domingo, 9 de enero de 2011

Pudin de verduras.


Ingredientes:
- 4 huevos.
- 7 zanahorias.
- 1 brócoli.
- 1 calabacín.
- Sal.
- Perejil.
- Mantequilla.
- Pan rallado.
Elaboración:
   En una olla y por separado, cocemos en agua con sal, las zanahorias peladas, el brócoli y el calabacín pelado y partido en tiras.
   Mientras tanto, untamos de mantequilla el molde donde vayamos a hacer el pudin, ponemos papel vegetal, lo untamos también y lo espolvoreamos con pan rallado.
   En el vaso de la batidora ponemos los huevos con 5 zanahorias trituramos bien, salamos y echamos el perejil.
   Precalentamos el horno a 170º, y mientras tanto, en el molde, ponemos una capa de puré, una de zanahorias (que habremos partido en láminas ), otra de puré, el brócoli, más puré, el calabacín laminado y terminamos con la última capa de puré. Golpeamos suavemente el molde para que salga todo el aire y ponemos al baño María en el horno unos 45 minutos.
   Desmoldamos y servimos.

Notas:
   No pongo el tiempo de cocción de las verduras porque depende de cada uno, a mi me gustan "al dente", pero seguro que muchos dirían que están duras. Para que os hagáis una idea, las zanahorias van sobradas con unos 8 minutos, el brócoli más o menos y el calabacín, al ir laminado no necesita más de dos ó tres minutos, pero si lo queréis más blando, sin problema, un ratito más de cocción.
   El poner papel vegetal en el molde es para que no se pegue al fondo, es una forma de "curarse en salud", pero no es imprescindible, la verdad.
   El motivo por el que primero trituro los huevos con la zanahoria y después salo es sencilla, aun no sé el motivo, lo investigaré, pero cuando bato huevos con la sal, se quedan como aguados y no es que sea malo, pero no me gusta el aspecto que se queda, es una pequeña manía, nada más.
   Y por último, cuando hablo de tiempos de horno, siempre hablo del mío, pero en esta receta pasa lo mismo que cuando hacemos un bizcocho, si tenemos dudas, introducimos un palillo, y si sale seco, el pudin ya está.
   Se puede servir frío, yo es como lo tomo siempre.

Apuntes:
   Para inaugurar el año, que mejor que mostraros mi ginebra favorita desde hace ya algunos años, aun no he encontrado niguna que la supere...Hendrick's.


  Fue en Valladolid donde la descubrí, estaba haciendo una ruta por la maravillosa zona de Ribera del Duero, cuando en la barra de un bar escuché..."por favor, una Hendrick's" a lo que el camarero contestó..."¿con pepino ?" y el cliente, muy seguro dijo..."por supuesto". Terminé mis tapas, me tomé un café y llamé al camarero y la historia se repitió, no podía dejar de probar esa extraña mezcla, me puso la copa y dos rodajas de pepino para acompañar...sublime, me enamoró. Desde entonces nunca falta en casa.
   ¿Qué la hace tan especial?, pues no sé, tal vez sea que durante el proceso de destilación se le añade una infusión de rosas y pepino.
   También debo decir que lo primero que me llamó la atención es la botella en la que viene, me recuerda a las viejas botellas que había en las boticas.
   La he probado con diferentes tónicas, como Nordic, Feber Tree, ..., pero sin dudarlo me quedo con la clásica Schweppes y dos rodajitas de pepino. Ahh, por cierto, si os gusta el gin-tonic, probad a hacer en casa cubitos con tónica, así el combinado pierde menos. Espero que os guste y lo disfruteis.

   Prometo estar aquí de nuevo la semana que viene con una nueva receta!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada