lunes, 28 de octubre de 2019

Gachas dulces



Ingredientes:
- 300 ml de leche.
- 37 gr de harina.
- 20 gr de azúcar.
- 20 gr de miel.
- 1 gr de anís en grano.
- Pan.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Anis (opcional).
Elaboración:
   Lo primero que debes haces es freír el pan en una sartén, para hacer los tostones. Una vez fritos, se pasan a un plato con papel absorvente para que recoja el exceso de grasa. Reservar.
   Pon en una olla un chorro de aceite y echa el anís en grano para que suelte todos sus aromas. Una vez hecho, añade la harina y tuesta con cuidado de que no se queme. Cuando esté verás que ha cambiado de color.
   Añade la leche que previamente debes haber calentado y ve moviendo con unas varillas para que no se formen grumos, tal y como si estuvieras haciendo una bechamel (que realmente es lo que son las gachas, aunque en este caso son dulces).
   Una vez incorporada toda la leche pon el azúcar y la miel (en este momento es cuando, si es lo que quieres, se añade el chorrito de anís). Sigue moviendo con ayuda de unas varillas hasta que llegue al espesor deseado, pero siempre al mínimo y con cuidado de que no se te agarre al fondo.
   Una vez listas sírvelas en un cuenco, plato o recipiente que te guste y sirve acompañadas de los tostones y de un poco de canela espolvoreada.
   Si te gusta mezclar diferentes texturas te animo a que una vez servidas añadas un chorrito de leche fría, pero ojo, eso no es lo más común.

Notas:
   Empecemos con los ingredientes, os pongo foto de todos, para que podáis ver en una imagen las cantidades, que siempre ayuda si no se tiene un peso a mano.


   Como podéis ver, son ingredientes muy de andar por casa, pero es lo que tienen las recetas tradicionales.


   El pan solo necesita que no sea de ese día para que no se desmigue mucho al echarlo en la sartén. Recordemos que estas recetas son una forma de aprovechar ingredientes que nunca se tiraban y en este caso es el pan.


   Sí os digo que tengáis cuidado con quemar el pan, que el otro día estuve yo a punto de tener que parar el plan de hacer las gachas porque casi lo achicharro, pero bueno, al final pude salvarlo. Cierto, en las dos fotos se puede ver que no lo frío en una sartén inundada de aceite, pero es que tampoco creo que sea necesario, eso sí, vosotros podéis poner el aceite que consideréis necesario.


   Una vez frito, como digo más arriba lo suyo es que se ponga sobre un papel para que se quede con el exceso de grasa y no le metamos tanta pringue al cuerpo, ¿no?


   Pongo esta foto para que veais que no pongo tampoco mucho aceite en las gachas. A ver, se puede poner más y cierto es que van a quedar más suaves, pero eso lo dejo solamente para cuando hago una bechamel para hacer algo salado, que ahí sí me gusta que quede muy fina.


   En esta foto podéis ver que en el recuadro pongo una imagen de una "tbsp" enrasada con harina. Los 37 gr son cinco cucharadas siendo una de ellas un poco desmenguada. Ni qué decir tiene que la harina es algo que podéis ajustar al gusto de espesor que prefiráis pero, para mí, las gachas siempre fueron un plato espeso y contundente.


    Y ese es el aspecto de la harina tostada. Es muy importante que se haga bien, ya que de lo contrario las gachas sabrían a harina cruda y eso no lo queremos en ningún momento.



   Una vez añadida la leche, que repito, debe estar caliente (aunque sí os digo que cuando hago una bechamel salada siempre la hago con leche fría y queda escandalosamente buena y fina) y movido todo un poco, es cuando se añade la miel y el azúcar.
   También os comento que esta receta es un poco al gusto del consumidor, por lo que podéis poner más o menos azúcar según os guste. También se le puede quitar la miel, que sé que hay gente a la que no le gusta el sabor (algo incomprensible para mí).


   Y en esta foto se ve la textura final de las gachas antes de servir en el plato. Vuelvo a convertirme en "ajo" para repetir que este punto de espesor también se puede ponel al gusto. Y como he dicho en la elaboración, si os gusta podéis añadir un golpe de leche fría una vez servidas para ver qué os parece. Eso sí, jamás me pidáis que me coma unas gachas frías, el punto máximo al que llego es a comerlas templadas, si no es totalmente imposible, ya que al igual que con las gachas manchegas, en frío me parecen un engrudo.

Apuntes:
   Empiezo con algo muy importante, pedir disculpas por llevar tantísimo tiempo sin publicar en el blog y no me voy a inventar ninguna excusa, ha sido por dejadez absoluta. Alguna vez he intentado venir a publicar y al final he dicho, "anda ya, para una receta tan corta, ponla en Instagram" y allí que la he puesto (en el lateral del blog tenéis dos pestañas que os llevarán directos, una a Instagram y otra a la página de Facebook) . Imperdonable, la verdad, pero es que allí con una foto vas aviada... Aunque sí echo de menos esto, por lo que voy a centrarme (me suena que esto ya lo he dicho alguna vez que otra por aquí) e intentar poner recetillas más a menudo.

   Sé que muchos estáis pensando y preparando estos días postres de Halloween, pero reconozco que yo no soy de dedos de momia, ojos sangrantes, fantasmitas y esas cosas, que no digo que no me guste verlos por las redes (aunque satura un poco), yo soy de los postres de toda la vida, de los que hacían nuestras abuelas, como es el caso de las gachas dulces, uno de los postres más clásicos del día de Todos los Santos y que mis abuelas hacían con mimo y cariño.

   Por cierto, también os tengo que comentar que he vuelto a publicar en el canal de YouTube, que ya sabéis que tiene el mismo nombre que el blog, de hecho, esta receta se va a publicar a la vez escrita y en vídeo, por si queréis echarla un vistazo os dejo el enlace: Gachas de mi abuela

   Hay más vídeos nuevos subidos, como por ejemplo el rin-ran extremeño, el queso del pastor , la salsa remoulade , la serradura portuguesa y algunas más, que podéis ver en el canal de YouTube al que podéis ir directamente  pinchando aquí., ... en fin, algunas recetas que están ya publicadas en el blog desde hace mucho tiempo y otras que no están aquí aún, pero que subiré, ya que hay gente que prefiere leer a ver vídeos. He pensado que no estaría mal publicar a la vez en los dos sitios si se trata de una receta nueva.
   Por cierto, PIDO DISCULPAS por las fotos de esta entrada, ya que no son fotografías hechas con la cámara, sino que son fotogramas del vídeo, de ahí la calidad., pero es que pensé tarde que podría poner la receta aquí también, por lo que otro día que la prepare hago fotos en condiciones y listo.

Dicho todo esto, me despido por hoy, que ya bastante he dado el tostón no sin antes preguntar si os gustaría ver alguna receta en vídeo o bueno, también publicada por aquí si no está ya o si es de esas que se os resisten.

Nos vemos en unos días... ¡Feliz semana a todos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario