
- 9'5 gr. de sal.
- 7 gr. de pimentón. 
- 3 gr. de ajo en polvo.
- 1'5 gr. de cebolla en polvo.
- 0'5 gr. de orégano.
- 3 gr. de cayena molida.
- 1 gr. de tomillo.
- Unos golpes de pimienta negra molida.
Elaboración:
   Mezclar todos los ingredientes y guardar en un tupper para usarlo en diferentes recetas.

Notas:
   Os pongo una foto de una cuchara que de contenido son 5 ml., para que os hagáis una idea de lo que se necesita para la cantidad de cada ingrediente.


   En cucharaditas son: 2 de sal, 2 1/2 de pimentón, 2 de ajo, 1 de cebolla, 1 de cayena, 1 de orégano, 1 de tomillo y unos golpes de pimienta negra. Todo esto es por si no tenéis una báscula de precisión, aunque por lo que cuesta, os recomiendo que os la compréis, es muy práctica para pequeñas cantidades.

Apuntes:
   Aquí os iré poniendo los enlaces de las recetas en los que utilice esta mezcla de especias:
Po'boy de gambas.

   

lunes, 31 de marzo de 2014

Salsa Remoulade


Ingredientes:
- 100 gr. de mahonesa.
- 2 pepinillos.
- 10 alcaparras.
- 5 gr. de mostaza.
- 50 gr. de cebolla.
- 1 ajo.
- 5 ml. de zumo de limón.
Elaboración:
   Pica los pepinillos, alcaparras, cebolla y ajo lo más pequeño que puedas. En un bol pon la mahonesa junto con la mostaza.
   Mezcla todo, incluído el zumo de limón (si no te gusta muy ácido, pon primero la mitad de la cantidad para probar, si ves que admite más, añade el resto) y deja reposar en el frigorífico hasta que se vaya a utilizar.

Notas:
   Vamos a ver si "adornamos" un poco la receta de hoy... Si os apetece darle un toque distinto se le puede añadir a la salsa un par de anchoas picaditas, también un poco de pimentón y algo de cayena. Hasta horseradich si os apetece, pero con los ingredientes puestos arriba va sobrada para la receta de la semana que viene, que es cuando la vais a necesitar. Con cilantro fresco picado también queda muy rica, eso ya va en gustos. Mi consejo es que vayáis probando hasta dar con vuestra Remoulade perfecta.


   Os pongo esta foto para que os hagáis una idea de lo que abultan cinco gramos de mostaza, vamos, es como un pegotín de nada. Si no tenéis peso, 100 gramos de mahonesa vienen a ser tres cucharadas bien colmadas.


   En la foto podéis ver el tamaño de los pepinillos, como véis son de los pequeñajos. También podéis ver el grado de triturado que tienen los ingredientes. Además de un trozo de mi libreta de recetas, jejejeje...

   Es una salsa excelente para acompañar pescados, carnes, verduras... Pero si es que está buena con todo!!!

Apuntes:
   Lo sé, y sé que ha pasado más veces, estar una semana entera para publicar esto. Pero es que este mes trae cinco domingos y sabéis que es el día que suelo publicar. Inconvenientes? Ninguno. Ventajas? Pues que aprovecho y así pongo por separado la salsa que será necesaria para la receta de la semana que viene!!! Claro, está todo pensado.

   Hoy no me voy a enrollar mucho, este fin de semana ha tocado estar en el pueblo físicamente y en Sevilla con la mente y el corazón... Qué sustos te puede llegar a dar la vida en ocasiones, pero gracias a Dios, casi siempre se queda, como en este caso, en un "susto".

   Ya tengo modelito para la boda que tengo en un par de semanas en Galicia, se casa el primo Alberto y vamos a ver si al menos nos pone una gambilla en el plato... Bueno, en realidad llevo dos trajes, porque aún no tengo claro el que me voy a poner. Depende del día que salga, así decido uno u otro. Cuando llegue el momento y si consigo salir decente en alguna foto os la enseñaré por aquí.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

martes, 25 de marzo de 2014

Tirnak Pidesi


Ingredientes:
- 230 gr. de harina de trigo.
- 10 gr. de levadura fresca de panadería.
- 5 gr. de azúcar.
- 2'5 gr. de sal.
- 125 gr. de agua.
- Harina integral para espolvorear.
   Para untar el pan:
- 25 gr. de yogur natural.
- 25 gr. de agua.
- 1 yema de huevo.
- Semillas de Nigella o sésamo.
Elaboración:
   En un vaso disuelve la levadura en el agua templada. Mientras que va "despertando" la levadura,  mezcla en un bol grande la harina, el azúcar y la sal. Añade la mezcla de agua y levadura y amasa bien unos 10- 15 minutos, hasta que no se te pegue a las manos. Puedes hacerlo dentro del bol o pasarlo a la encimera y amasar en ella, como te resulte más cómodo. Pero no necesitará más harina.
   Cuando esté bien amasada, pon en el bol y tapa con un paño. Deja reposar una hora. En ese tiempo debe doblar el volumen.
   Pasada esa hora, espolvorea la encimera con harina integral, desgasifica la masa y estira con un rodillo, intentando que quede una forma redondeada y fina, de medio centímetro más o menos. Pasa la masa a la bandeja del horno (preferible con papel de hornear).
   Mezcla el yogur con el agua y pincela la superficie del pan. Deja reposar media hora más o menos. Bate la yema. Pincela el pan otra vez y con ayuda de un cuchillo o un cortador, haz cuadrados, siempre llegando hasta el fondo pero no hasta los bordes. Espolvorea las semillas por encima.
   Precalienta el horno a 190ºC y mete el pan entre 15-20 minutos, hasta que veas que está dorado. Sírvelo templado.
  

Notas:
   Empecemos por la masa, como digo, con una hora de reposo hay suficiente. Si es cierto que dependerá de la temperatura de la cocina, eso sí, siempre bien tapado para que no cree costra. Cuando lo paséis a la encimera y lo desgasifiquéis, tendrá más o menos el tamaño inicial.


   Para estirar la masa, que recomiendo la pongáis en la encimera con forma de bola para que os cueste menos trabajo estirarla con forma redondeada, es bueno, aunque no imprescindible, espolvorear con harina integral, de esa forma tendrá más sabor el pan, aunque si no tenéis, os valdrá la misma harina con la que habéis hecho la masa. Ahhhhh, antes de que se me olvide, la harina que se utiliza en esta receta, es la harina con un 10% de proteína, no olvidéis que lo suelen poner en los laterales de los paquetes.


   En la foto de arriba a la derecha se ve el pan ya en la bandeja con la mezcla de yogur y agua. Ahí tenéis dos opciones, la que digo en la elaboración, es decir, dejar reposar media hora (no hace falta taparlo) y después pincelar con la yema batida, o diréctamente hacer una cosa detrás de otra y al horno sin reposo, de las dos formas queda muy rico. También podéis hacerlo de las dos formas y a partir de ahí decidir lo que más os guste.
   Como véis yo hago los cortes con un cortador de pizza, es lo mejor, porque me hace un corte limpio y no me mueve la masa. Si miráis, no llevo el corte hasta el final.


    En la foto de abajo a la izquierda se ve el resultado de los cortes. Otra forma de hacerlo es con los dedos, apretando hasta el fondo, pero a mí me encanta hacerlo así porque una vez hecho, te facilita bastante el corte del pan.


   Y por último, las semillas. Hay dos formas de ponerlas en el pan, como lo hago yo, es decir, primero pincelo el huevo y después echo las semillas o mezclando semillas y huevo y pincelando la mezcla. Yo lo hago de la primera forma, porque así sé que se quedan repartidas de forma uniforme, pero queda bien de las dos manera.

Apuntes:
   Empezando por el principio, como se suele decir, primero dar las gracias a Taki, que es quien me dio la receta de este pan. Veréis que por el nombre no es de Cuenca, aunque podría ser, pero no, no, no, Taki es de Turquía, y por eso hoy toca este pan tipiquísimo de allí con el que poder comer el döner kebab de la semana pasada (aquí la receta). Mirad, un día me dio una receta muy famosa de allí, se llama "Iskender Kebab", se hace con este pan y además lleva la carne, salsa de yogur, bulgur, tomate frito y mantequilla fundida. Un día os la pondré con más detalle para que probéis una cosa rica de las "güenas"!! Familiarmente podéis llamar a este pan tan sólo como pan "Pide", que así es en plan resumido.

   A ver, que no cunda el pánico!!! Sí, en los ingredientes he puesto la Nigella, que son unas semillitas con un toque de pimienta muy rico y fresco. A los que vivís en Madrid o alrededores, decir que estas semillas se encuentran en mi tienda de especias favoritas, la tienda de Spicy Yuli, en la calle Valverde. Si le decís que vais de parte de Pilar, de La Cocina de Padawan,  no os hará descuento, pero seguro que os dedica una gran sonrisa!!! Jejejejejeje...
   Si no las encontráis, no hay problema, porque con sésamo está también buenísimo!! Y si tenéis semillas de amapola tambien se le puede espolvorear por encima.

   Y bueno, ahora os explico el motivo por el que he tardado un par de días más de lo normal en publicar la receta, y es que he tenido los brazos sujetando a mi nueva sobrina (la primera niña, que los otros son todos nenes...)


    No me digáis que no es una preciosidad?? Se llama Carlota y nació el jueves. Por varios motivos no he podido ir hasta el sábado a conocerla, pero en cuanto llegué a Sevilla y se lo expliqué, la niña lo entendió perfectamente!!! Es tranquila, come, duerme, llora poco, por no decir nada. Tan sólo "gruñe" un poquillo cuando va teniendo hambre, pero en eso ha salido a su tía... Tenía dos opciones, enseñar una foto con los ojos abiertos o esta bostezando y por ahora me quedo con esta, ya os enseñaré alguna más adelante... Ainssss, me ha costado trabajillo dejarla en Sevilla con sus papis y su hermano, no entiendo el motivo por el que no me han dejado que me la traiga... Vaya padres, amooooossss qué!!! Al final me quedo con las ganas de que se llame Jimena, pero ya les he dicho que así es como yo llamaré a mi sobrina, que se vayan acostumbrando!!!



   En fin, que seguiría escribiendo de ella todo el día, pero como estamos a martes, creo que voy a publicar esto diréctamente y ya os iré contando cosillas poco a poco, para no saturar. Querida sobrina, bienvenida al mundo!!!

   Y a vosotros os emplazo aquí de nuevo el domingo, que ya sin falta vuelvo a respetar el día de la publicación. Sé que todos entendéis el retraso de esta, pero como dicen, todos los niños traen un pan debajo del brazo y mi niña ha traido este pan turco que espero hagáis!!!

   Nos vemos en cinco días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 16 de marzo de 2014

Döner Kebab casero


Ingredientes:
- 700 gr. de carne picada (ternera, pollo o cordero).
- 70 gr. de cebolla.
- 2 ajos.
- 10 gr. de sal.
- 40 gr. de pan rallado.
- 3 gr. de comino molido.
- 3 gr. de cilantro molido.
      Para acompañar:
- Pan lavash o pan de pita.
- Tomate en rodajas.
- Lechuga en rodajas.
- Salsa de yogurt.
      Utensilios necesarios:
- Una lata. 
- Una bolsa de asar. 
Elaboración:
   En primer lugar, tienes que picar la cebolla muy menuda. En un cuenco, mezcla la carne picada junto con los demás ingredientes hasta que esté todo bien integrado.
   En el bote metálico introduce una bolsa de asar. Ve cogiendo porciones de carne de unos cien gramos, aplastando como si de una hamburguesa se tratase y ve introduciéndolas en el bote, compactando con la mano, hasta terminar con toda la carne. Si las medidas están bien, debe quedar justo en el borde del bote. Cierra la bolsa de asar e introduce en el horno al baño María a 150º C durante una hora (el agua debe estar en el horno desde que se enciende). Apaga el horno y dejalo dentro 15 minutos. Saca el bote del horno y deja reposar antes de partir otros 15 minutos, para que los jugos se repartan bien.
   Saca del bote y pon en un plato. Clava un cuchillo o brocheta en la parte de arriba, para que te sirva de sujección y parte lasquitas con ayuda de un cuchillo. Si quieres darle un toque distinto y dispones de un soplete, puedes tostarlo un poco a la vez que lo vas sirviendo.
   A la hora de servirlo, puedes hacerlo de diferentes modos:
- Tal cual, acompañado de patatas fritas o ensalada.
- Con pan lavash, que es un pan tipo "tortita mexicana", para que todos sepáis a lo que me refiero, acompañado de lechuga, tomate y salsa de yogurt.
- Con pan de pita, abriendo los panes y sirviéndolo de igual forma que con el lavash

Notas:
   Bueno, vamos a empezar a explicar, en primer lugar hay que hacer la mezcla de las especias junto con la carne, esto no tiene mayor complicación, pero sí recomiendo que el ajo esté muy bien machacado (Si tenéis un explimidor de ajos quedará perfecto), de esa forma se repartirá bien por toda la carne. De nuevo hay cantidades pequeñas de algunos ingredientes, en este caso, el comino y el cilantro molido. No hay problema, es más o menos una cucharadita de café de cada una de ellas.


   Siguiente paso, formar las "hamburguesas". Como pongo en la elaboración de la receta, lo suyo es que hagáis porciones de unos 100 gr. aproximadamente, aplastándolas para darles la forma redondeada de la lata.


Y ahora lo más sencillo, suponiendo que en esta receta haya algo complicado, cosa que creo que no sucede. En la lata hay que poner una bolsa de asar e ir introduciendo las porciones de carne, apretando cada vez que pongamos una. De esta forma conseguiremos que no quede aire entre ellas. Así hasta terminar con toda la carne. Si respetáis las cantidades de los ingredientes y las dimensiones de la lata, esta os debe quedar hasta el borde. Una vez que la tengáis cerrad la bolsa (en los paquetes vienen cierres, pero a mi me gusta enrollar la bolsa sobre sí misma y enganchar el sobrante con el borde de la lata.


   Una vez que lo tengáis, se pone al baño María. No olvidéis meter el agua cuando encendáis el horno, de esa forma se irá calentando. La lata debe quedar cubierta al menos hasta la mitad. Si veis que hace falta agua, como en este caso, se le añade un poco más.


   Para los que tengáis termómetro de cocina, os digo que la carne estará hecha cuando en centro del bloque alcance los 75ºC, pero si no lo tenéis o no os queréis complicar, con los tiempos que pongo en la eleboración, quedará bien hecho.


   Os recomiendo que para cortarlo utilicéis un cuchillo de sierra, y que lo hagáis en cortes finos, tal y como lo hacen en los restaurantes de este estilo de comida.


   Y listo, ya tenéis vuestos kebab caseros!!! Tan sólo tendréis que preparar una salsa de yogurt, que es de lo más sencillo. Dependiendo de los que os juntéis a comer, necesitaréis mayor o menor cantidad, eso ya queda en vuestras manos, pero para prepararla tan sólo necesitaréis un yogurt natural, unas gotitas de limón, una puntita de comino molido y unas hojas de menta troceadas. Lo mezcláis todo bien y ya está!!

Importante:
  Para los que tenéis la olla GM, estos son los tiempos y la temperatura: 30 minutos. Programa horno. Válvula abierta, baño María hasta menos de la mitad de la lata. Dejar reposar en el agua otros 10 minutos. Gracias a Flora por adaptarla!!!

Apuntes:
   Habéis visto de qué manera tan simple se hace una comida que se puede porcionar directamente en la mesa?? La semana que viene creo que pondré la receta de un pan turco que le va que ni pintado a esta comida y que nos servirá para otras comidas de origen turco que no tardaré en poner. El pan se llama pan "Pide", es una delicia. Me dio la receta mi querido Taki, y creo que ya la tengo controlada...

   No, claro que esta receta de hoy no es mía, no, no, no... Me la encontré hace un par de años  trasteando por la red. La receta original es de Tim Hayward, pero no os voy a poner el enlace directo, voy a dejar que lo busquéis vosotros mismos, al menos por ahora, jejeje...

   Qué tal vuestro finde?? El mío ha estado muy entretenido, ha tocado morder chaparros y seguir replantando la viña. Las que quedan ya se pondrán el año que viene, por este, ya está bien...


   Y ahora voy a relajarme un rato, que después de la "tupa" de trabajar que nos hemos dado necesito poner las piernas en alto mientras me dan un pequeño masaje...

   Se me olvidaba!!! Madre mía, con el cansancio no doy más... La lata!!! A ver, las dimensiones de la lata son las siguientes:


   No, no hace falta que vayáis con la cinta métrica a la tienda, la lata es de las que en peso es de 850 gr., vamos, los que vienen a ser los "grandes" de tomate triturado.
   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!