lunes, 7 de diciembre de 2015

Pastel de zanahoria o carrot cake


Ingredientes:
- 4 huevos.
- 244 gr. de harina de repostería.
- 266 gr. de zanahoria.
- 288 gr. de aceite de girasol.
- 222 gr. de azúcar caster.
- 222 gr. de azúcar moreno.
- 1 cucharadita (tsp) de bicarbonato.
- 1 cucharadita (tsp) de impulsor químico.
- 1 cucharadita (tsp) de canela molida.
- 5 gr. de sal.
Elaboración:
   Lo primero que debes hacer es preparar el molde en el que vayas a hornear el pastel, ya sea forrándolo con papel, poniendo algún tipo de grasa o como suelas hacerlo. También rallar las zanahorias y además, es aconsejable que tamices la harina junto con el bicarbonato, la canela, la sal y el impulsor químico.
   En un cuenco grande, pon los cuatro huevos junto con los dos tipos de azúcar y bate hasta que espume un poco. Añade el aceite de girasol poco a poco sin dejar de batir. Cuando acabes, añade el preparado de harina que tienes ya tamizado y mezcla bien. Una vez que lo tengas, incorpora las zanahorias ralladas y mueve para que se repartan bien por toda la masa.
   Vuelca en el molde y hornea una hora a 100º C y dos horas y media a 130º C. Deja templar antes de desmoldar.

Slow cooker: También he hecho la receta en la olla lenta, tanto con molde como sin él. Todavía estoy viendo tiempos, pero con dos horas y media queda como en la foto principal de la entrada.

Notas:
   Bueno, lo primero disculparme por no poner fotos de algún paso, pero no las tengo. La próxima vez que prepare este pastel, haré alguna y editaré la entrada, pero es que hoy, o lo hago así, o no publico.
   Sí os pongo la foto de un molde para que veáis la forma que tengo yo de forrarlos. No es el que utilizo para hacer esta receta, pero vale para que os hagáis una idea.


  El azúcar caster, por si hay alguien que no lo sepa, es un tipo de azúcar que está entre el "normal" y el azúcar glas. Si no lo encontráis tenéis la opción de moler un poco el de toda la vida o utilizarlo tal cual. El fin de usar este tipo de azúcar es para que se disuelva mejor.
   El peso de las zanahorias es ya en limpio. Se pueden rallar, o como yo, pasarlas por algún procesador de alimentos, tipo Thermomix.
 
 Lo dicho, queda pendiente la edición de la entrada esta, para completarla.

Apuntes:
   Antes de nada decir que, aunque a priori las medidas puedan parecer un poco raritas, es la medida que hago yo de la receta que me pasó Sergio ("el vasco-escocés") hace ya tiempo. Poco a poco os iré poniendo alguna de las que me ha dado. Por si queréis ver las medidas originales y así adaptarlas a la cantidad que mejor os convenga, os pongo la foto de la libreta con la receta (la libreta de Sergio, no la mía).


   Es una receta que recomiendo cien por cien, eso sí, no para comer todos los días, que tiene mucho peligro...

   ¿Sabéis que el otro día me cargué la báscula de la cocina por dejarla en la vitrocerámica y encender el fuego que no era? Pues sí, tenía mi gran olla de Le Creuset en el fuego de fuera, no vi detrás la basculita de marras y ¡¡zas!!, pensaba que estaba calentando el agua para hacer el pollo Vindaloo y, sin embargo, estaba cocinando a la pobre...


   Mejor no os cuento como me sentí, vamos, los lagrimones se pasearon bien tranquilos por mi cara, madre mía, ¡¡¡qué impotencia!!!. Caco se reía, yo lloraba y la pobre báscula ni se quejaba. Ayer, aprovechando que fuimos a ver una cosa a la zona comercial en la que está Ikea, mandé a madre un WhatsApp para ver si me regalaba el termómetro de sonda que tienen y unos programadores, pero tuve tan mala suerte que estaban agotados, por lo que cogí el termómetro y me fui en busca de los programadores a otro sitio. Mientras que los buscaba, vi un peso, normal, simple e ideal para sustituir el quemado, por lo que decidí que total, ya que estaba, también me lo podría regalar. Y al final conseguí encontrar los programadores en otro sitio. Aunque en la foto aparece uno, en el paquete vienen dos. Los quiero para utilizarlos con las ollas lentas (slow cooker), para no tener que estar pendiente de horarios.


   Mami, ¡¡¡muchas gracias por los regalos!!! Ayer se me olvidó mandarte la foto, pero aquí la tienes ya, aunque como digo, falta uno de los programadores.

   Y ahora, a ver si me pongo las pilas y voy publicando más a menudo, que tengo unas pocas de recetas pendientes y no acabo de sacarlas a la luz, como el pollo Vindaloo, un par de mezclas de especias, entre ellas, una para pasta-pizza que está que quita el sentido, unos huevos, unas galletas que me también me pasó Sergio que son una delicia, un "pulled chicken" para hacer en la olla lenta y alguna más que ahora no recuerdo.

   Y lo dicho, ya editaré la entrada con tranquilidad, cuando tenga fotos medio decentes del pastel y de los pasos a dar, aunque realmente no haga falta. La foto principal es del trocillo que queda, pero es que he pensado que o lo hacía así o iba a tardar en poneros la receta.
  
   Nos vemos en unos días... ¡¡¡Feliz semana a todos!!!

2 comentarios:

  1. Ya te vale...anda,anda...!!!

    ResponderEliminar
  2. yo me la anoto, porque creo que hasta sabría hacerlo sin ver el paso a paso, volveré de todos modos!!

    ResponderEliminar