viernes, 10 de diciembre de 2010

Los cuchillos.

   Creo que ha llegado la hora de empezar a mostraros mis imprescindibles en la cocina. Empezaremos con una de las cosas que considero más importante, los cuchillos.
   Aunque os parezca una tontería, en esto de los cuchillos, la marca, si importa. Algunas de las más conocidas son: Arcos, Müller, Solingen, Zwilling, WMF y Global, aunque hay muchas más. Seguro que si teneis pensado compraros un cuchillo encontrareis alguno que os guste dentro de estas marcas. A veces pueden parecer caros, pero no olvideis que es algo con lo que trabajareis en la cocina y con lo que os teneis que sentir cómodos, y no es una cosa de usar y tirar, es algo que os puede durar toda la vida.
   Los que muestro en la foto son los que más utilizo yo en la cocina, de izquierda a derecha:
- Cuchillo jamonero, hay algo que no me gusta de él y es que tiene el mango de madera, pero es que corta fenomenal y no voy a cambiarlo por esa tontería.
- Cuchillo de pan, después de mucho tiempo, decidí que había llegado el momento de cambiar y me decidí por uno de Arcos, fue lo mejor que hice, ahora da gusto cortar el pan de molde que hago.
- Cuchillo cebollero, la hoja de este cuchillo mide 25 cm., aunque no hace falta que sea tan grande, lo más importante es que os sintáis cómodos con él. Por cierto, este cuchillo no me costó nada, se lo "robé" a mi hermana hace ya unos años y creo que tardaré en cambiar.
- Cuchillo..., bueno, el cuarto cuchillo de la foto es una mezcla entre un cuchillo de verduras, un fileteador,..., yo lo utilizo bastante, para picar ajos, partir algo que no sea muy grande y cuando no me apetece sacar el cebollero del cajón, aunque siempre me arrepiento cuando no lo hago.
- La puntilla, que para mi es un multiusos, con ella torneo, hago pequeños cortes,...

   Algo muy importante es que los cuchillos deben estar más afilados que las katanas de Hattori Hanzo, ya que una de las cosas peores que hay en la cocina es eso, un cuchillo que no corte bien. Tampoco debemos olvidar que el pan y la piel del tomate son de las cosas que más los desafilan, pero una buena chaira o una piedra de afilar remediarán ese problema.
   Otra cosa importante es que la zona donde cortais en la cocina esté bien iluminada, yo ese problema lo solucioné poniendo dos luces en la parte de abajo de los muebles que tengo colgados en la cocina.
   Como ya dije antes, esos son los cuchillos que yo considero imprescindibles, aunque tengo alguno más, entrarían en el apartado de "pijadas de las que puedo prescindir pero que me gusta tener", como es el cuchillo para sacar lasquitas del queso parmesano, una monada por cierto.

   Cuidadito con cortarse y si eso sucede ya sabéis, agua oxigenada, algodón y nada de nervios, que seguro que no será para tanto, aunque a mi una vez me tuvieron que dar hasta puntos, pero me quedó una bonita cicatriz que me recuerda que tengo que tener cuidado cada vez que cojo un cuchillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada