domingo, 5 de mayo de 2013

Zanahorias aliñadas



Ingredientes:
- 500 gr. de zanahorias (ya limpias).
- 25 gr. de ajos.
- 4 gr. de comino en grano.
- 1 gr. de orégano.
- 6 cl. de vinagre de vino blanco.
- 6 cl. de agua.
- 2 gr. de sal.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   Lo primero que hay que hacer es poner a cocer agua en una olla. Mientras que se calienta vas a ir cortando las zanahorias en rodajas  de un centímetro más o menos. Una vez que empiece a hervir, añade un poquitín de sal y las zanahorias. Debes empezar a contar cinco minutos desde que empiece a hervir de nuevo el agua. De esta forma no te quedarán muy blandas, pero tampoco te va a costar masticarlas.
   Mientras que cuecen las zanahorias prepara el aliño. En un mortero debes poner los ajos pelados y partidos en dos o tres trozos cada uno, el comino en grano y el orégano junto con la sal. Machaca hasta que se haya hecho una pasta y añade el vinagre y el agua, remueve y reserva.
   Cuando las zanahorias estén en su punto escúrrelas y ponlas en un cuenco. Aún en caliente añade el aliño y mueve bien para que se mezcle todo. Cuando enfríe ponlo en un tupper y déjalo reposar en el frigorífico al menos un día, para que las zanahorias cojan el sabor del aliño.
   Cuando lo vayas a servir ponlo en un plato y añade un chorro de aceite de oliva, rectificando de sal si fuera necesario.

Notas:
    Empezaré aclarando lo de las cantidades, seguro que hay gente que no se ha comprado todavía la báscula de precisión y a ellos les dedico estas fotos, jejejeje... Como veis, de comino es una cucharadita "de café" y de orégano es una cucharada y media. La cantidad de sal no la pongo, porque ya he dicho muchas veces que un gramo de sal es el equivalente a "una pizca" de las de nuestras madres o abuelas, es decir, la cantidad que coges con el dedo corazón, índice y pulgar.


      No hace falta que explique la forma de machacar en el mortero, pero sí os enseño como queda la mezcla de los ingredientes. Por cierto, los seis centilitros es algo más de la cantidad que entra en esas botellitas pequeñas de licores que te tocan en la feria al tirar con las escopetillas, jejeje...


   Y poco más... Bueno sí, el tema del ajo!!! La cantidad la pongo en gramos porque el tamaño entre unos y otros varía bastante en algunas ocasiones, por lo que prefiero orientaros en peso, aunque suelen ser cuatro o cinco más o menos. Si os gusta más suave siempre le podéis quitar un diente o dos, eso ya lo veréis vosotros. Y cuando lo vayáis a servir no olvidéis el chorrito del aceite de oliva y como ya he dicho, rectificar de sal si fuera necesario.

Apuntes:
   Empezar diciendo que esta no era la receta que tenía pensada para hoy, pero por mi mala cabeza he tenido que cambiar el orden, poner hoy esta y dejar la otra para el mes que viene... Sí, después de comprar unas judías que necesitaba para hacer el plato no las puse en agua un día y otro y otro... Diosssss, es sábado y no lo tengo!!! Pues a cambiar!!! He aprovechado que tenía unas zanahorias en el frigo para esta receta... A mi chico le encanta!!!

   La verdad es que esta receta no se hacía en mi casa, la conocí cuando fui a vivir a Sevilla, hace ya muchos años y me gustó tanto que la incluí en mi recetario. Es un plato muy agradecido en las fechas que llegan en nada, el verano!!! Esto con una cervecita está de vicio, os lo aseguro. Espero que os animéis a prepararlo.

   Un momento, que os dejo un ratín para comer y en nada termino esta entrada... Ya he comido!!! Bufff, hoy ha tocado patatas huevos y gulas... Estoy que no me puedo mover, por lo que os voy a dejar para ver si hago la digestión tranquilita en el sofá... Ya veremos si salimos después a dar una vuelta o no.

   Por cierto, os he contado que ayer me compré una falda?? Sí!!! Yo, una falda, eso sí, larga hasta los pilreles, ya os la enseñaré un día de estos... Y no me enrollo más, pendiente queda la receta que en teoría iba esta semana, pero que como ya he dicho antes, por mi mala cabeza ha sido imposible!!!

       Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

12 comentarios:

  1. esto lo comemos mucho en cadiz de tapita, jeje,, me encantana!

    Ya soy seguidora tuya hace tiempmo, te invito a conocer mi blog y a participar en el sorteito que hay, es muy atractivo, ves a verlo. te dejo enlace http://eldulcepaladar.blogspot.com.es/2013/04/sorteo-cien-seguidores.html , un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una delicia de plato!!! Y ahora con el calorcito que llega, más aún!!!
      Voy a cotillear...
      Un besote.

      Eliminar
  2. No conocía este aliño, que rico tiene que estar y mas después de la maceración de 24 horas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya te digo que conocí la receta en Sevilla y la adopté rápidamente!!

      Eliminar
  3. No lo hago en casa, pero me encanta pedirlo de tapita...

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdos de esta receta. Yo la descubrí en Villamartín (Cádiz). Allí es un poco diferente. Le ponen pan migao majado con vinagre a parte de las especias.

    Te ha quedado de lujo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Manuel!! Es que es una receta muy del Sur. A mi me encanta para acompañar una cervecita bien fría!!

      Eliminar
  5. Me ha recordado tiempos antiguos en mi Cádiz. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Esta receta la trajo mi madre de Tanger esta super feliz verano guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y acompañada con una cerveza bien fría es ya superior!!!
      Feliz verano hermosa!!

      Eliminar