lunes, 25 de marzo de 2013

Pasta quebrada azucarada


Ingredientes:
- 250 gr. de harina floja.
- 200 gr. de mantequilla.
- 100 gr. de azúcar glas.
- 1 gr. de sal.
- 2 yemas de huevo.
Elaboración:
   Vamos a empezar tamizando la harina por un lado y el azúcar glas por otro. Y la mantequilla, que la tendremos un poco ablandada, la partiremos en trocitos.
   Haremos un volcán con la harina y dentro vamos a poner el azúcar glas, la mantequilla y la sal. Con ayuda de los dedos vamos a ir mezclando y amasando (solo el azúcar, la mantequilla y la sal). Cuando lo tengamos mezclado vamos a incorporar las yemas de huevo y las mezclaremos ayudándonos de nuevo con la punta de los dedos.
   Cuando lo tengamos todo bien mezclado vamos a ir incorporando la harina, llevándola hacia el centro y amasando con los dedos hasta que la masa ligue.
   Es el momento de amasar con la palma de la mano hasta que nos quede bien firme y con todos los ingredientes bien integrados. Formaremos una bola y la meteremos en el frigorífico hasta que tome consistencia, mínimo una hora.
   En el frigorífico se podrá mantener una semana más o menos estando bien tapada y en el congelador unos tres meses (o eso dice su autor...)

Notas:
   Empezaré diciendo que esta pasta nos sirve de base para tartas dulces que veremos en próximas entregas, jejejeje...
   Y dicho esto os muestro en imágenes parte de lo que os he explicado en la elaboración. Así veréis como es facilísimo!!!


   Ya os he dicho que la mantequilla es preferible que no esté del todo fría, por lo que es aconsejable tenerla un par de horas mínimo fuera del frigorífico. Siempre nos ayudaremos con la punta de los dedos en todos estos pasos. Como veis, las yemas las añado cuando la mantequilla y el azúcar glas están bien mezcladas, sencillo, verdad??


   Cuando ya tenemos las yemas bien integradas en esa mezcla se va incorporando la harina poco a poco. No tengáis prisa, que aunque parezca que no, al final queda todo perfectamente unido. Mi consejo es que dividáis la masa en dos para guardarla en el frigorífico, porque esta cantidad da de sobra para cubrir un par de moldes de tartas. Si lo que vais a preparar con ellas son tartaletas podrá ir en una sola bola al frigorífico.
   Tanto si vamos a preparar tartaletas o la base para una tarta grande, siempre vamos a pinchar el fondo con un tenedor y coceremos la pasta "a ciegas", es decir, en el hueco del molde vamos a poner un papel vegetal y vamos a rellenarlo con legumbres. Yo lo suelo hacer con garbanzos, que tan solo utilizo para estas preparaciones. Hay en el mercado unas bolitas o una especie de cadenitas que hacen la misma función, pero esto es mucho más económico, ya que aguantan muchas hornadas.


   Lo de la harina floja ya lo he comentado en otras ocasiones, os tenéis que fijar en los paquetes, donde pone las proteínas que tiene y hay que coger la que tenga el número más bajo, es la harina de repostería de toda la vida. Esta receta la preparo con una harina con nueve gr. de proteínas.

Apuntes:
   Pues sí, como este mes trae cinco domingos he querido aprovechar para explicar en esta entrada como se hace la pasta quebrada azucarada y el domingo que viene pondré una receta para rellenar esta riquísima pasta.

   Se me había olvidado que ayer era Domingo de Ramos (habéis estrenado algo?, porque dicen que si no lo haces te quedas sin manos!!!) y estaba en los planes salir por ahí a cotillear el ambiente, pero no, con la lluvia y esas cosas al final nos quedamos en casa tranquilamente, hasta que recordé que tenía que comprar una funda a la cámara de fotos, que la tenía sin vestido!!! Fuimos hasta el centro y la compré, además, así nos dio un poco el aire, cosa que no nos vino mal... Y al llegar a casa probamos la funda, perfecta, es que ni hecha a medida, pero el disgusto llegó al decir: "venga, ahora a poner la correa para poder llevarla colgada" y no aparecía por ningún lado!!! Por lo que hoy me ha tocado dar otro paseo a El Corte Inglés a ver si lo solucionaba... Estaba la chica que nos atendió ayer, por lo que en un periquete tenía una correa y tan feliz de vuelta a casa.

   Por cierto, esta receta es de Michel Roux, de su libro de masas, que recomiendo al cien por cien, pero si no os queréis gastar el dinerillo tranquilos, porque iré poniendo recetillas suyas de vez en cuando, aunque la verdad yo las modifico algo (esta no, esta está tal cual la pone en el libro), las pongo más de mi gusto, pero siempre os pondré la receta tal cual la hace el, para que podáis elegir la que más os guste.

   Y no me enrollo más, voy a ver si veo como va evolucionando el tiempo, porque a estas alturas no se sabe aún el destino de los cuatro días gordos de Semana Santa... Esto es un sin vivir!!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!
  

domingo, 17 de marzo de 2013

Samosas


Ingredientes:
- 100 gr. de guisantes.
- 20 gr. de aceite.
- 20 gr. de mantequilla.
- 100 gr. de cebolla.
- 170 gr. de espalda de cordero picada.
- 200 gr. de patata (peso ya sin piel).
- 2 gr. de cilantro.
- 2 gr. de sal.
- Pimienta negra.
- Masa filo.
- Matequilla fundida.
Elaboración:
   Empezamos blanqueando los guisantes y refrescándolos. En una olla coceremos las patatas y una vez que estén blanditas las vamos a pasar por un pasapurés. Mientras que cuecen vamos a picar la cebolla y a saltearla en una sartén en la que habremos puesto el aceite y la mantequilla. Cuando esté transparente añadiremos el cordero picado y lo cocinaremos. Cuando lo tengamos todo listo vamos a mezclar en un cuenco y reservaremos.
   Para montar las samosas vamos a poner dos capas de masa filo, las untaremos de mantequilla y las cortaremos en tiras de 18 cm. de largo por 8 de ancho. Vamos a poner en esas tiras unos 12 gr. del relleno que teníamos reservado en uno de los extremos y vamos cerrando hasta obtener la forma de un triángulo.
   Llevaremos nuestras samosas al horno y las dejaremos entre 14 ó 16 minutos a unos 180º- 190, con calor arriba y abajo.

Notas:
   Empezaré diciendo que si no os gusta el cordero podéis cambiar esa carne por ternera picada, sé que hay gente a la que no le gusta el sabor, aunque estoy convencida de que eso es porque comen "borrego muerto" en vez de cordero...
   Imagino que el término "blanquear" lo entiende a estas alturas todo el mundo, pero por si hubiera algún despistadillo, o por si a una de mis hermanas le da por hacer la receta, explicaré lo que es... Es tan simple como poner agua a hervir en una olla y cuando esté hirviendo vamos a echar lo que necesitemos blanquear, en este caso los guisantes. Una vez que empiece a hervir de nuevo el agua contaremos 2-3 minutos, sacando nuestros guisantes a un cuenco que tendremos con agua fría para refrescarlos, simple, verdad??  Pues sigamos entonces!!!
   Ya sabéis que en las recetas no suelo enrollarme mucho, poniendo lo básico para que una persona pueda hacerlas, pero siempre en este apartado de notas es donde me "enrollo" un poco más, por si alguien tuviera alguna duda. Empecemos por el principio...


      Con respecto a las patatas tenéis dos opciones, como he dicho en la receta se pueden pasar por un pasapuré o directamente triturarlas con ayuda de un tenedor, la verdad es que yo lo suelo hacer así, porque aprovecho el plato o cuenco donde las trituro para seguir haciendo la mezcla y ensuciar menos cacharros... Y después se añade el cilantro,  la carne salteada con la cebolla (no olvidéis pochar antes esta última) y los guisantes blanqueados, que ya sabemos todos como se hace!!! Se me olvidaba la pimienta negra, que va molida, no vaya a ser que alguien la ponga en grano y le demos la comida a alguien...


   Ya os he dicho que se ponen dos capas de masa filo. Lo mejor para que las tiras os queden más o menos igualitas es señalar los cortes que vais ha realizar una vez que tengáis la superficie untada con la mantequilla (primero señalar, después mantequilla, que he visto que esta frase se puede interpretar de dos formas posibles). Yo suelo hacerlo, pero eso ya depende de vuestro ojo (el mío para este tipo de medidas es malísimo). Otro paso que queda claro, ¿¿verdad??. Ni que decir tiene que si vuestra masa es más grande o más pequeña podéis adaptar las medidas de corte para no desperdiciar nada.


   Tiras listas, llega el momento de poner el relleno. Como he dicho se pone en una esquinita, para ir cerrando hasta terminar teniendo un triángulo. Y ahora una cosita, cuando metáis las samosas en el horno hay dos opciones, meterlas tal cual o pincelarlas con un poquito de mantequilla, al gusto del consumidor.


   Y esto, ¡¡¡¿¿qué es??!!! Pues os cuento, para empezar habréis visto que no he puesto la cantidad necesaria de masa filo, ¿verdad?. La explicación es muy simple, depende de la marca, porque unas traen más hojas y otras menos, la que a mi me gusta trae entre 18-20, sin embargo la que he tenido que comprar esta vez tan solo traía 6 hojas, desastroso!!! A lo que iba, que me enrollo... Con estas cantidades salen muchas "samositas", lo que viene muy bien para una reunión de amigos o una cena con la familia, pero claro, aquí solo somos dos y lo que hago es que preparo unas cuantas de samosas para la cena o comida y con el resto preparo una "samosa-empanadilla" para ir tirando de ella, manías que tiene una...
   Y por último decir que si os apetece las podéis freír, quedan también muy buenas, pero por temas de grasuchi yo las suelo preparar al horno.

Apuntes:
   Tercera semana de mes y con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, el tiempo pasa volando!!! Tenéis ya planes para esos días?? Pues yo tengo que decir que no, a estas alturas no sé lo que vamos a hacer, pero tampoco es una cosa que me preocupe mucho.

   Este finde no he podido salir a hacer fotos porque no para de llover!!! Paraguas? No, gracias, que se me moja la cámara y no quiero sufrir!! Pero esa falta de calle la hemos compensado divirtiéndonos en casa haciendo postres y vídeos, sí, sí, vídeos!!! Estamos cogiendo el puntillo a la cámara poco a poco... Por cierto, no hace falta que diga que si queréis ver las fotos más grandes tan solo tenéis que "clicar" sobre ellas, verdad?
   Uno de los vídeos es este, Anchoas Toranzo (Pinchad aquí para ver el enlace), es un aperitivo muy rápido en el que no hay que cocinar absolutamente nada, el nombre viene del bar en Sevilla donde descubrí esta tapa hace ya unos años, vamos allá por el '92. Imagino que algunos ya habéis visto el vídeo en el Facebook, pero no voy a decir los ingredientes para ver si os sorprende al verlo. Ahhh, así es como lo tomamos nosotros en casa, porque en el bar del que hablo lo ponen en montadito (lo que allí se conoce montadito, que es un mini bocata).
   El otro vídeo es este, Caballas con tomate y mozzarella (Pinchad aquí para ver el enlace), es un aperitivo que me preparaba un amigo que tenía un bar en Almería cada vez que iba a tomarme las cervecitas, sabía que me encantaba y siempre que tenía caballas caía!!!
   Y mañana, que no dan agua, saldremos a disfrutar de la calle y de la cámara en plan turista, la ruta la tenemos clara y el fin del paseo tomando un dulce en la Mallorquina de Sol... Ya lo estoy saboreando!!!
   Y ahora voy a ver como sigue mi tarta, que la tengo en el horno y le queda un rato todavía... Espero que se enfríe para poder tomarla de postre!!!


   Esto va viento en popa!!! No os hacéis una idea de como huele casi toda la casa, me encanta!!! Eso sí, hoy he metido la pata con la masa, me he puesto a estirarla y a estirarla, con la cabeza puesta en otra cosa y cuando me he querido dar cuenta se veía la encimera a través de ella!! No se lo digáis a nadie, porque es para matarme... Y ahora si me despido!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 10 de marzo de 2013

Merluza en salsa dorada

Ingredientes:
- 500 gr. de lomos de merluza.
- 200 gr. de cebolla (una mediana).
- 400 gr. de tomate (dos grandecitos).
- 150 gr. de champiñones enteros de lata.
- 150 gr. de vino blanco.
- 100 gr. de caldo de pescado.
- 10 gr. de harina.
- 0'1 gr. de azafrán en hebra.
- 30 gr. de mantequilla.
- Sal.
- Pimienta negra.
Elaboración:
   Empezaremos picando la cebolla en brounoisse, pelando, despepitando y picando el tomate y partiendo los champiñones en dos.
   En una sartén vamos a poner la mantequilla, cuando esté fundida vamos a pochar en ella la cebolla. Una vez que esté transparente vamos a añadir la harina dejando que se tueste sin dejar de mover. Justo después añadimos los tomates bien picados, aplastándolos con ayuda de una cuchara. Salamos, dejamos cocer unos diez minutos a fuego suave y pasado ese tiempo añadimos el vino blanco y el caldo de pescado.
   En un mortero vamos a machacar el azafrán y le vamos a añadir un par de cucharadas de la salsa para ayudar a que se diluya. Lo añadiremos a la sartén y echaremos los champiñones junto con un poco de pimienta molida. Colocaremos sobre la salsa los lomos de merluza y dejaremos cocer unos diez minutos a fuego suave, dándoles la vuelta a mitad de cocción. Si en algún momento vemos que se queda muy seco (cosa que no creo) le podemos añadir un poco más de caldo o incluso agua, rectificando de sal.

Notas:
   Os pongo las cantidades de los los ingredientes con los que podéis tener dudas. No se os olvide machacar el azafrán un poco antes de echar la salsa!!!


      El tomate lo podéis aplastar con una cuchara de madera o una espumadera, yo lo hago normalmente con lo que estoy utilizando para cocinar, en este caso la cuchara.


   Con respecto a dar la vuelta a la merluza a mitad de cocción os diré que si está cubierta o casi cubierta con la salsa no será necesario que lo hagáis, aunque esa decisión os la dejo a vosotros. Las mías quedan bien cubiertas como veis.


   Y por último decir que perfectamente se puede preparar el plato con merluza congelada. Yo siempre suelo tener para días en los que no apetece salir a comprar y hay ganas de pescado.

Apuntes:
    Pues no paro de hacer fotos intentando hacerme con la camarita de marras!!! Ahora fotos con fondo borroso para que el objeto que quiero tenga todo el protagonismo...


   Ahora fotos con todo más o menos nítido (vale, no es artística, pero todo llegará), para ir haciéndome con los manditos...


   También estoy intentando solucionar un pequeño problema que tengo y es que me da por cortar las cosas en muchas fotos que hago!!! Le corto los pies a uno, el final de la farola, no dejo un pimiento sano y dejo casi sin barquillos al pobre hombre!!!


    Y no os digo nada sobre otras cosa que con paciencia estoy intentando solventar... En fin, un mundo de lo más divertido y lo digo en serio!!!

   Ya os iré contando y enseñando mis progresos, espero que no os aburráis mucho... Y ahora os dejo tranquilos, porque a mi chico le molesta el sonido del teclado y no quiero importunar.

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!

lunes, 4 de marzo de 2013

Patatas bravas


Ingredientes:
- 1 kg. de patatas.
- 400 gr. de tomate triturado.
- 4 gr. de pimentón picante de La Vera.
- 5 gr. de maicena.
- 200 ml. de caldo de pollo.
- 1 cucharada de vinagre.
- 4 gr. de cayena molida.
- Sal.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   Pelamos y picamos las patatas en cuadrados más o menos regulares y las cocemos en una olla con agua durante 6-7 minutos. Sacamos, escurrimos y las dejamos secando.
   Para preparar la salsa ponemos el tomate en una olla con un par de cucharadas de aceite y lo dejamos cocer a fuego lento unos 25 minutos (si veis que el tomate tiene mucha acidez le podéis poner un poquito de azúcar). Lo pasamos por un chino o un colador para que nos quede muy fino y lo ponemos de nuevo en un cazo. Añadimos el pimentón, la maizena bien disuelta en el caldo de pollo, el vinagre, la cayena y lo ponemos a punto de sal, dejándolo cocer hasta que haya espesado un poco y veamos una salsa más o menos homogénea.
   En una satén o freidora vamos friendo las patatas en aceite bien caliente hasta que estén doradas. Cuando estén listas las pasamos por un papel de cocina para quitar el exceso de aceite, las ponemos en una fuente y echamos la salsa por encima. Servimos bien calentitas!!!

Notas:
   Importante que cuando piquemos las patatas sean todas de un tamaño similar para que se cuezan y frían por igual.
  Las cantidades las pongo en gramos, pero para los que no tengáis una báscula de precisión os digo que de pimentón y de cayena es una cucharilla de café bien colmada y de maicena es una cuchara sopera rasa.
   En la foto os pongo el tamaño de las patatas, lo que le pongo de pimentón (de cayena molida es más o menos la misma cantidad) y el paso del tomate por el colador.

Mami, cambia la bombilla de la cocina!!!

   No es que sea imprescindible que pasemos la salsa de tomate, pero sí os digo que quedará mucho mejor!!!
   Una cosa importante, a mi me gusta bastante el picante, por eso le pongo esa cantidad de cayena, yo os recomiendo que vayáis probando hasta que deis con el picante que os guste a vosotros. Por cierto, también podéis cambiar la cayena en polvo y poner cayenas enteras, retirándolas después. Con tres cayenas creo que iría bien de picante.
   Como habréis visto en la receta no pongo tiempo una vez que tenemos todos los ingredientes en la sartén, porque depende mucho de la temperatura que tenga. Por si tuvierais dudas os enseño una foto de la salsa en la sartén una vez hecha para que os hagáis una idea de como debe quedar.


   Creo que no me dejo nada olvidado, pero si surge cualquier duda podéis preguntar lo que queráis!!

Apuntes:
   De nuevo ha tocado ir al pueblo este fin de semana, la verdad es que se está tan bien y está tan cerquita de Madrid que no da pereza ninguna ir!!!
   Por supuesto me ha tocado cocinar algunas cosillas, mi padre había cogido unos espárragos y el sábado preparé un buen ajoblanco (y mandé a mi hermana Maite unas cuantas de fotos para darle envidia, jejejeje...). También me ha tocado preparar unas pastas Bretonas a mi padre, porque son las que más le gustan y unas cookies para mis sobrinos, porque hace unos días mi hermana Elena me dijo que el niño se las había pedido y le dijo que eso se lo preparase yo... Menudo morro!!!

   Y también hemos hecho fotos, muchas fotos!!! El sábado por la tarde salimos a dar un paseo por mi pueblo y le hicimos unas cuantas... Os pongo una en la que ya casi ni se veía con parte de mi pueblo en primer plano y el castillo de La Puebla al fondo (la siguiente vez que vayamos tocará ir ahí)


   También hemos hecho fotografías a la salsa brava hasta que la pobre ya se empezó a quejar, bueno, también mi padre, que arrastraba un poco de hambre...


   El domingo, para no desesperarnos mucho mientras que mami se arreglaba para ir a tomar la cervecilla decidimos ir a dar un paseo a la sierra a respirar un poco de aire puro (en el pueblo recordad que huele a chimenea) y nos fuimos al puerto a disfrutar un poco de las vistas...


      Madre mía, que se me olvidaba!!! El sábado también estuvimos en la iglesia escuchando un rato a la banda de música de mi pueblo, que cada vez lo hacen mejor... Espero que sigan con esa ilusión que le ponen!!! Lo siento, pero no tengo fotos de ellos y está claro que no voy a poner una foto de la banda "rival"...

   No os entretengo más, seguro que tenéis mil cosas que hacer (como yo) y ya os he hecho perder bastante tiempo si habéis conseguido llegar hasta este punto!!!

   Otra cosaaaaaaaaaaa!!! Para acompañar este aperitivo una cerveza bien fresquita, para ir sofocando los picores de la salsa!!!

   Nos vemos en siete días... Feliz semana a todos!!!