domingo, 30 de octubre de 2011

Alexander

Ingredientes:
- 1/3 de nata.
- 1/3 de crema de cacao.
- 1/3 de brandy.
- Canela molida.
Elaboración:
    En una coctelera ponemos todos los ingredientes, menos la canela, añadimos unos hielos, tapamos la coctelera y movemos bien, para que todos los ingredientes queden bien mezclados.
   Una vez que lo tenemos bien agitado, ponemos la mezcla en una copa de cóctel y espolvoreamos un poco de canela.

   Es sencillo, verdad? Es una golosina, lo reconoco, aunque también tengo que avisar que es un poco fuertecillo, por el brandy que lleva, pero seguro que habéis probado alguna vez bebidas más fuertes.

   Y no me enrollo mucho más hoy, tengo a mi sobrino en casa y me reclama, dice que deje el ordenador, que quiere jugar un rato conmigo, y claro, ante eso, no me queda nada más que apagar esto y decidir a qué jugamos!!!

   Nos vemos el domingo que viene con una nueva receta, que por cierto, será de cuchareo, entra el frío poco a poco y van apeteciendo platos contundentes, pero para eso habrá que esperar siete días, mientras tanto...

    Feliz semana a todos!!!

domingo, 23 de octubre de 2011

Cookies

Ingredientes:
- 200 gr. de mantequilla en pomada.
- 150 gr. de azúcar blanquilla.
- 200 gr. de azúcar moreno.
- 3 gr. de vainilla líquida.
- 400 gr. de harina.
- 100 gr. de huevos (2 huevos).
- 6 gr. de sal.
- 4 gr. de impulsor.
- 300 gr. de gotas de chocolate.
Elaboración:
     En un bol mezclamos la mantequilla con los dos tipos de azúcar, añadimos la vainilla y los huevos, mezclandolo todo bien, pero sin trabajar mucho la masa.
   Añadimos la harina tamizada con la sal y el impulsor, uniendo todo, y por último, las gotas de chocolate, mezclando para que se repartan por toda la masa. Reposamos unos 15 minutos.
   En la bandeja del horno ponemos una lámina de papel y vamos formando las galletitas, no muy grandes y un poco separadas unas de otras, porque crecen un poco al hornear, y metemos al horno a 180ºC unos 8-10 minutos, dependiendo del tamaño, y del horno (nunca olvidéis ese detalle, que es importante!!!) y  cuando estén doradas, sacamos y dejamos enfriar. Para guardarlas?, en una lata de galletas...

Notas:
   La mantequilla en pomada, para los que no lo sepáis, es la mantequilla a temperatura ambiente, con una textura similar a eso, a una pomada. 
    Otra forma de poner la masa en la bandeja del horno es metiendola en una manga pastelera e ir escudillando (echando, para que todos lo entendáis) puntos de unos 15 gr. más o menos.
    El tema del peso de los huevos creo que ya lo he comentado, yo utilizo los del tamaño "M", y suelen pesar unos 50 gr. cada uno.
   Que no hay vainilla líquida?, pues no os preocupéis, un poco de vainilla en polvo y solucionado el problema.
   Cuando digo impulsor, me refiero a levadura química, estilo Royal, o también podéis poner bicarbonato, lo dejo a vuestra elección, aunque yo le pongo levadura.

Apuntes:
   Ni que decir tiene, que lo mejor para acompañar estas galletas, es un vaso de leche bien fría, sí, sí, sin dudarlo ni un momento, eso es lo que hice casi sin darles tiempo a enfríar, me comí 5 galletas seguidas, creo que me entró un complejo de Coco y lo único que sabia decir era... Galletaaaasssss!!!

   Vuelve el frío, que dicho sea de paso, ya iba apeteciendo, porque este año ha sido criminal con el calor, negativo?, que los gin-tónic van apeteciendo menos, positivo?, que de nuevo apetece tomarse un fantástico whisky, y en eso estoy...


   ... Tarde de domingo, manga larga y una ligera mantita por encima, porque el aire entra fresco por la ventana, y delante, un whisky que es una exquisitez, "The Glenlivet 18 años"... Sí, lo de la foto tiene su explicación, los que me seguís, sabéis que aunque para muchos sea un crimen, con lo que realmente disfruto es con un whisky acompañado de hielos, de ahí que tenga el vaso de la derecha a la espera...
   En el vasito ese que véis a la izquierda es donde he visto el color, ambar, muy parecido al color que tengo en uno de mis anillos... Es muy limpio, y con un brillo alucinante (hablo del whisky), con una textura media. Aromas a caramelo, con un ligerísimo toque a clavo y en boca, pues tiene un final largo y seco...
   ... Y sintiendolo mucho, lo que queda, va de cabeza al vaso con hielo, no os hacéis una idea de lo que cambia el cuento!!! El color ya no importa, porque al ir derritiendo el hielo, va cambiando de color, y lo bueno llega con los retronasales, nada más echarlo en el vaso con esas piedrecitas heladas, miel, un ratito después, nueces y algo de naranja, y ahora, que va quedando poquito hielo, parece que a cada trago, estoy mordiendo una pera de agua... Sublime, perfecto para una tranquila tarde de domingo como la que disfruto en este momento...

   Y no os hago perder más tiempo, que seguro que tenéis cosas que hacer, como por ejemplo, ir planteando el día que haréis la recetilla, que por cierto, se hacen en un momento, por lo que no necesitáis un día sin trabajar, ni una tarde entera... Ahhhh, se me olvidaba, no olvidéis cerrar bien la caja de las galletas!!!

   Hasta dentro de 7 días... Feliz semana a todos!!!

domingo, 16 de octubre de 2011

Hamburguesas de ibérico

Ingredientes:
- 600 gramos de secreto ibérico.
- 2 huevos.
- 2 cucharadas de pan rallado.
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   En un bol, ponemos la carne de secreto ibérico picada, añadimos los huevos sin batir, y las dos cucharadas de pan rallado, salpimentamos y mezclamos todo muy bien. Lo tapamos y dejamos reposar unos 20 minutos en el frigorífico. 
   Una vez que ha reposado, vamos cogiendo porciones de carne y le vamos dando la forma a las hamburguesas.
   Ponemos la plancha a calentar ( si no tenéis plancha, la sartén ), añadimos un poquito de aceite, y cuando esté bien caliente, echamos las hamburguesas y las hacemos a nuestro gusto.

Notas:
   La carne la podéis picar en casa con un cuchillo bien afilado, con el robot de cocina que tengáis o decir al carnicero que os la pase por la máquina cuando la compréis.
   Una forma sencilla para dar forma a las hamburguesas... Cogéis un molde de tartaletas, le ponéis papel film (de plástico transparente...), y echáis una porción de carne, rellenando el molde, cerráis con el papel y sacáis, así quedarán listas para congelar si hacéis más de la cuenta y las manipularéis lo justito.
   Y por último, cuidadito con el aceite que ponéis para hacerlas, recordad que son hamburguesas de secreto, y soltarán parte de esa grasilla tan rica que tiene el secreto...

Apuntes:
   Pues no, no hay vino recomendado "este viaje", aunque no digo que no le vaya bien, pero como tenía que conducir después de comer, me comí las hamburguesitas con una Coca-Cola fresquita, una de las hamburguesas, sin nada, para saborearla bien, la otra, porque fueron dos, con un poquito de mostaza, y para acompañar, la ensaladita de tomate y lechuga. A vuestra elección dejo el "acompañamiento", pero no os compliquéis mucho, porque solas están deliciosas y como dije antes, lo bueno es que se pueden hacer más de las que vayáis a utilizar y congelarlas para comerlas cuando se os antoje...
 ... Estas son las que yo tengo en el congelador, las saqué un momentín para hacerles la foto y de nuevo al congelador, aunque no creo que tarden en caer...

   Y ahora, para los que no lo sepáis, decir que el secreto, es una pieza que encontramos al separar la paletilla, dentro del tocino del cerdo. Es una carne con grasita infiltrada en la masa muscular, lo que hace que sea muy jugosa. bueno, y sabrosa.
   El motivo por el que el secreto es más caro que otras piezas del cerdo es muy simple, y es que solo se sacan dos de cada animal.
   A la hora de cocinar, además de hacerlo con la receta de hoy, lo podéis hacer a la parrilla, con un poquito de sal irá listo, no le harán falta más "adornos", porque sola está buenísima.

Y nada más por hoy, tan solo desearos una fantástica semana y recordad, nos vemos la semana que viene por aquí, espero que no me falléis...

A disfrutar de la receta!!!

domingo, 9 de octubre de 2011

Merluza "a la (mi) gallega"

Ingredientes:
- 4 rodajas de merluza.
- 4 patatas medianas.
- 1 cucharada de pimentón dulce de La Vera.
- 3 ajos.
- 1 hoja de laurel.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal.
- Agua.
- Un chorrito de vinagre.
Elaboración:
   Pelamos y picamos las patatas en rodajas de un centímetro apróximadamente. En una sartén echamos el aceite y lo ponemos al fuego, cuando esté caliente, echamos los ajos pelados y enteros y doramos, apartandolos. Salamos las patatas y las añadimos al aceite, friendolas a fuego lento durante 15-20 minutos más o menos. 
   Cuando estén tiernas, retiramos el aceite (que reservaremos), añadimos la hoja de laurel, una pizquita de pimentón  y el agua, un vaso más o menos, y lo dejamos hervir 5 minutos.
   Ponemos las rodajas de merluza encima de las patatas, dejandolas cocer unos 8-10 minutos, dependiendo del grosor, dandoles la vuelta a mitad de cocción.
  Mientras, en una sartén, echamos el aceite de freír las patatas que teníamos reservado, calentamos y con cuidado de que no se queme, salteamos la cucharada de pimentón dulce de La Vera  y añadimos el chorrito de vinagre, dejando que evapore un poco.
   En un plato, ponemos una "cama" de patatas, la merluza encima y regamos con el aceite de pimentón, y listo para comer.

Notas:
   El secreto de freír unos ajos en el aceite, es para que cuando las patatas se estén friendo, vayan tomando el sabor del ajito.
     Cuidado con las patatas, si las picáis muy finas, se desharán, de ahí que tengan que tener un grosor bueno, y por eso el hacerlas a fuego lento, para que se hagan bien por dentro.
   Lo de la puntita de pimentón al añadir el agua es, porque así, las patatas irán cogiendo sabor.

Apuntes:
   Bueno, bueno, bueno... antes de nada, mis disculpas a todos los gallegos que piensen que esta receta no tiene nada que ver con la receta que aprendieron de sus abuelas, pero es la receta que yo hago, de ahí el "mi" del encabezamiento... Me perdonáis si os pongo esto...?

Pepe Vaamonde Grupo – Monte Pindo 

   Bien, nos vamos entendiendo... Ahora os enseño el vino con el que cené la merluza... A ver, estaba claro, por supuesto que me incliné por el Rias Baixas que tenía en el frigo, sabía lo que tocaba de cena y por eso puse el día de antes el vino a enfriar!!!


   Fantástico, maravilloso, buenísimo!!! Aunque la foto no lo "diga", tenía un color oro, aunque muy clarito, de oro de 24 kilates, para que nos entendamos... Brillante y limpio, vamos, una pasada... Al llevar la copa a la nariz, me encontré  con un vino muy "floral", curioso el toquecín de melón, perfecto el mango que encontré y una sorpresa el hinojo, otras veces que he tomado este vino no lo encontré. Tiene la acidez perfecta (seguro que a papi, por eso, no le gustaría...), con sus toquecillos cítricos, lo que le da mucha frescura, y un final en boca ideal.
   Os lo recomiendo al 100%!!!
   Vengaaaa, que aun no habéis hecho las paces conmigo los gallegos que pensáis que la receta no es así? Jooo, es que es la mía, si todos hiciéramos las cosas del mismo modo, la vida sería muy aburrida, pero como digo, si aun estáis enfadados, os pondré un enlace a otro temita gallego... Suenan genial estos chicos...

 Pepe Vaamonde Grupo – Xota de Vilarón - Xota de Coruña

   Ehhh?, algo en contra?, vamos, no os podéis quejar, que la entrada de hoy, más gallega no puede ser!!!

   Por cierto, no os he dicho que los Reyes Magos, sí, sí, habéis leído bien, pues eso, que los Reyes Magos me han traído un MacBook Pro y estoy encantadísima con él, ahora solo me queda acostumbrarme a mirar la hora en la esquina superior derecha y no en la inferior... Pero porqué nadie me avisó de este gran cambio!!!... Por lo demás, no hay mucha diferencia con respecto a mi querido PC, que se bloqueaba cada dos por tres, que me dejaba tirada a mitad de una entrada del blog o en medio de una interesante conversación en el MSN, o cuando escuchaba música, o cuando... Queridos Reyes Magos... Os quiero!!!

   Y otra semana más que pasa... Increíble, el tiempo vuela, por eso, un pequeño consejillo, disfrutad de la vida al máximo, yo, desde hace tiempo, intento hacerlo...

   Y poco más por hoy,  como siempre digo, nos vemos el domingo que viene sin falta... Anda, que se me olvidaba, el miércoles es mi santo!!! Otra cosa para celebrar...

   Feliz semana a todos!!!

lunes, 3 de octubre de 2011

Huevas aliñadas.

Ingredientes:
- 200 gramos de huevas de merluza.
- 1 tomate.
- 1 pimiento verde.
- 1/2 cebolla.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Vinagre.
- Sal-
Elaboración:
   Cogemos las huevas y las salamos. En un papel film las envolvemos, cerrando bien por los laterales y las ponemos en agua a hervir, dejandolas unos 10-12 minutos.
   Una vez que haya pasado el tiempo, las sacamos del agua y dejamos enfriar, mientras, pelamos el tomate y lo picamos, y también el pimiento y la cebolla, poniendolo en una fuente.
   Una vez frías, sacamos del papel film, y partimos en rodajas, las ponemos en la fuente con las verduras y aliñamos con sal, vinagre y aceite.

Notas:
   Empecemos por las huevas, yo, el plato lo hago con huevas de merluza, pero seguro que con otras, también quedará estupendo.
   Lo del papel film es para que no se deformen mucho, es muy sencillo, las envolvéis y dáis vueltas sobre ellas mismas, como si estuvierais envolviendo un caramelo. Este paso no es imprescindible, pero sí ayuda a que no se rompa la membrana que las recubre, aunque hay un pequeño truquito si no usáis el papel film y es echar un chorrito de vinagre en el agua y ponerlas a cocer partiendo del agua fría.
   Una cosa buena, se pueden congelar una vez cocidas, así solo las tendréis que sacar el día que os apetezca preparar el aliño, aunque con mahonesa están muy buenas también.
   El tomate, os recomiendo que además de pelarlo, le quitéis las semillas, así el aliño quedará menos aguado.

Apuntes:
   De nuevo el vinagre entra en juego en un plato y por eso dejaremos los vinitos para otras recetas a las que les vaya mejor. ¿Qué bebida gana?, sin dudarlo ni un segundo, la cerveza, y más, con el calorcito del que disfrutamos estos días, al menos por Sevilla, que es donde estoy preparando esta entrada, y lo de calorcito es una forma de hablar, porque mirad, ni un vivo se ve por el puente...
   El veranillo de "San Miguel" ha hecho que desee  con ganas que llegue el frío, bueno, tampoco me pondré tremendista, pero sí que ha hecho que me tome esas cervecitas casi heladas con unas ganas locas.
   Este viaje no he conocido ningún sitio nuevo, pero sí que he ido a uno de los sitios más conocidos de Triana, se llama Casa Ruperto, ¿su especialidad?, las codornices, buenísimas, si un día pasáis por Sevilla y os apetece conocerlo está en la calle Santa Cecilia, muy cerquita de la calle San Jacinto, si váis, ya me decís lo que os parece, y para muestra...
   Claro que tienen más cosas para comer, pero yo voy a comer esos ricos pajaritos, ahhh, por cierto, los camareros muy simpáticos, al menos conmigo.

   No os hago perder más tiempo, y no olvidéis nuestra cita del domingo que viene, aunque esta vez ha sido el lunes... Es lo que tiene la familia...

      Feliz semana a todos!!!