domingo, 26 de junio de 2011

Natillas con "islas flotantes"

Ingredientes:
Para las natillas:
- 1/2 litro de leche.
- 100 gr. de azúcar.
- 4 huevos.
- 1 rama de canela.
- La piel de medio limón.
- 1 cucharada de maizena.
Para las islas:
- 2 claras de huevo.
- 70 gr. de azúcar.
- 4 cucharadas de leche.
- 1 litro de agua.
Elaboración:
De las natillas:
   Hervimos la leche con la canela y la piel del limón y dejamos que se enfríe, colandola para que no haya nata ni restos de limón y canela.
   Batimos los huevos, echamos el azúcar y movemos, agregamos la leche poco a poco mientras que seguimos moviendo. En un poco de esa leche, disolveremos la maizena y la añadiremos también. La mezcla quedará con espuma por arriba.
   En un cazo, pondremos toda la mezcla a fuego suave, sin dejar de mover. Cuando la espuma haya desaparecido de la superficie, será el momento de apartarlo del fuego. Moveremos de vez en cuando mientras que enfría y listo.
De las islas:
   Montamos las claras a punto de nieve, incorporando el azúcar cuando vayan tomando consistencia, y seguiremos batiendo hasta que alcancen el punto de nieve. En un cazo echaremos el agua y la leche y pondremos al fuego, la temperatura deberá ser de unos 75º-80º mientras que se cuecen los merengues.
   Con dos cucharas daremos forma a los merengues y los iremos echando en el cazo. Los dejaremos 3 minutos por ese lado, y con ayuda de una espumadera, daremos la vuelta y  los dejaremos otros 3 minutos por el otro lado. Los sacamos y los ponemos en un paño para que escurran y se enfríen.

   Serviremos las natillas acompañadas de las islas flotantes.

Notas:
   Muy importante, mucho cuidado con que las natillas lleguen a hervir, si eso pasa, lo más normal es que se corten, debéis controlar muy bien la temperatura.
   Lo de las islas no es necesario, se pueden servir tal cual, pero da un toque distinto a las natillas, yo ya me cansé de la típica galleta en lo alto. Como adorno, pues lo que se ve en la foto son virutillas de chocolate.
   Si os gustan más dulces, como siempre digo, es solo cuestión de añadir algo más de azúcar, tenéis que probar hasta que encontréis el dulzor que a vosotros os guste.

   En el Facebook tengo el álbum del "casi" paso a paso, por si tenéis dudas!!!

Apuntes:
   Ola de calor dicen en las noticias, qué tal entonces si no tomamos una ginebra, algo distinta, por cierto, a lo que estamos acostumbrados?
      Lo primero que me llamó la atención de esta ginebra francesa fue su color naranja, acostumbrada a las ginebras de típico color blanco transparente, como mucho, con un toque azulado. No sé si del color tendrá la culpa tan solo el azafrán con el que se infusiona, o si algún otro colorante tendrá algo que ver, lo único que sé, es que es un espectáculo de ginebra.
   Buenísima y refrescante, con un toque de hinojo muy agradable y con el limón y la naranja presentes. Un 8 para esta ginebra, porque el 10 para mí, es la Hendrick's, como ya sabéis.

   La frase que más gracia me hizo la primera vez que probé esta ginebra fue la que dijo mi padre... "Esta ginebra es una guarrería", tengo que decir que mi padre odia el azafrán, por lo que es normal que diga eso de la Saffron, pero es algo extremista con ciertas cosas en la cocina, y el azafrán es una de ellas...
  
   Bueno, esta es la receta de natillas que se ha hecho en mi casa toda la vida, con un poquito más de azúcar, y sin las islas, pero igual de buena. Cuando empezé a hacerla yo?, pues cuando vi que mi madre ya no las hacía, por mucho que "llorasemos", eso pasó también con los profiteroles, el cochinillo asado,..., menos mal que de vez en cuando nos deleita con la olla de perdiz y pollo rebozado, buenísimo plato por cierto...

 Mamiiiiii, quiero tus platos en la mesa otra vez!!!

   Pues nada, con esta sencilla pero rica receta me despido por hoy, ya veremos si nos vemos de nuevo el domingo que viene o un poco antes, depende de varios factores, el principal es que esta semana voy a intentar ir un poco a la playa, que a estas alturas de año no la he pisado aun, y ya estoy un poco cansada de la frase de una compañera de trabajo, que cada vez que me ve me dice... "A ver si vamos un rato a la playa, no?"

   Hasta la próxima receta... Ahora toca disfrutar de la semana, yo la empiezo bien, descansando, el fatídico lunes para muchos, es para mí el fantástico lunes para "no hacer nada"...

viernes, 24 de junio de 2011

Mojito


Ingredientes:
- 3 partes de ron blanco.
- 1 parte de Cointreau.
- 1 parte de zumo de limón.
- 1 cucharada de azúcar moreno.
- Soda.
- Unas hojas de hierbabuena.
- Angostura.
Elaboración:
   En un vaso, ponemos el azúcar, el zumo de limón y unas hojas de hierbabuena, estrujandolas con un "palo", para que la hierbabuena suelte la esencia.
   Añadimos el ron, el Cointreau y movemos, echamos un par de gotas de Angostura y ponemos hielo, añadiendo soda hasta que llenemos el vaso.

   Es sencillo, verdad?, ni que decir tiene, que el Cointreau no es imprescindible, es algo que utilizo desde hace mucho, hace que mis mojitos sean distintos a los demás, les da un toque ( eso fue lo que me dijo el amigo que me lo enseñó y desde entonces intento utilizarlo ). La angostura?, vale, también podéis prescindir de ella, seguirá saliendo un Mojito fantástico!!!
  
   Importante, cuidado a la hora de "estrujar " la hierbabuena, no os vaya a pasar lo que a mí hoy, que tenía la cabeza en otra cosa y casi hago papilla con ella y el azúcar y limón.

   Otro detallín, si os gusta con otro toque, en vez de soda le podéis poner en su lugar Sprite, tampoco queda mal, aunque el sabor cambia totalmente... Podéis probar de las dos formas y decidir cómo os gusta más.

   Os presento a mis "palos mojiteros"...


   Lo sé, lo que yo llamo "palos", se supone que son claves, unos instrumentos de percusión, pero, son o no son palos al fin y al cabo... Estos vinieron de tierras cubanas, fue un regalillo de mi hermana Maite, y como no sé tocarlos, pues los utilizo para la elaboración de mis mojitos...

   Las proporciones las podéis variar, como casi todo, a menos cantidad de ron, más mojitos, porque menos cantidad de alcohol llevarán, así los hago cuando quiero que la gente tome unos cuantos. La última vez que los hice a "gran escala" fue en la jubilación de mi padre, hicimos una fiesta en el patio de mi casa ( vale, sé que suena como la canción, pero fue así ), me hice yo uno, y al preguntar el personal que tomaba, les dije... Quereis?, y como dijeron que sí, esa noche terminamos con toda la hierbabuena que mi madre tenía plantada y casi con todos los limones del limonero... Todos decían que estaba bueniiiiiiiisimoooo, y que era tan dulce que no podía tener mucho alcohol, mal, muy mal, ese día utilicé el truco del azúcar, porque para que también sepáis algo, a mayor dulzor, menos cantidas de alcohol pensará la gente que tiene, jejeje... No contaré lo que pasó cuando alguno se levantó de la silla...

   Bueno, es viernes y muchos tendréis el fin de semana libre y porque no probar este delicioso cóctel?? Ya me contaréis...

   Nos vemos el domingo con la receta dulce... Feliz finde a todos!!!

domingo, 19 de junio de 2011

Lasaña de carne

Ingredientes:
- 1 kg. de carne picada.
- 2 cebollas medianas.
- 2 pimientos verdes.
- 200 gr. de setas.
- 1 latita de pimiento morrón.
- 300 gr. de tomate triturado.
- Placas de pasta para lasaña.
- 2 cucharadas de salsa Perrin's.
- Un poco de brandy.
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Queso rallado.
- 1/2 litro de salsa bechamel.
Elaboración:
   En una sartén con un poco de aceite, pochamos la cebolla y el pimiento muy picaditos ( no olvidar salar para ayudar a que pierdan el agua ). Cuando esté tierno, añadimos el pimiento morrón y las setas, tambien picados. Lo salteamos.
   Echamos la carne, salpimentamos y dejamos que se vaya haciendo muy bien, separando todo bien con ayuda de una cuchara, para que así quede sueltecita. Añadimos un chorrito de brandy y dejamos que se evapore.
   Cuando la carne esté hecha, añadiremos el tomate triturado, dejandolo a fuego medio unos 10 minutos. Le ponemos la salsa Perrins's y damos unas vueltecitas para que se una al conjunto.
   Unos 5 minutos antes de apartarlo del fuego añadís 4 ó 5 cucharadas de bechamel, lo que hará que el relleno quede mucho más suave.
   La placas de pasta las coceremos ( depende de la que utilicéis, necesitará más o menos tiempo ), refrescaremos y escurriremos... En una fuente pondremos un poco de bechamel y la primera placa de pasta, ponemos parte de la carne, otra placa de pasta encima, y de nuevo más carne, otra placa de pasta y bechamel encima, ponemos queso rallado por encima y metemos en el horno unos 20 minutos a 180º. Cuando el queso esté gratinado sacamos del horno, espolvoreamos orégano por encima y servimos.

Notas:
   La carne para hacer este plato puede ser de ternera, de cerdo o una mezcla de las dos. Yo utilizo ternera y cerdo picado, me parece que queda un poco más jugosa.
   Lo de la salsa Perrins's no es imprescindible, pero le da un toque bastante bueno al resultado final de la receta.
   Un consejillo... Si os acostumbráis a ir salando la comida por ingredientes, al final de la receta será más fácil dar el punto de sal, es decir, pongo cebolla, puntita de sal, pongo pimientos, puntita de sal, pongo carne, puntita de sal, ..., y así hasta que lleguéis al último ingrediente. Si lo hacéis así, posiblemente al final de la receta hayáis conseguido el punto de sal perfecto, este es un consejo no solo para esta, sino para todas las recetas que hagáis.
   La Bechamel, sencilla si la hacéis, un poco de aceite en una ollita, un par de cucharadas de harina, unas vueltas para que se haga un poco, e ir añadiendo medio litro de leche poco a poco, moviendo bien para que no queden grumos.
  
Apuntes:
   Esta vez me decanté por un vinito extremeño, que llevaba tiempo sin tomar uno de la tierra y ya iba tocando...
   Con no demasiado cuerpo, se mostró en la copa con un bonito color rubí, con un ribete algo atejado, supongo que fruto de su crianza. Vainilla en nariz?, sí, supongo que será por el tiempo que ha pasado en las barricas, ... Regaliz?, pues también, de eso tenía también algo, ... Café?, pues a ver, quien comió la lasaña conmigo decía que tenía un toque de café, pero sinceramente, el toque de café yo lo encontré después de comer, cuando lo tenía en la taza con un poco de azúcar... Es un vino con una acidez correcta y unos taninos suaves ( eso que hace que te "raspe la lengua" ).
   Un vino sin mayores complicaciones y un vino extremeño, como ya dije antes, sabéis que de vez en cuando me gusta tirar para la tierra y ese día fue uno de ellos, parece que fue hace mucho, pero no, fue el jueves y lo bueno, que hice de sobra y fue directa al congelador, porque se me ha olvidado decirlo, pero se puede congelar y de esa manera, tenéis comida lista a falta de golpe de horno para otro día.

   Receta sencilla donde las haya para los que estrenáis horno y para los que no tienen muchas ganas de complicarse en la cocina, y como se puede tener preparada con tiempo, si tenéis invitados podréis estar más pendientes de ellos, en vez de estar pendientes de la cocina.

   Madre mía, estamos a 19 de Junio y aun no he bajado a la playa, increible pero cierto, vamos a ver si de esta semana no pasa, porque tengo un color blanquecino un tanto fantasmal... Y lo malo no es solo eso, es que aun no ha caido ni un triste espeto en esta fantástica costa malagueña, vamos, vamos, vamos, que decidido está, que de esta semana no pasa!!!

   Cuando volvemos a vernos?, pues sin falta la semana que viene, que toca receta dulce, aunque aun la tengo sin definir, aunque tal vez durante la semana caiga algún rico cóctel que apague la sed. Pero bueno, nos queda el Facebook para estar en contacto todos los días, por hoy, La Cocina de Padawan se despide.

   Un saludo a todos y feliz Domingo!!!

viernes, 17 de junio de 2011

Piña Colada.

Ingredientes:
- 2 partes de leche de coco.
- 2 partes de zumo de piña.
- 1 parte de ron blanco.
- Hielo.
- Para adornar:
   * Guinda.
   * Piña en rodajas.
Elaboración:
   Ponemos todos los ingredientes en la coctelera, añadiendo por último los hielos. Cerramos la coctelera y agitamos muy bien, para que los tres ingredientes se mezclen perfectamente.
   Servimos en una copa con hielo, que habremos adornado con un trozo de piña y una guinda pinchada en una pajita.
  
Como podéis ver, es un cóctel muy sencillo, aunque también se puede hacer una batidora americana ( la que tiene el vaso de cristal ), yo lo hago en la coctelera siempre, por una cuestión muy simple, es muy sencilla de limpiar después de preparar el cóctel.
   También queda genial, eso sería un toque un tanto exótico, si lo ponemos dentro de un coco o de una piña vacía, si un día tenéis invitados en casa os podéis marcar el tanto ese, les encantará, seguro.
   Ni que decir tiene que recetas hay mil, yo siempre hago esta, aunque tengo que confesar un secretillo, a veces aumento la cantidad de ron, dependiendo del tipo de invitados que tenga en casa ese día. Hoy he respetado mis proporciones, pero tan solo por un motivo, porque me da que en un rato voy a prepararme otro, que para eso es viernes!!!.

   Y ahora me quedo disfrutando de esta fantástica Piña Colada...

   Nos vemos de nuevo el domingo sin falta... Hasta entonces... Feliz fin de semana a todos!!!

lunes, 13 de junio de 2011

Arroz negro.

Ingredientes:
- 400 gr. de arroz.
- 400 gr. de chipirones.
- 300 gr. de langostinos.
- 1/2 cebolla.
- 2 tomates maduros pequeños.
- Caldo o agua.
- 2 sobres de tinta de calamar.
- 1 cucharadita de Pimentón dulce de La Vera.
- Aceite.
- Sal.
Elaboración:
   Pelamos y picamos la cebolla y los tomates, cuanto más pequeño mejor. A los tomates les quitaremos las semillas. Limpiamos y troceamos los chipirones y pelamos los langostinos.
   Con las cáscaras y cabezas de los langostinos haremos un caldo, poniendolas con un poco de aceite en una olla, dando unas vueltas y aplastando las cabezas para que suelten todo el jugo, cubriremos con agua y dejaremos cocer unos 10 ó 15 minutos. Colamos y reservamos.
   En una olla baja con un poco de aceite, ponemos la cebolla y salamos. Pochamos hasta que esté transparente, echamos los chipirones y salteamos, añadimos los tomates, dejamos cocinar todo unos minutos.
   Echamos el arroz y le damos unas vueltas. Ponemos la cucharadita de pimentón de La Vera y damos un par de vueltas, con cuidado de que no se queme, porque amargaría.
   Añadimos el doble de cantidad de caldo que de arroz, dejándolo cocer unos 20 minutos, a mitad de la cocción echaremos las tintas de calamar disueltas en un poquito de agua, moviendo la olla para que se integre bien.
   Unos 5 minutos antes de apagar el arroz, añadiremos los langostinos y dejaremos que se hagan. Apagamos el fuego y dejamos reposar ( mientras se puede ir poniendo la mesa o haciendo una mahonesa de ajo para acompañar...)

Notas:
   Dependiendo del tipo de arroz que utilicéis será necesario diferente cantidad de caldo, si véis que hace falta le añadís más, pero no olvidéis que esté caliente, para que de esa manera no corte la cocción.
   Un amigo alicantino me dijo un día mientras que preparaba un arroz..."Pilar, el arroz es importante que se cueza en extensión, no en altura", y me gustó el consejo, desde entonces lo sigo, eso sí, menos cuando  preparo arroz caldoso, que lo hago a mi manera.
   Del tema del "puñado por persona" no me fío, porque depende de dos cosas, una, de lo que comáis y otra, de como tengáis las manos de grandes...
    El tomate puede ir picadito o rallado, eso al gusto, yo le paso bien por el cuchillo y queda perfecto.
   Con respecto a las tintas de calamar, en muchas tiendas las tienen listas para usar, como en el Corte Inglés, Mercadona, ...

Apuntes:
   Y para acompañar este arroz? Pues como siempre digo, podéis tomar el vino que más os apetezca, el que esté en el frigo en ese momento, algo tan simple como un vaso de agua, o como algunos, Fanta de naranja... Yo siempre lo acompaño de un rosado fresquito...
   Esta vez tocó un Raimat Rosado frutal del 2009, porque repasando las estanterías de mi mini bodega, me lo encontré y decidí que había llegado su momento.
   Es un vino con un color bastante vivo, un color rosa "fresa" fantástico, y al igual que en el color, en el aroma también se aprecia ese toque de fresa, tal vez con un toque lácteo, pero sin llegar a ser desagradable. En boca... Anda... qué novedad, fresa y por Dios, no digáis que estoy loca, pero me pareció que tomaba una nectarina. La acidez, fantástica, la justa, para ser bebido en un día caluroso como el de hoy.

   Increible, no sé que decir de estos días, ahora mismo estoy fuera de Málaga, y llevo dos horas intentando terminar esta entrada, pero claro, complicada tarea, no entraré en detalles... Estos días tocó disfrutar y aunque parezca mentira, hoy me están cocinando en casa, hacía mucho que no pasaba eso, aunque claro, algo he tenido que poner yo de mi parte...

   Increible Madrid, sus gentes y sus calles, y como siempre, el Mercado de San Miguel, visita obligada cada vez que subo, con unas croquetas de flipar, ostras, pulpo, jamón, quesos, carnes, vinos, cervezas... Hay para todos los gustos...

   Menudas horas, mañana toca trabajar , a una hora "prudente", a las 4 de la tarde, pero claro, toca madrugar, porque tengo que coger el medio de transporte que me lleve a "las malagas", vuelta a la vida real...

    Feliz senana a todos, os contaría más, pero me váis a permitir que disfrute del rato que me queda por estos lares... Por cierto, espero que me recordéis que ponga un día la receta de las empanadillas de Esther... Eso sí que es para flipar...

lunes, 6 de junio de 2011

Guacamole y Tzatziki

Ingredientes para el Guacamole:
- 2 aguacates maduros.
- 1 tomate.
- 1/4 de cebolla.
- Unas gotas de Tabasco.
- Un poquito de zumo de limón.
- Pimienta molida.
- Sal.
- Un chorrito de aceite.
Elaboración:
   En un bol echamos el aguacate y el zumo de limón ( para que no se oxide ), lo trituramos con un tenedor. Pelamos y picamos el tomate, quitandole las semillas y picamos la cebolla, cuanto más pequeña, mejor, añadiendolo todo al bol donde tenemos los aguacates. Echamos el Tabasco, la pimienta, la sal y el chorrito de aceite y mezclamos todo muy bien.

Ingredientes para el Tzatziki:
- 2 yogures griegos.
- 1/2 pepino.
- 1 ajo.
- Sal.
- Aceite.
- Zumo de limón.
- Menta o eneldo.
Elaboración:
   Rallamos el pepino y lo dejamos escurrir. En un bol, ponemos el yogurt, añadimos el ajo triturado, el pepino, la sal, el limón, un chorrito de aceite y la hierba que hayamos decidido poner. Lo mezclamos todo bien y al frigorífico.

Notas:
   Pocas explicaciones para estas dos salsas, son muy sencillas, importante escurrir bien el pepino para la salsa Tzatziki, para que la mezcla no se salga aguada.
   Con respecto a la menta o el eneldo, la guía que tuve en Grecia en el circuito que hice, echaba menta, pero algunos me dijeron que ponían eneldo, de las dos formas queda muy rica. También me dijo que ella, a veces le ponía cebolla fresca muy picadita, cosa que por cierto, tampoco le va mal. Si os gusta con un toque más picante, tan solo tenéis que añadir más ajo.
   No olvidéis el limón en el guacamole o cogerá un color "parduzco" que hará que no sea nada apetitoso. Y el mismo consejo con el tomate, bien escurrido antes de añadirlo a la salsa.

Apuntes:
   Esta semana tenía pensado poner tan solo la receta de Guacamole, pero después de todo el lío que se ha formado con los pepinos, decidí poner el Tzatziki también, como ayuda al sector, aunque dicho sea de paso, en mi Hendrick's nunca ha faltado, y viva sigo.
   La receta del Guacamole me la dio un cocinero, Luís, al que conocí en mis dos años viviendo en Almería, tenía y supongo que seguirá teniendo un bar en El Alquián. Agobiada me veía con tanto tomate y tanto pepino, porque mis caseros tenían invernaderos y no dejaban de darme cajas y cajas cada dos por tres, llegó un momento en el que me parecía a Bubba ( el de Forrest Gump ), pero en vez de con gambas con tomates y pepinos...
   La receta del Tzatziki, como dije antes, me la dio la guía de mi recorrido en plan japonés por tierras griegas, fantástico todo, los tres días por Atenas, sin más guía que un libro, fueron maravillosos, es una pena que no sepa donde demonios está la libreta en la que apuntaba los sitios a los que iba y que me gustaron, lo mejor, las vistas desde el hotel de la Acrópolis desde el roof-garden, la terraza, vamos.
   Curioso un restaurante, mil perdones por como pongo el nombre, era algo así como Arxaion ( traducción que tal vez no tenga nada que ver con la realidad ), un momentoooo, creo que tengo alguna foto por ahí...

... Como base un yogurt griego y por encima, pues energía como para irse a correr una maratón. Ahh, en ese restaurante no hay tenedores, al menos no había cuando yo fui.
   Para flipar el culto que hay en Grecia por el café, el primer "frappé" que probé fue en el café Melina, buenísimo por cierto, eso sí, una cosa tengo que decir de las zonas de Grecia que visité, y es que me costó la propia vida que me pusieran una copa en condiciones, tan solo en un sitio, un pequeño pub de Atenas ( maldita libreta donde tenía todo apuntado... ), el camarero, de lo más simpático que he visto y con un perfecto inglés, me puso las copas al gusto "casareño"...
   Ainssssssssssss, qué ganas de volver a tierras griegas y pasar unos días allí, aunque la próxima vez, creo que será un poco a la aventura y con coche alquilado, porque los tres días de Atenas a mi aire bien, pero aun resuenan en mis oidos las palabras de la guía del circuito a golpe de paraguas hortera... " pame, pame...". Alguien se apunta?

   Y con esto me despido hasta el domingo que viene, espero que disfrutéis de estas dos salsas, empieza el calorcito y las cenas al aire libre con los amigos, y que mejor que empezar una cena con algo de esto mientras que se hace una rica carne en la barbacoa? Por cierto, si es de ibérico, bien y si es de ibérico criado en Extremadura, mejor que mejor!!! A ver, que esperabais?, soy extremeña, tendré que tirar para la tierra, no?

   Que paséis una feliz semana, creo que la mía será genial, si los "dibujos animados" no lo impiden...