domingo, 27 de abril de 2014

Snickerdoodles


Ingredientes:
- 250 gr. de harina de repostería.
- 115 gr. de mantequilla.
- 175 gr. de azúcar.
- 1 huevo.
- 1 yema de huevo.
- 5 ml. de esencia de vainilla.
- La ralladura de medio limón.
- 3'5 gr. de bicarbonato.
- 1'5 gr. de sal.
- Nuez moscada.
Para rebozar:
- 2 cucharadas de canela molida.
- 5 cucharadas de azúcar.
Elaboración:
    Cuando vayas a hacer las galletas, recuerda sacar la mantequilla del frigorífico para que esté a temperatura ambiente.
   Tamiza la harina junto con el bicarbonato, la sal y la nuez moscada rallada y reservar. En un cuenco batir la mantequilla junto con el azúcar. Añade el huevo y la yema, la ralladura de limón y la vainilla. Vuelve a batir, esta vez hasta que la masa esté esponjosa. Ve mezclando los ingredientes que tenías reservados con ayuda de una cuchara o espátula. Cuando lo tengas, cubre el cuenco con papel film y guarda en el frigorífico una hora más o menos.
   Enciende el horno a 190ºC. Con ayuda de una cuchara, ve cogiendo porciones de masa de unos 20 gramos. Utilizando las dos manos, convierte esas porciones en bolitas y ve pasándolas por la mezcla de azúcar y canela. Pon papel de horno en la badeja en la que vayas a hacer las galletas. Coloca todas las bolitas en la bandeja y con ayuda de la palma de la mano, ve aplastando un poco.
   Hornea entre 11 y 13 minutos (dependiendo de si las queréis más o menos abizcochadas), a media altura, hasta que se doren los bordes. Una vez hechas, pasa a una rejilla hasta que enfríen.

Notas:
   Empiezo con la pregunta que muchos os podéis hacer ¿cuántas salen? 30 más o menos. Solucionado ese tema, empecemos con los detalles. Primero, no he puesto la cantidad de nuez moscada, porque es una cantidad muy pequeña. En la foto de abajo podéis ver la cantidad e incluso el peso que suelo poner, así os haréis una idea.


      También os enseño la cantidad de ralladura de limón y la esencia de vainilla. Por supuesto que si os apetece, admite algo más, pero os recomiendo que empecéis con la cantidad puesta en los ingredientes.


   Si tenéis una batidora de varillas os la recomiendo, porque es mucho más cómodo, pero si no es el caso, con un poco de paciencia veréis que el azúcar y la mantequilla se convierten en uno... Recordad cuando echéis los huevos y demás, batir hasta que quede esponjoso.


   Para mezclar la harina es muy cómoda una rasqueta, pero si no disponéis de ella, con una chuchara también se puede mezclar. Por supuesto que también con las manos, pero no os quejéis cuando se os quede la mano pasada!! La harina, por si alguien lo pregunta, la utilizo con un 9 % de proteína.


    En la siguiente foto podéis ver el tamaño de las bolas. Ya digo que yo las hago de unos 20 gramos, lo que permite comerte al menos un par de ellas sin mucho remordimiento... Mi consejo es que primero hagáis todas y después las paséis a la bandeja del horno. 


   Así es como yo las aplasto, con la palma de la mano, aunque también lo podéis hacer con una cuchara, con el culo de un vaso, o con lo que os apetezca y resulta mejor.


   Si tenéis un horno convencional, seguro que con un poco de maña metéis todas las galletas de un golpe. Aviso que si lo hacéis así, posiblemente se os junten al crecer en el horno, pero quedarán también genial. Si las queréis todas bonitas, mejor en dos tandas.


 Y por último, una vez frías, se podrán guardar en una lata y se mantendrán bien por una buena temporada (eso si duran, claro)

Apuntes:
    Pues hoy tenía dudas de qué receta poner, porque llevo mucho tiempo con ganas de publicar la de hoy, pero también tengo muchas ganas de poner una receta de mermelada que está riquísima. Como no me decidía, esta mañana pregunté en el Facebook qué ponía, si las galletas o la mermelada, y el resultado está claro, no?? Pues nada, la mermelada va a tener que esperar...

   Sabéis que me encantan los libros de cocina, y esta receta me la encontré en varios de los que tengo en casa. En concreto, la de hoy es del libro de Le Cordon Bleu "Galletas y Pastas Caseras". Las otras son muy parecidas, y aunque están también riquísimas, me quedé con esta por un motivo muy sencillo y es que, al contrario de las otras, no lleva cremor tártaro, lo que hace que sea mucho más sencillo hacerlas allá donde voy.

   Y cambiando de tema, qué tal vuestro fin de semana?? El mío, después de mucho tiempo, por fin es tranquilo!!! Nada de coche, nada de viajes, nada de nada!!! Sofá, tranquilidad, comer, dormir,... Vamos, para muchos un fin de semana aburridísimo y para mi, un fin de semana que necesitaba. Bueno, no voy a mentir, ayer salí antes de comer, fui a comprar harina de fuerza, que no me quedaba y cuando me levanté, lo hice con ganas de hamburguesas caseras, pan incluído, y por cierto, estaban buenísimas!! A ver si un día me acuerdo y cuando prepare los bollos le hago fotos al proceso y pongo la receta en el blog.

   Y ahora os tengo que dejar, que vamos a hacer un vídeo cortito, para dar gusto a los que dicen que algunos son muy largos (que no es así, podéis comprobarlo cuando queráis en este enlace (pinchad aquí)) y si no empezamos ya, sé que me voy a aperrear y lo vamos a tener que dejar. ¿Una pista? Pues no sé, si sabéis interpretar esto, sacaréis la receta... Nana na naaa naaaaa... Está claro, verdad??

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada