martes, 4 de noviembre de 2014

Salsa de Coca-Cola


Ingredientes:
- 250 gr. de kepchup.
- 200 gr. de Coca-Cola.
- 60 gr. de salsa Worcestershire.
- 60 gr. de azúcar moreno.
- 4 gr. de ajo molido.
- 2 gr. de cebolla molida.
- 0'2 gr. de cayena molida.
- 5 gr. de vinagre.
Elaboración:
   Pon en un cazo todos los ingredientes (yo lo suelo hacer en el orden en el que los he puesto más arriba). Mezcla todo bien y a fuego medio cuece durante unos 10-15 minutos, moviendo de vez en cuando, hasta que veas que la espuma que se crea desaparece del todo.
   Una vez que ya no haya espuma, aparta del fuego y deja enfriar. Esta salsa sirve para acompañar pollo frito, carne hecha a las brasas... También podéis untar carne con ella y hacerla tanto en el horno como en una barbacoa. 

Notas:
    Sí, no hay nada más simple que esta salsa, pero por si hay dudas, os pongo como siempre algunas fotos para aclarar cosillas (y para hacer la entrada de hoy algo más extensa, porque es bien cortita la receta..


   Lo sé, la primera foto de la izquierda de arriba es un tanto extraña. Es la mezcla de la Coca-Cola (que vosotros podéis cambiar por cualquier otro refresco de cola, pero es que a mi es la que más me gusta) con el kepchup (el que siempre utilizo en casa es el de Heinz, aunque imagino que con otros quedará casi igual de buena, pero son manías que tiene una...) No os asustéis cuando al echar el azúcar moreno empiece a soltar "espumarajos", siempre pasa, pero se quitan al ratín (cosas del gas que tiene el refresco, o eso es por lo que imagino que pasa).


   En el cuadro de las cuatro fotos veis los distintos pasos por los que pasa la salsa. Al principio empieza a generar espumita y, según va calentando, la espuma se hace más gruesa. Según se va haciendo la salsa, esa espuma desaparece. Cuando no queda nada, es el momento en el que la salsa está lista. Ni qué decir tiene, que cuando no quede, se le puede dejar cociendo un par de minutos más. Si météis una cuchara, vais a ver que al sacarla se queda como velada (no, no tengo foto de eso, porque instintivamente, al sacar la cuchara la limpié con la lengua y no era plan de meterla de nuevo en la salsa. A ver, que sé que alguno estará pensando, pero bueno, podías haber metido otra cuchara... Pues no, porque entonces habría que fregarla y se trata de optimizar).


   Os pongo la foto del bote de Worcestershire (yo le digo salsa Perrins, como pone arriba, porque es más rápido), por si alguien a estas alturas no la conociera, aunque ya la he utilizado más veces, por ejemplo en esta lasaña que hice ya hace tiempo (pincha aquí para ver la receta). No sé si en el mercado habrá alguna otra salsa que se le parezca, pero vamos, que no tendréis problemas para encontarla en los supermercados.


   Y esta última foto es para que os hagáis una idea de lo que ocupan en volumen, los 0'2 gr. de cayena (foto de la izquierda) y del vinagre (foto de la derecha). Os recomiendo que no le pongáis mucha cayena la primera vez, a no ser que os vuelva locos el picante. Yo le pongo eso, porque a Caco no es que le guste mucho el picante y esa cantidad la soporta perfectamente. El vinagre, tanto en gramos como en mililitros, es la misma cantidad, 5.
   De cebolla y ajo molido, es la misma cantidad, una cucharadita, pero el ajo molido siempre, o casi siempre pesa más que la cebolla molida. Pero en volumen sería lo mismo.

Apuntes:
   Martes, sí, lo sé, esta vez me he colado un montón en publicar la receta, pero os prometo que no he tenido un segundo para prepararla antes y, como no soy de las blogueras que guardan mil recetas en los borradores, así me veo...

   La semana pasada estuve en Málaga, de martes a domingo. Me hubiera gustado quedar con compis panarras, pero al final ni un minuto me han dejado. De martes a viernes con mis padres y de viernes a domingo con mi sobrina.
   Con mi padre me ha tocado madrugar todos los días para ir a desayunar por ahí, con mi madre por el contrario me ha tocado trasnochar, ya que la he tenido metida en hacerme una funda para el sofá de la casa de Málaga y me daba apuro acostarme y dejar a la pobre cosiendo como una loca. Después, en las hora en las que nos tocaba estar juntos, hemos ido a pasear por ahí, a comer y a un sitio al que tenía muchas ganas de ir, a El Amasadero, a comprar harinas. En la foto siguiente estoy con Andrés, antes de decidir las harinas que me llevaba.


   Y en esta otra, están las harinas que me regalaron padre y madre, además de los banetones que también me regalaron (por cierto Andrés, si lees esto, se te olvidó meter la harina panadera que te pedí!!! Vale, menos mal que no la cobraste tampoco, juuuaaasss)


   Esas son las harinas que me regalaron (las que yo quise coger) y los tres banetones que también me regalaron. Sí, dos de ellos los estrené en Málaga, no me pude resistir... Son la caña!!!

 Y lo mejor de todo, con lo que he disfrutado como una enana, ha sido con el finde que he pasado con mi sobrina (eso sí, Caco me ha ayudado un montón).


   La torreznilla es la alegría de la huerta!! Lo primero que hace al despertar es sonreír, da gusto con una niña así. En todo el fin de semana ha llorado un total de tres minutos, por hambre, por sueño y por una cosa que se había hecho (que no voy a decir), pero por la que estaba incómoda... Ella tiene parte de culpa de que no haya tenido ni un minuto para hacer la receta. En el sofá no se la puede dejar sola y cuando la ponía en el andador, como no le gusta estar sola, se presentaba en la cocina a "golisquear" lo que yo estaba haciendo. A ver si no pasa mucho tiempo hasta que su madre me la deje otra vez!!

   Y listo, no me enrollo más, que es martes y como dicen por ahí, la casa sin barrer!!! Prometo estar pronto por aquí de nuevo. Vamos, el domingo o el lunes como mucho!!!

Nos vemos en ¿cinco días?... Feliz semana a todos!!!

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Lo está!! Espero que os animéis a hacerla!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es lo más para acompañar al pollo frito!!

      Eliminar
  3. tengo que probarla. Lo que no se es si en los super en la zona de especias hay cebollas molida, tengo que investigarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, la suelen tener en todos los super, pero si por cualquier cosa no la encuentras, me dices que te mando un bote!!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar