domingo, 4 de noviembre de 2012

Col en salsa agridulce


Ingredientes:
- 1 col.
- 10 granos de pimienta.
- 2 cayenas.
- Aceite de oliva virgen extra.
Para la salsa:
- 2 cucharadas de salsa de soja.
- 1 1/2 cucharada de vinagre.
- 1 1/2 cucharada de azúcar.
- 1 cucharada de sal.
Elaboración:
   Quitaremos las hojas mustias de la col si las tiene y la partiremos en una juliana muy finita después de lavar todas las hojas cuidadosamente.
   En un bol mezclaremos los ingredientes de la salsa, que reservaremos.
   En una sartén pondremos un chorro de aceite de oliva y saltearemos las cayenas y los granos de pimienta. Echaremos la col y saltearemos unos minutos. Echaremos por encima la salsa que teníamos reservada y moveremos para que se mezcle todo muy bien, dejaremos que cueza unos cinco minutos y serviremos caliente.

Notas:
   Las cayenas tenéis la opción de echarlas enteras o partirlas en láminas. Yo las echo enteras, así se retiran más fácilmente (por si hay alguien a quien no le resulte agradable encontrarse el picante en la boca en plan bestia...)
   El punto de este plato es a gusto del consumidor, ya sabéis que cuanto menos cuezan, más "al dente" estarán, cuidado, porque si se pasan mucho el plato pierde algo de gracia.

Apuntes:
    Sabéis que las coles ya las cultivaban los egipcios 2500 años antes de que Cristo llegase a este mundo? En la Edad Media los marineros las tomaban por la cantidad de vitamina C que tienen, lo que les protegía de padecer escorbuto (vaya nombre feo que pusieron a la enfermedad).

Col blanca

 La col blanca, que es la de la foto superior y con la que hago la receta, tiene un sabor fuerte y es de aspecto duro, es más, esa dureza nos dirá la calidad que tiene, cuanto más dura, crujiente y compacta esté, mejor será.

Col de Milán

 La col de Milán o col rizada tiene las hojas arrugadas, es de color verde y en ocasiones algo azulada. También es conocida como col Savoy (lo siento, pero no la encontré entera para poder enseñarosla).

Col lombarda

      Por último os enseño la col lombarda, muy fácil de diferenciar por ese color violeta rojizo que muestra. Tiene un sabor dulzón y normalmente es de hoja lisa. Un truquito para que no pierda ese color tan bonito que tiene es añadir al agua de cocción una cucharadita de vinagre o un poco de zumo de limón, ya que las dos nos valen para fijar el color. Y si no queréis que las demás verduras cojan ese color, tenéis que cocerlas por separado.

   Ventajas de la col? Pues que tiene mucha fibra y también es bastante considerable la cantidad de agua que contienen, por lo que hace que sean muy buenas para dietas y cosas de esas de: "No me abrochan los pantalones"!!!

   Cómo conservarlas? Pues la col blanca y la lombarda, en el frigorífico dentro de una bolsa de plástico con agujeritos en el compartimento de las verduras. Y la col rizada fuera del frigo se conserva mejor. Otra forma de conservar en congelándolas después de cortadas y blanqueadas, pero recordad que así perderán un poco ese crujiente tan bueno que tienen.

Porqué a veces tienen ese olor tan desagradable al cocerlas? Simple, porque nos pasamos de cocción!!! Debemos echar la col cuando el agua esté hirviendo y retirarla del agua cuando las hojas se empiecen a encoger.

   Poco más que contar de las coles con repollo, el día que haga una receta con una col sin repollo os digo lo que sé de ellas.

   También decir que las coles no son nada fotogénicas!!! Le di mil vueltas, le hice fotos para aburrir y nada, nadaaaaaaaa!!! Parece mentira que con lo que me gusta este plato no fuera capaz de hacer una foto decente, pero mira, así se queda, que hasta la semana que viene no pienso hacerlo de nuevo y yo la necesito para ahora mismo.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

12 comentarios:

  1. Como buena Gallega me encantan las coles, y esta tuya tiene muy buena pinta..............un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que están buenísimas!!!
      Un bico

      Eliminar
  2. Pues no suelo poner mucho coles, pero me gustan, pero mi marido, uf.... Ah tus coles han salido muy guapas en la foto, yo si las veo fotogénicas, jajajj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no las hago mucho, digamos que respeto su temporada, pero así tienen un toquecín diferente!!!
      Jajajajajaja... Pues hija, yo por más que las miro...

      Eliminar
  3. Cuantos consejos y que rica receta!!! Gracias por esta nota! Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Esta receta me la llevo, sin duda! que nunca se me ocurre nada diferente para cocinar la col! Un bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... Pues ya tienes una receta nueva de la que tirar!!!
      Un beso.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Está muy rica y es una forma buena para gastar las coles que nos regalan a veces en temporada!!

      Eliminar