viernes, 21 de diciembre de 2012

Panettone


Ingredientes:
 Para la masa madre:
- 125 gr. de harina de fuerza.
- 11 gr. de levadura de panadería.
- 100 ml. de agua.
Para la masa:
- 250 gr. de harina de fuerza.
- 11 gr. de levadura de panadería.
- 75 gr. de azúcar.
- 100 gr. de mantequilla en pomada.
- 1 huevo.
- 1 yema de huevo.
- 50 gr. de leche.
- 25 gr. de miel.
- 100 gr. de perlitas de chocolate.
Elaboración:
    Empezamos preparando la masa madre el día anterior... Disolvemos la levadura de panadería en el agua templada. En un bol ponemos la harina y echamos la mezcla anterior. Mezclamos bien y tapamos con un papel film, dejando que fermente unas 20 horas.
   Para la segunda masa vamos a disolver la levadura de panadería en la leche. Mientras que va "despertando" ponemos en un bol la harina y echamos dentro todos los ingredientes (MENOS LAS PERLITAS DE CHOCOLATE), incluyendo la levadura disuelta en leche y mezclamos todo bien. Cuando tengamos todos los ingredientes bien integrados echamos la masa que hicimos el día anterior, desgasificándola un poco antes. Tenemos que mezclar bien las dos masas (costará un pelín, pero lo conseguiréis).
   Cuando la tengamos lista nos va a quedar una masa pegajosa, que debemos poner en la encimera para amasarla. Lo mejor es que cojáis la masa con las manos, lanzándola como de golpe a la encimera, sin soltarla de las manos la estiráis y la cerráis sobre ella misma. Así hasta que se despegue de la mesa sin problema. Paciencia, porque serán unos 20 minutos amasando si no hay mucha práctica. La masa estará cuando pase la prueba de la membrana.
   Una vez que la masa sea lisa y elástica, espolvoreamos un poco de harina en la encimera y con las manos estiramos la masa, ponemos parte de las perlitas de chocolate, cerramos, estiramos y volvemos a poner más, así hasta que terminemos con todas, de esta forma se quedarán por toda la masa. Una vez que lo tengamos listo, partiremos en dos, daremos tensión a la masa dormando una bola y pondremos la masa en los moldes de panettones.
   Dejaremos que leve en un sitio resguardado de corrientes, tapada con un papel film. Una vez que haya asomado la masa por el borde de los moldes, que puede ser entre tres horas y siete, dependiendo de la temperatura de la cocina, quitaremos el film con el que están cubiertos, dejamos una 10-15 minutillos para que haga un poco de costra y haremos un corte en cruz en la superficie. En el centro de la cruz, hay que poner un trozo de mantequilla.
   Con el horno precalentado a 170º metemos los panettones entre 30 ó 35 minutos y estarán listos. Cuidado, no se vayan a quemar... Si véis que se doran demasiado poned un trozo de papel de aluminio por encima. Yo lo pongo cuando llevan unos 15 minutos en el horno y salen perfectos!!!

Notas:
    Dudas?? Alguien?? A ver, voy a intentar solucionarlas...
   La primera masa... El aspecto que tiene que tener una vez que la hagamos es muy pegajosa, vamos, el aspecto y el tacto. No os asustéis cuando empiece a fermentar, porque parece como si se descompusiera, eso es normal. Os pongo una foto con mi mano para que veáis que es muy húmeda (hablo de la masa) y en la misma foto os pongo la mezcla de los ingredientes y de la masa una vez levada, como véis crece bastante.


   Dudas sobre la segunda masa?? Pues es sencillísimo, porque de lo único que se trata es de mezclar bien todos los ingredientes, hasta que estén bien unidos (recordad que en este paso aun no hay que poner las pepitas de chocolate, eso será más adelante). En la foto vuelve a aparecer mi mano para que también os mentalicéis de que es una masa húmeda.


   Vamos avanzando!!! Ha llegado el momento de unir las dos masas... Bien!!! Las ponemos en un bol (hay que ser prácticos y no ensuciar mucho, por lo que la primera masa la pondremos en el bol de la segunda) e iremos uniendo con paciencia, porque son dos texturas totalmente distintas, pero después de cinco minutillos estarán perfectas. Como se ve en las tres fotos de la derecha, lo mejor es meter la mano debajo de la masa, estirar y llevarla al centro.


   Y en este momento llega lo más pesado de la receta, que es trabajar la masa hasta que nos quede suave y elástica. Vamos a poner la masa en la encimera (sin harina), la vamos a coger con las dos manos, metiendo los dedos por abajo, como si fueran tenedores y sujetando por encima con los pulgares (los dedos gordos de toda la vida de Dios), la levantaremos y la dejaremos caer sobre nuestra encimera y veremos que se queda pegada, es el momento de estirarla hacia nosotros y dejarla caer sobre ella misma, así una y otra vez. Con este movimiento conseguiremos que se vaya llenando de aire y nos quedará mucho mejor que si añadiéramos harina para que no se pegase.
   Mirad, lo podéis ver bien en este vídeo de Richad Bertinet. La masa estará lista cuando no se pegue a las manos ni a la encimera. Otra prueba para saber que está lista es cortando una pequeña porción y estirarla entre nuestros dedos, si no rompe y se queda como un velo, estará perfecta!!!


   Cuando la tengamos lista vamos a espolvorear un pelín de harina en la encimera, estiraremos la masa y pondremos parte de las pepitas de chocolate, cerramos sobre ella misma, estiramos un poco y ponemos más chocolate, cerrando de nuevo sobre ella misma. Lo haremos así hasta que terminemos de gastar todo el chocolate...


   Ya está hecho lo más complicado de la receta, ahora lo único que tenemos que hacer es partir la masa en dos y ponerlas en los moldes de panettones. Dejaremos que leve en un sitio sin corrientes, como dije en la receta, hasta que asome por encima del molde como un centímetro más o menos. Dependiendo de la temperatura de la cocina tardará más o menos. A mi, una vez me tardaron hasta 7 horas en levar, pero es que la cocina estaba heladísima!!! Se trata de tener paciencia, porque al final os aseguro que se ponen bien hermosos... En esta foto podéis ver diferentes momentos del levado (tranquilos, no es que uno crezca mucho y otro poco, es que en uno puse 500 gr. de masa y en el otro el resto, pero perfectamente podéis poner la mitad en cada uno)


   Una vez que haya subido vamos a hacer un corte en cruz en nuestros panettones y vamos a poner un poco de mantequilla en el centro de la cruz y al horno como ya dije en la receta entre 30 ó 35 minutos (recordad lo del papel de aluminio si véis que se dora demasiado!!!)


   Espero que no os haya quedado ninguna duda, pero si me he dejado algo sin explicar, por favor, no dudéis en preguntar, porque os aseguro que hacer un buen panettone no tiene ningún misterio, tan solo requiere un poco de paciencia, nada más.
   Ahhhh, se me olvidaba, en vez de chocolate le podéis añadir pasas, eso sí, lo suyo es que las maceréis antes en un poquito de ron. También admite frutas confitadas en trocitos, eso ya lo dejo a vuestro gusto. En casa es  que gustan con chocolate!!!
   El tema levadura... Algunos dirán que es una barbaridad pero, según vayáis teniendo esperiencia con las masas, podéis ir bajando la cantidad, eso sí, los tiempos de espera serán mayores. Pero si es la primera vez que hacéis la receta, tal cual, que si os gusta el resultado, ya volveréis a hacerla con menos cantidad.
   Y por último, no, no se me ha olvidado pincelar con huevo, es que yo no lo hago, porque considero que queda perfecto así.

Apuntes:
   La receta de nuevo me la ha pasado Juan, mi pastelero favorito, aunque yo he añadido la miel, porque le da un toque buenísimo!!!

    Los que me seguís desde los inicios del blog sabéis que una de las bebidas con las que más disfruto es con el whisky, ya he comentado varios y hace mucho que no hablaba de ningún whiskazo, no por nada, si no porque hacía mucho tiempo que no compraba ninguno nuevo, eran todos repetidos, Macallan, Lagavulin, Glenrothes, Glenlivet, ... No sé si se me olvida alguno... Anda, pues no sé si os he hablado del Glenmorangie o del Talisker!!! Daré una vuelta por el blog y lo veré, si es que no, ya tengo un par de ellos más para que os animéis a meteros en este mundo tan fascinate.
   El otro día pasó lo que tenía que pasar, que se me antojó uno nuevo, vi la caja en la tienda y solo las letras ya me llamaron la atención y dije... Este whisky es para la menda!!! Lo siento, al igual que mi padre, para bien o para mal, me muevo por impulsos... Mi chico dice que soy igualita que papi!!!
   Dios, me enrollo más que una persiana vieja!!! Os pongo una foto con la botella para que sepáis qué whisky se trata... Ardbeg... Bestial!!!


   Lástima que tenga mi vaso especial para catar whisky en Málaga... Sin falta será lo siguiente que entre en la maleta la próxima vez que vaya. De todas formas, ya sabéis que a mi me gustan con hielo, lo sé, no es lo más ortodoxo, pero chicos, a estas alturas de la vida, me puedo permitir algún caprichito, no??
   Empecemos diciendo que la destilería está en la zona de Islay. Los whiskies de esta zona destacan por su caracter ahumado, pero al contrario de lo que pasa con su "primo" Lagavulin, en el que el ahumado destaca en exceso, en este whisky nos encontramos con un ahumado muy agradable en nariz. También destaca un toque picante y un fabuloso toque de chocolate negro. En boca aparece un toque como de salmuera, tal vez por la cercanía de la destilería al mar, pimienta, ese toque a turba que no molesta nada y un refrescante toque a pera. Tal vez en el retronasal os venga a la memoria, de manera muy suave, un toque anisado y cierto gusto a licor café... Ya me contaréis que os parece si en algún momento os animáis a probar esta delicia!!!
   Por supuesto no hace falta que diga que después de probarlo tal cual sale de la botella y aparece en la foto, le puse un par de hielos para seguir disfrutando de esta maravilla de whisky como realmente me gusta...

   Llegados a este punto solo me queda despedirme, esta vez por dar gusto a Veve, una amiga "facebuquera" voy a publicar antes la receta, para que le de tiempo a prepararla el fin de semana... Veve, esta entrada te la dedico!!!

   Con esta receta me despido hasta el 7 de enero. Aún nos quedan unos días para ser buenos y que los reyes Magos (que por lo visto ahora son andaluces, según el Papa) nos traigan algo más que carbón.
   Os deseo una feliz entrada de año y espero que a todos os vaya fenomenal en el 2013, al menos tan bien como a mi me ha ido el 2012, que con eso váis bien servidos!!!

A los creyentes... Feliz Navidad!!!
A los no creyentes... Felices Fiestas!!!
Y a los que odiáis estas fechas... Tranquilos, que para el 7 de enero no queda nada!!!

   Nos vemos a la vuelta... Espero que no faltéis a la cita!!!

Besos, abrazos y mis mejores deseos para todos!!!!
   
     

domingo, 16 de diciembre de 2012

Pastela "Khadija"

Ingredientes:
- 1 paquete de masa filo.
   
Para el pollo:
- 1 pollo (1,5 kg.).
- 1 cebolla (250 gr.).
- Azafrán: 0,2 gr..
- Azúcar :12 gr..
- Miel: 1 cucharadita.
- Vinagre: 3 cl..
- Jengibre: 1,5 gr..
- Pasas: 15 gr..
- Nuez moscada: 1 cucharadita.
- Canela: 1 cucharadita.
- Almendras: 125 gr..
- Pimienta y sal.
- Agua: 75 cl.
- Aceite de oliva virgen extra.
   
Para la cebolla caramelizada:
- 2 cebollas (500 gr.).
- 50 gr. de azúcar.
- 10 gr. de canela.
- 15  cl. de la salsa de cocer el pollo.
- Sal.
- Aceite de oliva virgen extra.

Para adornar:
- Canela en polvo.
- Azúcar glas 

Elaboración:
   Antes de nada es importante tener preparada una buena "mice en place" para que no se nos olvide nada...
   Empezaremos preparando el pollo. Picamos una cebolla y la pochamos en una olla. Una vez que esté tierna añadiremos el pollo salpimentado, partido en cuartos y sin piel. Cuando la carne haya cogido un color blanquecino (es preferible que lo tengáis medio tapado y destaparlo tan solo para ir moviendo de vez en cuando) añadimos las especias (TODO, EXCEPTO LAS ALMENDRAS) y el agua. Una vez que empiece a cocer, tapamos y dejamos 30 minutos a fuego medio.
   Cuando el pollo esté listo lo sacamos de la olla, dejando que temple un poco antes de  desmenuzarlo para no quemarnos los dedillos y colamos la salsa.
   Para aprovechar el tiempo, mientras que se el pollo se cocina tostaremos un poco las almendras, poniendo un poco de aceite en una sartén  y poniendolas al fuego hasta que cojan un poco de color. Cuando enfríen las picaremos.
    Mientras que templa el pollo vamos a preparar la cebolla caramelizada... Partimos la cebolla en juliana no muy fina. La pochamos en una sartén con un chorrito de aceite,  3 cucharadas de azúcar y 2 de canela. Damos unas vueltas para que se impregnen bien antes de echar la salsa del pollo. Lo tendremos a fuego alto hasta que empiece a hervir y después lo pondremos a fuego lento y tapado. Lo mantendremos unos 20 minutos al fuego.
   Una vez que esté listo vamos a mezclar el pollo desmenuzado y la cebolla caramelizada, añadiendo el resto de la salsa a la mezcla, con lo que conseguiremos que el pollo tome de nuevo sabor. Pasada media hora vamos a escurrir la mezcla, para que nos quede seca y llegados a este punto y una vez escurrido todo añadiremos las almendras tostadas, mezclando todo perfectamente.
   Para montarla pondremos las hojas de masa filo en forma de abanico, reservando 2 hojas para el final. En el centro vamos a poner el relleno, dando una forma redondeada ( si os resulta más sencillo lo podéis hacer en un molde) y poco a poco vamos a ir cerrando las hojas sobre la mezcla del pollo. Si véis que se os "escapan" los bordes de las hojas las podéis pegar con ayuda de un poco de aceite con una brocha. Cuando estén todas las hojas bien cerradas vamos a poner por encima las dos que teníamos reservadas, de esa manera no se verán los pliegues de las otras hojas y quedará más bonito.
   Meteremos la pastela en el horno a 180º unos 10 minutos, con calor arriba y abajo,  cuando esté dorada la sacamos, dejamos templar un pelín y espolvoreamos canela y azúcar glas al gusto.
   Servimos caliente o fría ( Es cierto lo que me dijo Lourdes, está mejor calentita).

Notas:
   ¿¿Os han quedado claro todos los pasos?? Espero que sí, aunque no las tengo yo todas conmigo...
Sabiendo que podía pasar, os voy a poner algunas fotillos para ver si lo hacemos más sencillo...
Empiezo con el tamaño del pollo (sin piel, recordad) y el tostado de las almendras. Como podéis ver en la foto, yo he ahorrado trabajo y esta vez las he comprado ya picadas, es comodísimo, aunque si os gusta encontar trozos más grandes lo suyo es que las compréis enteras...


    Sigamos... En esta foto os enseño por una parte el color blanquecino que debe tomar el pollo y por otra las especias, para que os hagáis idea de las cantidades, no sé si tenéis en casa báscula de precisión y una imagen supongo que os ayudará. Os cuento que las pasas las metí en una bolsita de cocción, para no tener después que separarlas de la cebolla. Si no os gustan mucho no le pongáis, pero la cantidad que yo he puesto es tan pequeña que hasta a mi chico, al que no le gustan se las ha comido sin rechistar...


   El pollo una vez que lo tengamos listo, como ya he dicho en la receta, lo pondremos en un bol y colaremos la salsa, eso no tiene complicación, ¿¿verdad??. Después lo desmenuzamos y le echamos las pasas con las que ha hervido.


    La cebolla irá en una olla o sartén que se pueda tapar. En la foto os enseño el grosor, el aspecto casi del final y una vez que está añadida a el pollo desmenuzado.


   Es importante que después de macerar se escurra bien, para que la masa filo no se ponga blanda. Lo mejor es escurrirla con un colador y una vez que esté escurrida será el momento de añadir las almendras...

   Llega el momento de dar forma a nuestra pastela!!! Paciencia, que lo más pesado está ya hecho... Ya he dicho que lo normal es hacerla en un molde, bien, pues como yo no soy normal lo he hecho directamente en la bandeja del horno y por supuesto estando del revés... ¿Porqué? Pues porque no considero necesario el molde... Importante, repito, que la masa está bien escurrida, eso no lo olvidéis!! Bueno, tal vez sea un paso que requiera un pelín de paciencia, pero es la parte más "artística". Recordad reservar un par de hojas para que quede bonita por arriba!!!.






   Y casi llegamos al final... Una vez que esté dorada le echaremos la canela y el azúcar glass. Si queréis podéis hacer dibujitos, así quedará como más divertida, os enseño el truquillo que he utilizado para hacer los circulitos... Unos simples minituppers!!!

    Y por último el corte!!! Madre mía qué trabajera, que dirían en mi pueblo... Eso sí, está buenísimoooooooooo... O debería ser buenísima??




Apuntes:
   La receta no es mía, la receta es de la suegra de Lourdes, una amiga a la que hace mucho que no veo, aunque virtualmente estamos siempre en contacto... Espero que esto cambie y verla en Navidad allí por la tierra de chaparros!!
   Un día le pedí la receta de la pastela y no tardó ni un plis en mandarme la receta de Khadija... He comprobado que todas las madres y suegras son iguales cuando dan recetas, especias a ojo, harinas las que admitan, ... Sí, en Marruecos, en España y en Francia seguro que es igual... Madres y suegras, tan complicado es dar una receta con cantidades exactas??!!!!!!
   Por cierto, hablando de cantidades, las podéis variar. Yo he echado lo que me ha parecido, las he pesado para que vosotros os hagáis una idea de lo que he echado, para que sirva de orientación.
   Gracias Lourdes por la recetuqui de tu suegra y sabes que estoy a la espera de esa otra de la que hablamos...
   Ya aviso, al igual que lo hizo Lourdes conmigo que la pastela llena un montón!!! Con estas cantidades comen cuatro personas bien, por no decir que cinco...

   Hoy hemos vuelto a ir al centro a comer... Sigo sorprendida cada vez que escucho la palabra "crisis", porque os juro que en los locales no cabía ni un alfiler!!!
   Sabíais que Lucio, además del restaurante, tiene una taberna casi en frente donde también ponen esos huevos tan famosos?? Yo me enteré hace relativamente poco tiempo y hoy por fin me decidí por ese lugar... Hablaré de lo positivo, los huevos estaban muy buenos!!! Por lo demás tiene bastante cosas que mejorar, pero no seré muy crítica, antes tengo que ver si también pasan ciertas cosas en el restaurante, si es así ya no seré tan condescendiente...
   También os contaré que me he comprado dos abrigos, jejejeje... No os los enseño porque esto no es un blog de moda, pero sí os digo que son una chulada!!!
   Y para rematar la tarde, antes de coger el metro de vuelta a casa, hemos hecho una parada de avituallamiento en "La Mallorquina", otro sitio imprescindible para mi, aunque para ser sincera, es preferible evitarlo estos días, porque está siempre hasta la bandera!!! Menos mal que una se curtió en esas "bullas" de Sevilla y por mucha gente que haya en los sitios, para mi siempre serán poca cosa...

   Y no digo más, que seguro que tenéis que hacer un montón de cosas y yo os tengo aquí entretenidos con mis tonterías... Espero que disfrutéis mucho de la receta de esta semana

Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!


domingo, 9 de diciembre de 2012

Bogavante con patatas "Pipo"


Ingredientes:
- 1 bogavante.
- 500 gr. de patatas (peladas).
- 1 cebolla mediana.
- 2 dientes de ajo.
- 700 ml. de caldo de pescado (más 300 ml. por si os hiciera falta).
- 1 ó 2 cayenas.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Un chorrito de brandy.
- Sal.
Elaboración:
   Lo primero que haremos será abrir el bogavante al medio con ayuda de un buen cuchillo. Separaremos las pinzas y les daremos unos golpes para que el caparazón se rompa.
  En una olla pondremos el ajo picadito con un poco de aceite de oliva  y saltearemos el bogavante hasta que adquiera un colorcillo rosado, echaremos un chorrito de brandy y flambearemos. Reservaremos.
   En esa misma olla vamos a poner la cebolla picada finamente y la vamos a saltear. Cuando esté tierna añadiremos la cayena y las patatas, que previamente habremos pelado y partido en trozos , daremos unas vueltas y añadiremos el caldo de pescado hasta que cubra esas patatas.
   Cuando ya estén casi tiernas añadiremos el bogavante que teníamos reservado y dejaremos cocer unos minutos. Hay que estar pendiente por si hiciera falta caldo.
   El último golpe lo daremos en el horno, pasando todo a una fuente apropiada hasta que gratine y forme una costra.
   Estas cantidades son para dos personas... Y no olvidéis el pan para acompañar!!!

Notas:
   Lo suyo es que preparéis el caldo en casa, con unos huesos de rape, una zanahoria, puerro, cebolla,... Imagino que ya habréis preparado alguno... Si os pueden las prisas se puede tirar de esos que ya venden preparados, pero "el cuento" cambiará!!!
   Cómo abrir el bogavante?? Sencillo, os pongo una foto y os explico sobre ella, váis a ver que sencillito...


   Empezamos clavando el cuchillo en la cabeza del bogavante, con ganas y sin pena. Con decisión vamos bajando el cuchillo hasta que lleguemos a la cola, una vez que  tengamos ese paso completado, damos la vuelta a nuestro bichito y terminamos de abrir la cabeza... A que no es nada complicado??
   Perfecto, ya tenemos al bogavante abierto, y ahora qué?? Pues habrá que deshechar una bolsa que hay en la cabeza, que esta vez yo he partido en dos, además de la tripa que recorre su cuerpo (seguro que estáis hartos de ver esa tripilla en gambas y langostinos). Lo que sí se aprovechará será el hígado de color cremita, aunque en ocasiones es verde claro y las huevas, de un color verde oscuro... Lo que aparece en la foto es esa bolsa de la que os hablo.


      No os he puesto tiempos en la receta por un motivo muy simple, depende muchísimo de las patatas que utilicéis, yo en este plato suelo utilizar patatas gallegas, son muy tiernas y se hacen en nada. Vosotros deberéis estar pendientes del guiso. Ya sabéis que una vez que esté hecho debe pasar al horno con el gratinador a tope para que forme esa costrita tan rica. ¿El tiempo? Pues también lo dejo a vuestra elección, porque a unos os puede gustar más tostado y a otros menos, jejeje...

Apuntes:
   Una cosilla sobre el bogavante, en el mercado os váis a encontrar dos tipos: Uno, el europeo, con un color azul verdoso, con manchas blanquecinas o amarillentas, que es el que aparece en la parte inferior de la foto. Otro, el americano, con manchas rojizas, que está en la parte superior de la foto.

   ¿Diferencias entre uno y otro? Pues que el europeo tiene más calidad, pero en su contra está  el precio, es bastante más caro, ya depende de vosotros la decisión de cual comprar. En mi caso esta vez ha sido el americano, el motivo no es otro que una diferencia de precio de 10 a 1...
   Como curiosidad os enseño la foto de dos bogavantes "nacionales" que me han pasado hoy, el de la derecha asusta, eso más que con un cuchillo hay que matarlo con un motosierra!!! La vitrocerámica os servirá para haceros una idea del tamaño. Pescados a pulmón en la zona de La Caridad, en el Concejo de El Franco. La verdad es que no sé en qué olla hubiera metido semejante bicho!!!


  

    Hace tiempo que no hago una cosilla y es enseñaros el vino con el acompaño los platos, sin embargo hoy me apetece hacerlo, aquí lo tenéis...


   Es un Muga del 2011 fermentado en barrica. Los que me seguís desde el principio ya sabéis que soy una enamorada de esta bodega. Las uvas de este vino son Viura y Malvasía. De color amarillo pajizo, esta vez le he encontrado aromas de piña, con un toque de miel, sí, sí, habéis leído bien, de miel. Por supuesto que también tiene un toque cítrico bastante agradable en nariz. En boca es suave, con un final largo y con una acidez que lo convierte en un vino perfecto para acompañar este plato y a un precio, que por el momento, casi todos os podéis permitir.
   El motivo por el que me he decantado por un vino fermentado en barrica es muy simple, son vinos que tienen más cuerpo, el conjunto del vino es más completo y los aromas están como más redondeados. Para mi es la mejor elección para acompañar este plato.
   Si os apetece, también os recomiendo un par de vinos más fermentados en barrica, el primero un Enate Chardonnay, que no he encontrado hasta hoy, por lo que ya era un poco tarde, eso sí, ya sé donde está para la próxima vez que haga el plato; la segunda opción es un vino gallego, Organistrum, que no está bueno, está lo siguiente!!! Era mi segunda elección, pero como fui tonta y no me lo llevé de la tienda cuando lo tenía que haber hecho, pues tuve que disfrutar del Muga, eso sí, con el cambio me he ahorrado unos eurillos...
   Espero que os guste la receta de esta semana, es sencilla, rápida y no sería un mal plato para las fechas que se acercan, aunque yo lo hago en todas las épocas.
    Lo del nombre es muy simple, la receta no es mía, la receta es de Pipo, así se le conoce en su casa y entre sus amistades y como agradecimiento he puesto su nombre en esta receta.

   Y bien, no os entretengo más, en una semana otra receta de carne, después la del dulce y sin darnos cuenta nos plantamos en otro año... Esto va muy deprisa!!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 2 de diciembre de 2012

Tartar de aguacate

Ingredientes:
- 2 aguacates maduros.
- 8 langostinos cocidos.
- 1 tomate pequeño.
- 1/2 limón exprimido.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   Abre los aguacates, saca la carne y partela en trozos cuadrados no muy grandes. Ponlo en un cuenco y añade el zumo del medio limón, mezclando con cuidado.
    Pela los langostinos y parte en trozos pequeños.en trocitos pequeños, al igual que el tomate. Al que si quieres, puedes quitar las semillas.
   Pon todo en un bol, sala al gusto y añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien y con ayuda de un aro emplata dando una forma bonita.
   Lo mejor para acompañar este sencillo plato son unas rebanadas de pan tostado.

Notas:
   El plato de hoy, como se dice en mi pueblo, no tiene mucho misterio... Pero por si alguien nunca abrió un aguacate digo como... Primero lo partís con un cuchillo al medio, eso sí, cuidado, porque dentro tiene un buen hueso. Una vez que lo tengáis abierto claváis en el hueso un cuchillo (recomiendo que sea grande), le dais un cuarto de vuelta y saldrá solo. Os pongo una foto, por si os quedan dudas...


   Bien, una vez que tenemos esto listo, lo mejor para sacar la pulpa es meter una cuchara entre esta y la piel, con cuidado, para que nada se quede atrás!!! Una vez que la tengamos fuera, lo único que tendremos que hacer será partirla en cuadraditos. El tamaño ya depende de vosotros, cuanto más pequeños, mejor quedarán. Otra foto por si hay dudas ( veréis que esta vez yo los he partido no muy pequeños, pero fue por motivos ajenos a mi voluntad...)



 
   Importante, no olvidéis el zumo de limón para que no se pongan negros!!!  Ninguna duda, verdad??

Apuntes:
   Lo sé, es una receta muy simple, lo sé, por algo lo dije más arriba, pero se acerca la Navidad y me gustan aperitivos sin complicaciones, que no necesiten mucho tiempo en la cocina, porque hay veces que perdemos el Norte y en Abril aún estamos comiendo sobras de esas fechas!!!

   A veces elegir un aguacate perfecto "tiene su miga"... Ya sabemos que está en el mercado en todas las fechas, lo difícil en ocasiones es saber cual es ese aguacate mantecoso por dentro. Lo mejor es que el frutero de confianza que tengáis os los elija, pero si un día no lo puede hacer y tenéis que elegir vosotros es importante que os fijéis en varios detallines, como que no tenga puntos negros o manchas en el exterior. Tampoco os llevéis los que bajo la presión de un dedo ceda con mucha facilidad.
   Una vez mi frutero me dijo que si los tenía que elegir yo cogiera un aguacate y lo agitase y si al moverlo  escuchaba moverse el hueso que hay en el interior, que estaría en su punto... NOOOOOOO!!! Este hombre tiene que tener un oido prodigioso, porque las dos veces que me he llevado a casa un aguacate con ese truco lo he encontrado un poco pasado de punto!!!
   Si tenéis en casa aguacates que están como balas de duros y los queréis utilizar en no mucho tiempo lo mejor es acelerar el proceso de maduración con un poquito de ayuda, será tan sencillo como envolverlo en una hoja de papel de periódico junto con una manzana o un plátano, estas frutas harán que maduren antes. Vamos, las frutas no, es un compuesto que desprenden.
   Ya sabéis que tengo en el blog la receta del guacamole, que por cierto, también es sencillísima y os animo a probarla. Y con una vinagreta de mostaza también está buenísimo!!!

   Este finde ha tocado quedarse en los madriles, el viernes hubo antojo de hamburguesas y fuimos a nuestro sitio favorito hamburguesero, THE BURGER LAB se llama (llamaba, que ya ha cerrado, lástima). Os enseño la hamburguesa, aunque no dice lo buena que está...


   Esta vez hemos comido los nuggets de pollo, que siempre acompañan con tres salsas para empezar y después, Caco pidió la hamburguesa de caballo, con laurel, tomate deshidratado, pimientos de piquillo, salsa de setas,..., rica, rica y yo, me decanté por la de avestruz, con pasas, coñac, cebolla caramelizada, salsa de queso azul,... Deliciosa!!!
   La peculiaridad de este restaurante es (era) que las mesas son compartidas, la primera vez que fui me chocó un poco, pero he ido tantas veces que ya me he acostumbrado.
   Tenemos que ir un día a una hamburguesería que nos han recomendado que se llama New York Burger, la conocéis?? No sé si me gustará más, pero ya digo que lo veo complicado...  Por cierto, hablando de hamburguesas, habéis hecho las mías de ibérico??

   Pues nada, no os entretengo más, tan solo decir que me encantaría que os gustase la receta de hoy, por sencilla, pero sobre todo por sabor.

Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

lunes, 26 de noviembre de 2012

Roscón de Reyes


Ingredientes:
- 500 gr. de harina de media fuerza.
- 100 gr. de mantequilla.
- 100 gr. de azúcar.
- 2 huevos.
- 5 gr. de sal.
- 25 gr. de levadura fresca de panadería.
- Ralladura de un limón.
- Ralladura de una naranja.
- 25 gr. de almendra en polvo.
- 2 cl. de brandy.
- 250 gr. de leche.
Para adornar:
- 1 huevo.
- Frutas escarchadas.
- Azúcar.
Elaboración:
   Lo primero que hay que hacer es templar la leche, ya sea en un cazo o en microondas, pero cuidado con la temperatura, porque si es muy elevada la levadura morirá.
   En un vaso o bol disuelve los 25 gramos de levadura en 180 de los gramos de leche que has templado y dejalo reposar mientras que preparas lo demás.
   En un cuenco grande (para poder mezclar sin problemas) pon la harina y la sal "escondida" entre ella, los dos huevos, el azúcar, la mantequilla, la almendra, las ralladuras y el brandy, mezcla todo un poco y añade la leche en la que tienes disuelta la levadura.
   Tendrás que mezclar bien de nuevo y ponerte a amasar con un poco de paciencia, al principio será una mezcla muy pegajosa, pero no desesperes, porque poco a poco se irá soltando de los dedos. Ve metiendo la mano en el fondo del bol, levantando la masa y llevandola al centro. Eso con una mano, con la otra ves dando cuartitos de vuelta al bol para que toda la masa vaya siendo mezclada. Cunado esté bien mezclado todo, pon la masa en la encimera y ve amasando "golpeando" la masa contra la encimera, estirando y plegándola sobre ella. Dependiendo de la rapidez con la que amases, el proceso podrá tardar entre 20 ó 30 minutos. Pasado este tiempo ya casi no se debería pegar a tus dedos.
   Ese es el momento en el que hay que espolvorear un poco de harina sobre la encimera y hacer una bola con la masa.
    Lo mejor en este punto es que te ayudes de una rasqueta, para ir levantándola de la encimera y dando la forma. Si ves que se pega mucho (cosa que no creo si el amasado ha sido bueno) echa un pelín más de harina. Una vez que tengas la bola, que ya no se pegará en el exterior, pero seguirá siendo muy blandita, la pones en el bol donde la amasaste, que habrás espolvoreado de harina y la tapas. Hay que dejarla hasta que al menos doble su volumen. Puede tardar unas dos horas, dependiendo de la temperatura de la cocina.
   Cuando haya levado pones de nuevo la masa en la encimera, formando de nuevo una bola y con ayuda de los dedos haces un agujero en el centro, estirando la masa hacia el exterior (como si hiceras una rosquilla gigante). Pasa la masa a la bandeja del horno (recomiendo que pongas papel vegetal para que no se pegue) retocando la forma del roscón tapa de nuevo y deja que vuelva a levar hasta doblar de nuevo su volumen (volverán a ser otras dos horas aproximadamente).
   Una vez que haya levado llega el momento de adornarlo y mientras, iremos calentando el horno a 180º. Primero lo pintas con huevo batido, eso sí, con mucho cuidado para no pinchar la masa y que se te baje!!!. Una vez que lo tengas todo pintado pon frutas escarchadas por encima (si te gustan claro), y azúcar, a la que habrás añadido unas gotas de agua.
   Mete en el horno a 180º unos 20 ó 22 minutos, con calor arriba y abajo. Con ese tiempo debería ser suficiente, pero no olvidemos que cada horno es un mundo.
   Y ya tienes listo el roscón de Reyes!!!

Notas:
     Seguro que te preguntarás que hacer con los 70 gramos de leche que no has utilizado, verdad?? Pues es muy simple... Te la bebes!!! Noooo, es broma!! A ver, si eres un novato en masas un poco húmedas te recomiendo que empieces echando la cantidad que te he dicho y una vez que controles bien el amasado "Bertinet" (lo verás en este vídeo) podrás ir subiendo la cantidad de leche de la receta hasta completar los 250 gr.. Pero no recomiendo la cantidad completa la primera vez que lo hagas, porque puedes llegar a desesperarte amasando!!
   Con respecto a la levadura, sé que muchos se echarán las manos a la cabeza al ver tantos gramos juntos, pero la receta está pensada para hacerla en muy corto espacio de tiempo. Si no hay prisa, o ya lo has hecho alguna vez, baja esa cantidad y ajustala a tu gusto o tiempo. Siempre hay que pensar que cuanto menos levadura tenga, más tiempo durará tierno, aunque aseguro que es el mejor roscón de la red a pesar del "levadurazo".
   Importante, los huevos y la mantequilla no olvides que tienen que estar a temperatura ambiente. Lo mejor es que si vas a preparar el roscón por la mañana saques las mantequilla la noche de antes y los huevos al menos dos horas antes.
   Sí, estás en lo cierto, en los ingredientes del roscón no he puesto la famosa "agua de azahar", el motivo?? Pues porque la persona que me dio la receta dijo entre bromas que es mejor "echar un relajante muscular"... Es así de gracioso!!! También tengo que decir en su defensa que no creo que sea necesaria, vosotros probad sin ella y si véis que os falta para llegar al sabor que os gusta de los roscones le puedes echar una o dos cucharaditas, aunque me gustaría que probases sin ella la primera vez. Con la ralladura del limón, la de la naranja y el brandy consigues el mismo efecto. Te enseño las ralladuras, que como verás utilizo un rallador de esos supersónicos y solo utilizo la parte de color de las pieles.


   Si haces el roscón no muy grande no olvides poner un aro de emplatar o algo similar en el centro para que no se una!!! A mi no me hizo falta, porque dejé mucho espacio en medio, pero os enseño como se pone, no vaya a ser...


   La verdad es que no creo que surjan muchas dudas, es una receta muy sencilla, pero como siempre en el Facebook pondré el álbum del roscón "casi" paso a paso. Si aun así tuvieras alguna pregunta no duces en hacerla, porque quiero que te salga un roscón del que los propios reyes Magos estén orgullosos!!!
   Por cierto, cuando digo harina de "media fuerza" me refiero a la que tiene un "10" puesto en la casilla donde pone proteínas en el paquete (disculpa la foto, pero he ido a hacerla de urgencia a la cocina por si tenías dudas...





Apuntes:
   La receta evidentemente no es mía, es de Juan Caparrós, para mi es uno de los mejores pasteleros con los que cuenta la Costa del Sol!!!
   Digamos que le he "robado" alguna de sus recetas, aunque esta me la dio con todo su cariño escrita de su puño y letra, mira...


   Pero clarooooo, como siempre andaba "pejigueando" y molestando, me la dio con prisas y se le olvidaron varios ingredientes, aunque con el tiempo me la dio enterita... Qué trabajito me costó!!!
   Hace unos dulces que te caes para atrás, voy a ver si le convenzo para que me de alguno más, aunque ya digo que tengo algunas de sus recetas "robadas" directamente de su libreta...


   Este finde ha tocado ir al pueblo de nuevo. El Sábado tocó salir al campo para que mi sobrino viera ovejas y cosas de esas que los que nos hemos criado en un pueblo estamos hartos de ver, pero que los niños que viven en la ciudad se pierden... Una pena.

   Disfrutó un montón, porque además de "robar" unas cuantas de aceitunas, vio grullas y también fue testigo de como Caco rescató a un cordero... Aun les estoy diciendo que lo suyo hubiera sido llevarlo a casa y que cogiera un poco de calor en el horno... Te enseño las grullitas...


   En fin, lo dicho, espero que si tienes dudas sobre el roscón las digas. Sé que tal vez parezca que es pronto para poner esta receta, pero para el día de Reyes queda poco más de un mes, si la pusiera en Navidad tal vez no te diera tiempo a probar si te gusta, es por eso por lo que lo pongo ahora, para que pruebes sin prisas!!!.

 Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!
 

domingo, 18 de noviembre de 2012

Empanadillas de carne y setas

Ingredientes:
- 4 láminas de hojaldre.
- 500 gr. de carne de ternera picada.
- 200 gr. de bacon.
- 200 gr. de setas.
- Queso emmental rallado.
- 1 cebolla.
- Sal.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Pimienta negra.
- 1 yema de huevo.
Elaboración:
   Picamos las setas y las salteams en una sartén con un poquito de aceite. Cuando estén echas las retiramos de la sartén y las reservamos.
   Picamos la cebolla y la sofreímos hasta que esté casi transparente. Añadimos la carne de ternera y el bacon picadito, salpimentamos y añadimos las setas que teníamos reservadas. Dejamos que se haga hasta que la carne pierda su color a crudo. Reservamos.
   Encendemos el horno para que vaya calentando mientras que formamos las empanadillas. Ponemos el hojaldre en la encimera y con ayuda de un vaso o un aro de emplatar lo cortamos del tamaño que más nos guste, en la mitad de ellas vamos poniendo relleno y un poco de queso rallado por encima. Tapamos con las otras mitades que tenemos del hojaldre, sellamos los bordes y las untamos ayudandonos con una brocha con la yema de huevo.
   Las ponemos en una fuente de horno a 190º unos 25 minutos. Se pueden servir con la salsa que más nos guste.

Notas:
   Mirad, así es como pongo yo el relleno...Como podéis ver le pongo primero el relleno y encima un poco del queso rallado, eso sí, rallado en el momento.

    Una vez que tengo esto listo, pongo encima los otros trozos de hojardre que tengo reservados y los sello con la ayuda de un tenedor...



   Una vez sellado con la yema de un huevo batida pintamos las empanadillas...





   En la foto que os pongo ahora veis que el hojaldre no se queda del todo "enganchado" en el cierre de las empanadillas. Es algo que hago a propósito, me gusta que quede así...




    Si os gusta que queden totalmente cerradas podéis poner entre las dos un poco de agua o huevo para que unan y por supuesto cerrar con más ganas las empanadillas. Eso es "a gusto del consumidor".

Apuntes:
   Si me descuido me llega el Lunes y no he puesto la receta, pero tampoco hay prisa, verdad?. Hoy no es que haya madrugado precisamente... Me he caído de la cama pasadas las 12!!! Vamos, que a misa no he llegado.
   Hoy ha tocado ir de nuevo al centro en plan dominguero, tenía antojo de bravas desde que hace unos días vi un reportaje de los supuestos 10 mejores sitios de bravas de España, como el que me cogía más a mano para los planes que tenía era el bar llamado "Las Bravas", ahí que nos las hemos tomado, mirad, así el la racioncilla que ponen, disculpad la foto, pero tampoco pensaba que la iba a terminar poniendo aquí...


      En ese sitio casi todo te lo ponen con esa salsa, tortilla de patatas, oreja, pincho moruno, ... Todo lo riegan con ella, no está mal el sitio, aunque hoy estaba especialmente lleno, no sé si por que es Domingo o porque el centro estaba lleno de gente manifestándose por algo.


   La próxima vez iré a otro de la lista esa, tal vez al "Docamar", que ese no lo conozco y me han dicho de primera mano que las bravas que preparan son muy buenas, ya os contaré. Eso sí, si váis a Almería no olvidéis ir al "Bonillo", para mi tienen la mejores bravas del mundo mundial!!!.

   Qué más he hecho?? Además de tomar el postre en plan turistilla en el Mercado de San Miguel (me encanta ir allí, tiene mucha vida, está lleno de gente casi a todas horas), ha tocado pasear por las calles del centro y después ir a por algunas cosillas al super chino que hay en la plaza de España, pastas entre otras cosas. Sé que las puedes encontrar en muchos sitios, pero me gusta curioserar por las estanterías, porque la mitad de las cosas no sé ni para lo que sirven. Lo que he comprado sí, eso sí que sé para lo que vale, jejeje...


Eso es lo que he comprado hoy, poca cosa, pero es que no necesitaba más, hubiera comprado más cosas, pero así me obligo a ir más veces. La próxima vez que vaya voy a comer en el restaurante que hay justo al lado, que me da que es más chino que el resto de los chinos que conozco.

   Y nada más por hoy, que tengo ganas de sentarme tranquilita a ver un rato la tele, si hay algo que ver, porque si no, tocará leer, a ver si consigo terminar el libro con el que llevo a rastras dos semanas.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 11 de noviembre de 2012

Marmitako

Ingredientes:
- 500 gr. de bonito.
- 500 gr. de patatas.
- 1 cebolla mediana (130 gr.).
- 140 gr. de tomate triturado.
- 150 ml. de vino blanco.
- 1 cucharadita de pimentón dulce de La Vera.
- 1 pimiento choricero.
- 700 ml. de caldo de pescado.
- 1 cucharada de perejil picado.
- Sal.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   Sofreímos la cebolla muy picadita en una olla con un chorro de aceite y un poquito de sal. Cuando esté casi transparente añadimos las patatas en dados y salteamos un poco. Añadimos el pimentón dulce de La Vera  y la pulpa del pimiento choricero. Damos unas vueltas y añadimos el vino blanco dejando cocer unos dos o tres minutos.
   Echamos en la olla el caldo de pescado y una vez que empieza a hervir lo dejamos hasta que las patatas estén casi tiernas.
   Mientras que esto se hace, en una sartén sofreiremos un poco el tomate y lo añadiremos en el punto anterior. Damos unas vueltas y añadimos el bonito en dados. Rectificamos de sal y dejamos cocer un par de minutos, añadimos el perejil picado, dejamos reposar unos minutos y servimos.

Notas:
   El pimiento choricero lo pondremos en agua para que se ponga tierno y así poder sacar la pulpa sin complicaciones.
   Porqué partir las patatas en dados?? Es costumbre en ciertos guisos... En mi casa a unos les gusta el caldo muy clarito y a otros más espeso. La forma de conseguir dar gusto a todo el mundo es haciendolo así, porque como habréis visto en la foto del inicio, el caldo queda bastante claro, para los que nos gusta más espeso tenemos la opción de "esmagar" unas patatas en nuestro plato para que espese un poco. Si en vuestra casa no tenéis ese problema y os gusta a todos más espesito una opción es cortar las patatas como "a pellizcos", de esa forma espesará el caldo mientras que cuecen. Mirad, así es como las parto yo...


  A cuchillo, en una tabla y en trozos no muy grandes, como podéis ver. Pero recordad que cortadas de la otra forma darán más cuerpo al caldo.
   El tomate lo podéis utilizar triturado (cuestión de comodidad y rapidez) o podéis pelar y picar un tomate y hacer el mismo paso de sofreír un poco.

Apuntes:
   La época del bonito llega a su fin, es más, podríamos decir que ya terminó, porque entre los meses de Mayo a Octubre encontramos su mejor época, pero sigue entrando alguno en el mercado, por lo que si tenéis oportunidad, llevarlo a casa y a disfrutar!!!

   No tengo mucho que contar esta semana, solo que una paloma se ha hecho mi amiga, no sé si tiene que ver, pero todos los días está en la puerta de casa esperando su galleta!!! El primer día no daba un duro por ella, de ahí que le diera algo de comida (no me gustan las palomas, pero me pudo la pena).


   A la izquierda la paloma el primer día!!! A la derecha según van pasando los días, cada vez más flamenca.

   Bueno, también estoy metida en una investigación importante, se llama operación "mantecao", intento dar con la receta de los mantecaos (lo siento, pero no soy capaz ni de escribir mantecado) de mi abuela, tengo sus recetas escritas, pero claro, escritas para ella, porque yo no me entero!!!
    Creo que ya he dado con la tecla de los primeros, porque para qué iba a tener solo una receta?? Noooooooooo, tiene tres distintas!!! Los de canela, los de clavo y "los otros"... Los de canela ya casi los tengo, los haré una vez más pero cuando tenga pensado ir al pueblo, para que así opinen mi madre y mi tío, a ver qué les parece. Por el momento le voy mandando fotos, pero no es lo mismo.

   Listo, no os entretengo más, ya os iré contando como van mis investigaciones. Lo mejor de todo es que ya he encontrado donde comprar el "amoniaco" necesario para hacer las galletas de "lala" (así es como llamamos a mis abuelas en casa). Que nadie se asuste, que no es el amoniaco de limpiar, es bicarbonato de amonio, una sustancia que sirve de leudante y que las abuelas nos mandaban a comprar por "pesetas", otro problema más para sacar sus recetas, porque a ver cómo averiguo lo que es en peso "tres pesetas de amoniaco" o "dos pesetas de esencia"!!! En fin...

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 4 de noviembre de 2012

Col en salsa agridulce


Ingredientes:
- 1 col.
- 10 granos de pimienta.
- 2 cayenas.
- Aceite de oliva virgen extra.
Para la salsa:
- 2 cucharadas de salsa de soja.
- 1 1/2 cucharada de vinagre.
- 1 1/2 cucharada de azúcar.
- 1 cucharada de sal.
Elaboración:
   Quitaremos las hojas mustias de la col si las tiene y la partiremos en una juliana muy finita después de lavar todas las hojas cuidadosamente.
   En un bol mezclaremos los ingredientes de la salsa, que reservaremos.
   En una sartén pondremos un chorro de aceite de oliva y saltearemos las cayenas y los granos de pimienta. Echaremos la col y saltearemos unos minutos. Echaremos por encima la salsa que teníamos reservada y moveremos para que se mezcle todo muy bien, dejaremos que cueza unos cinco minutos y serviremos caliente.

Notas:
   Las cayenas tenéis la opción de echarlas enteras o partirlas en láminas. Yo las echo enteras, así se retiran más fácilmente (por si hay alguien a quien no le resulte agradable encontrarse el picante en la boca en plan bestia...)
   El punto de este plato es a gusto del consumidor, ya sabéis que cuanto menos cuezan, más "al dente" estarán, cuidado, porque si se pasan mucho el plato pierde algo de gracia.

Apuntes:
    Sabéis que las coles ya las cultivaban los egipcios 2500 años antes de que Cristo llegase a este mundo? En la Edad Media los marineros las tomaban por la cantidad de vitamina C que tienen, lo que les protegía de padecer escorbuto (vaya nombre feo que pusieron a la enfermedad).

Col blanca

 La col blanca, que es la de la foto superior y con la que hago la receta, tiene un sabor fuerte y es de aspecto duro, es más, esa dureza nos dirá la calidad que tiene, cuanto más dura, crujiente y compacta esté, mejor será.

Col de Milán

 La col de Milán o col rizada tiene las hojas arrugadas, es de color verde y en ocasiones algo azulada. También es conocida como col Savoy (lo siento, pero no la encontré entera para poder enseñarosla).

Col lombarda

      Por último os enseño la col lombarda, muy fácil de diferenciar por ese color violeta rojizo que muestra. Tiene un sabor dulzón y normalmente es de hoja lisa. Un truquito para que no pierda ese color tan bonito que tiene es añadir al agua de cocción una cucharadita de vinagre o un poco de zumo de limón, ya que las dos nos valen para fijar el color. Y si no queréis que las demás verduras cojan ese color, tenéis que cocerlas por separado.

   Ventajas de la col? Pues que tiene mucha fibra y también es bastante considerable la cantidad de agua que contienen, por lo que hace que sean muy buenas para dietas y cosas de esas de: "No me abrochan los pantalones"!!!

   Cómo conservarlas? Pues la col blanca y la lombarda, en el frigorífico dentro de una bolsa de plástico con agujeritos en el compartimento de las verduras. Y la col rizada fuera del frigo se conserva mejor. Otra forma de conservar en congelándolas después de cortadas y blanqueadas, pero recordad que así perderán un poco ese crujiente tan bueno que tienen.

Porqué a veces tienen ese olor tan desagradable al cocerlas? Simple, porque nos pasamos de cocción!!! Debemos echar la col cuando el agua esté hirviendo y retirarla del agua cuando las hojas se empiecen a encoger.

   Poco más que contar de las coles con repollo, el día que haga una receta con una col sin repollo os digo lo que sé de ellas.

   También decir que las coles no son nada fotogénicas!!! Le di mil vueltas, le hice fotos para aburrir y nada, nadaaaaaaaa!!! Parece mentira que con lo que me gusta este plato no fuera capaz de hacer una foto decente, pero mira, así se queda, que hasta la semana que viene no pienso hacerlo de nuevo y yo la necesito para ahora mismo.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

viernes, 26 de octubre de 2012

Suízos


Ingredientes:
1ª masa:
- 90 gr. de harina de fuerza.
- 10 gr. de levadura prensada (de panadería).
- 50 gr. de agua (son 5 cucharadas soperas).
2ª masa:
- 500 gr. de harina de fuerza.
- 90 gr. de mantequilla.
- 40 gr. de azúcar.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 2 huevos.
- 6 gotas de colorante amarillo.
- 250 cl. de leche.
Para adornar:
- Azúcar para poner por encima.
- 1 huevo
Elaboración:
   Para preparar la primera masa ponemoss en un bol el agua y disolvemos en ella la levadura. Añadimos la harina y hacemos una bola, poniendola en un bol con  agua templada.
   Mientras que sube a la superficie iremos preparando la segunda masa. En otro bol ponemos 450 gr. de harina, hacemos un círculo y echamos en medio todos los ingredientes menos la mantequilla. Lo amasaremos muy bien, para que todo se mezcle perfectamente. Entonces será el momento de añadir la primera masa, que ya habrá subido a la superficie, bien escurrida y también la mantequilla. Lo amasaremos con fuerza y paciencia. Una vez que hayamos amasado bien lo pondremos en la encimera y haremos una bola con la masa. Si vemos que nos queda muy banda, iremos añadiendo los otros 50 gr. de harina que teníamos reservados.
   Espolvoreamos de harina un bol y ponemos en él la masa, echando un poco de harina por encima. Tapamos con un paño y dejamos reporsar en un sitio templado hasta que doble el volumen ( dependiendo de la temperatura de la habitación, tardará más o menos, pero de media será una hora y media)
   Una vez que haya subido, ponemos la masa de nuevo en la encimera y vamos cortando porciones de 50 gr. más o menos, dando forma a los bollos. Los vamos poniendo en la placa del horno (yo le pongo papel vegetal para que no se pegue), los tapamos de nuevo y dejamos que vuelvan a subir (esta vez en una hora más o menos estarán listos).
   Una vez que hayan levado, con ayuda de un cuchillo, tijera o bisturí, les hacemos un corte justo en la parte de arriba y en el hueco ponemos una cucharadita de azúcar. Pintamos con el huevo que teníamos reservado  y los metemos en el horno a 190º unos 20 minutos, en el que pondremos un bol con agua para que siempre haya humedad.

Notas:
   La primera masa tarda en subir a la superficie del agua unos 15 minutos, mirad, os lo enseño en una foto por si nunca lo habéis hecho...
   Os preguntaréis porqué pongo 450 gr. al principio, es muy simple, dependiendo de la harina que utilicéis, la masa os pedirá más o menos cantidad. Os aviso de algo importante, al final la masa debe quedar blandita, cuando digo que hay que formar una "bola" es una forma de hablar, porque está claro que no hablamos de una bola dura. Cuando la pongáis en el bol para levar os tiene que "costar trabajo" ponerla. Mejor os enseño una foto y véis como queda más o menos.
   Cómo hacer esa "bola" sin mucho problema?? Pues sencillo, con ayuda de una rasqueta váis levantando la masa de la encimera, echando "pizquitas" de harina para que se vaya soltando de ella. No olvidéis que cuanto más blanda enté la masa más tiernos saldrán después los suízos (si echáis mucha harina para que la masa no se pegue nada de nada ya os aviso que os quedarán durillos). Digamos que la masa la tenemos que trabajar en este punto como si "diera calambres", tocando lo menos posible, así no se nos pegará.
   DIOS MÍO QUÉ DIFÍCIL ES EXPLICAR ESTO ESCRIBIENDO!!! (A grito pelao!!!)
   Sigamos... Una vez que la masa haya levado, con ayuda de una rasqueta vamos a ir cortando trozos de masa y les iremos dando la forma de bollitos. Como he dicho en la receta, yo parto porciones de unos 50 gramos, porque queda una medida muy buena de bollo para poder comernos dos!!!

   Del proceso de levado de los bollitos no pondré foto, no la creo necesaria (aunque haré un "casi" paso a paso en el Facebook, como ya he hecho otras veces), pero sí os pondré los pasos de "adorno" de los suízos. Como véis yo utilizo un bisturí para hacer los cortes. Me resulta más cómodo que hacerlo con un cuchillo. Los compro en farmacias, aunque los hay en tiendas de menaje de cocina. Como véis, el orden es: corte-azúcar-huevo. ¿Sencillo verdad?

   En este momento no se me ocurre ninguna duda más que os pueda surgir, pero no dudéis en preguntar si no os salen, que no va a pasar, porque os van a quedar perfectos!!! Ahhhh, sí, sí, recordar lo de poner un bol con agua en el horno, para que siempre haya humedad, además, crecerán más y si tenéis dudas cuando pongo lo del colorante amarillo me refiero a ese que se vende junto con uno de color rojo y otro de color azul.

Apuntes:
    Con esta cantidad salen unos 20 suízos!!! Gracias Mario por preguntarlo por el Facebook!!!
En la bandeja de un horno estándar entran 16 sin "apretujarlos", pero yo a veces he metido todos, aunque cuando empiezan a subir parece que alguno va a empujar a los más próximos al borde de la bandeja por el precipicio...
    Para que veáis el color real de los bollos suízos cocinados os pongo esta foto, en la que de paso podéis ver el corte y como queda la masa.
     En momentos como este entiendo a mi abuela con la frase de "harina, la que admita"!!! Claro, lo malo es que la que sabe la harina que tiene que admitir es quien hace la receta, porque a veces las masas admite más harina pero no se tiene que echar y este es el caso, lo sé, sé que no dejo de dar vueltas al temita, pero quiero que os salgan perfectos!!!

   Y por primera vez y sin que sirva de precedente, publico la receta un par de días antes, para que así Veve y Teresa, bueno, también Silvia si se anima, puedan hacer estos ricos suízos para el desayuno del Domingo!!!

   No olvidéis que en la noche del Sábado al Domingo cambian la hora, a las 3 serán las 2, por lo que dormiremos una hora más. También se alegrarán los chavales que tengan que volver a las 3 a casa, porque se encontrarán con que pueden estar una hora más por ahí ( yo siempre lo hacía).
   Ayer me entretuve en hacer un "reloj" explicando el cambio de hora, si es que, cuando el diablo no tiene nada que hacer...

   Por cierto, en el Facebook pondré un "casi"paso a paso por si hubiera dudas, que no creo, con fotos de todo el proceso, aunque aquí puse las que considero más importantes.

Nos vemos en nueve días... Feliz semana larga a todos!!!