viernes, 8 de julio de 2016

Rin Ran extremeño


Ingredientes:
- 1 tomate.
- 1 huevo cocido.
- 1/4 de cebolleta.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Vinagre de vino.
- Sal.
- Agua.
Elaboración:
   Pela el tomate y pártelo en gajos (si te gusta más otro tipo de corte, hazlo). Pica la cebolleta en juliana. Pela el huevo cocido y separa la yema de la clara, partiendo esta última en trozos. Pon los tres ingredientes en un plato o cuenco.
   Prepara una vinagreta utilizando el vinagre, la sal, el aceite y la yema de huevo. Bate bien hasta emulsionar. Una vez que lo tengas, añade un chorrito de agua y vuelve a batir.
   Echa la vinagreta por encima del huevo, tomate y cebolla y mueve bien antes de servir.

Notas:
   Como podéis ver, no pongo cantidades de los ingredientes de la vinagreta, ya que eso es algo muy personal. Se dice que la porporción perfecta es de una parte de vinagre por tres de aceite, pero para esta ensalada me parece demasiado aceite. De agua tampoco pongo cantidad, siempre depende de lo clarito que queráis el caldo.
    Lo que sí os recomiendo a la hora de prepararla es que primero disolváis la sal en el vinagre, ya que en el aceite es más complicado. En la foto que pongo, como veis, el agua todavía no está añadida.


   Aunque del resto de los ingredientes he puesto esas unidades, al igual que con la vinagreta, son al gusto, dependiendo de si lo queréis más equilibrado o menos. Por ejemplo, los tomates que yo utilizo suelen pesar unos 250 gr., para que os hagáis una idea.
   Si os apetece, le podéis añadir pepino y pimiento verde y añadir un puntito de pimentón de La Vera.

Apuntes:
   Este es un plato típico de mi pueblo, que preparaban los abuelos cuando salían al campo a trabajar. Es, como veis, una ensalada sin muchas pretensiones, pero que conseguía el objetivo, refrescar el paladar en las calurosas mañanas de verano. Es recomendable comerlo con cuchara, para poder tomar el caldo junto con el tomate y demás ingredientes.
   En otras zonas de Extremadura esta receta se elabora añadiendo pepino, pimiento verde y un punto de pimentón de La Vera, que le queda ideal en la vinagreta. Como casi todos los platos de la gastronomía popular tiene variaciones a la hora de elaborarla. También se puede encontrar un Rin Ran totalmente  diferente en zonas de Murcia o en Jaén, utilizando patata y bacalao, aunque hoy toca la de mi tierra.

   La verdad es que es una pena que se vayan dejando caer en el olvido algunos platos maravillosos que cocinaban nuestras abuelas, platos que son parte de la cultura de un pueblo y que me he propuesto ir plasmando en el blog para que estén a mano de todos.
   Algunos platos típicos de Extremadura ya los he puesto, sirva a modo de ejemplo estos. Clicando encima de la receta, os llevará a ella.
Escarapuche, típico de la zona de Peloche, entre otros sitios.
- Bacalao al estilo del monasterio de Yuste, que es evidente de donde viene.
Caldereta extremeña, buenísima cuando llega el frío.
Ajoblanco de espárragos, un plato que enseñaron a hacer a mi madre en Don Benito.
Flores extremeñas, una rica merienda
Perrunillas extremeñas, una fantástica receta que me enseñó Tere.

   Hay alguno más ya en el blog, pero con estos sobra para hacernos una idea. La gastronomía extremeña es muy rica y no sólo tenemos calderetas y migas (que también están en el blog). Como en casi todas las comunidades, tenemos platos muy contundentes para soportar el frío del invierno y también muy ligeros, como el de hoy, para llevar mejor esos días en los que la canícula es insoportable. A ver si al menos, una vez al mes, publico una receta de la tierra, de esas que se van dejando abandonadas al fondo del cajón...

   Y poco más por hoy, tan sólo decir que espero que os animéis a preparar esta sencillísima y refrescante receta, aprovechando que estamos en verano y apetecen cosas fresquitas. En vez de hacer la clásica ensalada, se puede preparar esto para acompañar las barbacoas que disfrutáis muchos estos días.
   Si no conocíais esta receta me encantaría que me contaseis qué os parece y si ya la conocéis, me gustaría saber cómo la preparáis vosotros, así iremos sabiendo las diferentes formas de hacerla, según la zona de donde seáis.

   Nos vemos en unos días... Feliz semana!!! Y por si me entretengo con las musarañas... Feliz Verano!!!

6 comentarios:

  1. Hola Pilar, éste plato si que es, tal cuál, lo hacia mi abuela y se sigue haciendo en mi familia, somos de Plasencia. Otros que he visto en tu blog son parecidos, pero casi nunca iguales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, es la riqueza de nuestra cocina, que a veces, incluso de una casa a otra, las recetas son diferentes.
      Me alegra verte por aquí, paisana!!

      Eliminar
  2. Buahhhh!!! En casa nos peleamos por la salsilla ...que rica !!! Mira yo le agregó también un ajo picado y una lata de bonito , madre mía !!! Las horas que son y me está entrando hambre .😃😃 Besos chula !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja... Es cierto que a veces hay peleas por el último mojeteo en el plato!! Cierto que metiendo atún está de muerte lenta!!
      Besos, bruji!!

      Eliminar
  3. Qué rico! Eso pide una buena barra de pan a gritos! Esa vinagreta tiene que estar para morirse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo!! Esta ensalada sin pan, no es lo mismo!!

      Eliminar