domingo, 29 de mayo de 2011

Dulce de leche.

Ingredientes:
Para el dulce de leche:
- 1litro y medio de leche.
- 500 gr. de azúcar.
- 1/2 vaina de vainilla.
- 1/2 cucharadita de "moka" de bicarbonato.
Para las filloas, panqueques o creppes...
- 250 gr. de harina.
- 3 huevos.
- 1 cucharada de mantequilla.
- 1/2 litro de leche.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 1 pizca de sal.
Elaboración:
   En una olla ponemos la leche al fuego y la vaina de vainilla abierta. Cuando empiece a hervir, echamos el azúcar y el bicarbonato. Lo dejamos a fuego lento más o menos una hora. Cuando la leche tome un color amarronado y esté espesito, lo dejamos cocer otro 15 ó 20 minutos más.
   No olvidéis mover la mezcla a menudo para que no se pegue.
   El dulce de leche estará en su punto cuando pongamos un poco en un plato y al enfriarse se quede pastoso.
   Para los creppes, pondremos en un bol los huevos, batiendolos, añadiremos la harina, el azúcar y la sal y mezclaremos. La leche la echaremos lentamente moviendo para que no haga grumos. Echaremos la mantequilla fundida, moveremos y a reposar unos 30 minutos.
   En una sartén bien caliente, iremos echando cucharoncitos de la mezcla, dandoles la vuelta cuando estén hechos por esa cara para que terminen de hacerse por la otra.
   Rellenaremos los creppes con el dulce de leche, espolvoreandolos por encima con azúcar glass y cacao.

Notas:
   Aunque os parezca que eso no puede espesar, os aseguro que lo hace, tan solo hace falta un poco de paciencia. El tiempo depende de la temperatura a la que esté en el fuego, en mi vitrocerámica lo tengo en el número 4., no es complicado coger el punto a esta receta, os lo aseguro.
   La leche que utilizo es leche entera, es para lo único que uso ese tipo de leche, para hacer recetas dulces, aunque seguro que con la semidesnatada o con la desnatada también debe quedar genial.
   Cierto, seguro que muchos estáis pensando que es más sencilla "la receta" esa de echar un bote de leche condensada a cocer y listo, pero os animo a que hagáis esta, en serio que no es nada complicada, eso sí, debéis echarle un ratito... ya me contaréis!!!

Apuntes:
   El postre este es "pesado", y para rematar la comida, qué mejor que un gin-tonic?


   Ginebra que gusta hasta a los que no son bebedores de este destilado. Lo más llamativo es la botella, según dice la información que viene, está inspirada en el diamante rosa "Khavaraya".
   Ni en nariz ni en boca dice los grados que tiene... 47º!!!, es muy suave y fresca, con un toque cítrico muy bueno, genial para las fechas que se avecinan ( calor, calor y más calor...)
   Un alambique de cobre, 4 destilaciones y el agua que se utiliza para esa destilación tienen parte de culpa de la calidad de esta ginebra. Yo en la copa pongo cáscara de limón, unas bayas de enebro y una ramita de canela, por el tema de potenciar los sabores de alguno de los botánicos que se utilizan en su elaboración... Probaré a echar una ramita de cilantro algún día, pero para eso tengo que agotar antes todas las combinaciones posibles. Por cierto, no olvidéis probar a hacer hielos con la tónica, creo que ya lo dije antes, queda genial y el gin-tonic no se agua.
   Hace unos días tomé una copa por ahí y claro, el camarero se preparaba a hacer toda la "parafernalia" a la hora de echar la tónica, para que no pierda el gas decía, a ver, si lo sé, sé que se hace por eso, pero permite que a mí me guste "desgasificada"... Bueno, tampoco nos pondremos impertinentes...

   Dios mío, qué larga se me va a hacer esta semana!!!, como ya dije, este descanso ha tocado visitar Sevilla, salir a tapear, pelear con los sobrinos, menos de lo que me hubiera gustado, la verdad, y lo más importante, pasar el cumpleaños con mi padre... Todo genial, como siempre.

   Llevaba mucho tiempo sin hacer esta receta y ya tocaba, para los que les gusta el dulce es una auténtica delicia, aunque también os podéis encontrar, como me pasó a mí cuando la llevé al trabajo ( truco utilizado para no ser yo la única que engorde), con alguien que os diga... "Está bueno esto, pero demasiado dulce"... Vamos a ver, que es dulce de leche!!!. Ainsss, ya  le vale "al de las abejas"...

   Y casi sin darnos cuenta nos hemos cargado el mes de Mayo, primer mes sin "R" y yo aun sin comerme un espeto de sardinas en algún chiringuito malagueño, vamos a ver si el tiempo acompaña y puedo hacerlo el jueves...

   Feliz domingo a todos y que tengáis una fantástica semana!!! Nos vemos en 7 días o cuando tenga un ratito para enseñaros alguna de las cosas que tengo en mi cocina.

domingo, 22 de mayo de 2011

Steak "Diana".

Ingredientes:
- 4 solomillos de ternera.
- 200 gr. de champiñones.
- 3 ó 4 chalotas.
- 1 diente de ajo.
- Mostaza de Dijón.
- Salsa Perrin's.
- Brandy.
- Caldo de carne.
- 300 ml. de nata.
- Mantequilla.
- Sal.
- Pimienta.
Elaboración:
   Picamos las chalotas en brunoise ( picadítas, muy picaditas!!! ), laminamos los champiñones y picamos el ajo. Salpimentamos los solomillos y los untamos con mostaza por los dos lados.
   En una sarten ponemos un poco de mantequilla y sellamos los solomillos. Añadimos un poco de brandy y los flambeamos. Sacamos los solomillos de la sartén y los mantenemos calientes.
   Ponemos algo más de mantequilla en la sartén, echamos las chalotas y el ajo y pochamos, añadimos los champiñones y salteamos todo. Echamos un chorrito de salsa Perrin's y el caldo de carne. Cuando haya reducido un poco echamos la nata, dejandolo cocer unos 5 minutos, poniendo a continuación los solomillos dentro de la sartén, cociendo un poco hasta que los solomillos recuperen temperatura y se mezclen con la salsa. Emplatamos y listo, a comer.

Notas:
   Lo más importante de esta receta es, sin lugar a dudas, la carne, cuanta más calidad tenga, mejor estará. Por supuesto, no seáis tímidos a la hora de untar la mostaza.
   Otro consejillo, que el brandy sea más o menos decente, seguro que a muchos os parece una tontería, pero no lo es... A ver, no se trata de echar Luís Felipe, pero tampoco echar... No diré nombres para referirme a cosas negativas, pero seguro que a algunos se os ocurre algún nombre de brandis que parecen "vinagres".
   Con respecto a los champiñones, podéis laminarlos o bien, hacer lo que yo, que los pico en trozos más pequeños, el sabor es el mismo, pero a la hora de mojar pan ( cosa que os aseguro que haréis ) será mucho mejor, porque el pan llevará más sustancia.

Apuntes:
   Un vino para este plato?, pues sencillo, uno que os guste, yo decidí acompañarlo con un Casa de la Ermita de la D.O. Jumilla.

  
   Ya hablé hace tiempo de un vino de esta bodega, un crianza, si no recuerdo mal, hoy me decanté por un vino elaborado con Petit Verdot, una uva, que todo sea dicho de paso, me tiene "enamorada". Fue uno de los primeros vinos que probé elaborados con esa uva, y se ha convertido en unos de los fijos de "mi bodega".
   Tiene un fantástico color granate, y con una capa media-alta; en boca, antes de empezar a comer el "Diana", noté un toque de ciruela , pero también tiene un toque de cítrico, naranja, para más señas, y un ligero toque floral. En boca tiene fuerza, si lo compráis y lo probáis, posiblemente notaréis cierto amargor, no os asustéis, es algo que caracteriza a esa uva. El final en boca es largo, no es un vino que desaparezca rápidamente...

   Menudo fin de semana... Ha sido movidito, eso sí, confirmé algo que ya imaginaba, que la gente que juega a la diana son buenos tipos. También confirmé que los gallegos son gente maravillosa, ya sean de Pontevedra, Santiago, Cangas o Forcarei...

   Y de este bloque de recetas queda el postre, aviso a navegantes, mis próximos dos días de descanso, que dicho sea de paso, son los que aprovecho para hacer la receta que pongo los domingos, los pasaré en Sevilla, por lo que ya veremos si me da tiempo a hacer algo en la cocina, y si lo hago será en cocina "de prestado", aunque no creo que me pongan muchas pegas...

   Como siempre, desearos a todos que tengáis una fantástica semana, la mía no empezará mal del todo, porque no tengo que madrugar, aunque sí empezar a plantear una maleta para mi viaje, mi padre cumple años y estoy deseando pasar unos días con él, bueno, y con mi madre, y con mi hermana pequeña, porque la del medio no estará en la cena de celebración de cumpleaños, peor para ella por no estar pendiente de las fechas importantes... Qué ganas tengo de tapear por Sevilla!!!

   Que vuestra semana pase lo más entretenida posible... Nos vemos de nuevo en unos días!!!



martes, 17 de mayo de 2011

Cortes y elaboración de patatas para guarnición.


   Desde que un día me dijo una persona... "Oye, eso de patatas cerilla, qué es?", me dije, anda, porqué no explicar eso un día en el blog? Y aquí estoy, vamos a ver si quien me lo preguntó y seguro que alguien más, aprenden algo sobre los cortes y preparaciones de este maravilloso tubérculo ( patata, me refiero a la patata!!! ).
   Vamos a ver, empecemos con las que van fritas:
- Chips: son patatas cortadas en rodajas muy finas y fritas en aceite caliente hasta que se doran. Fantásticas las patatas "Fósil" que se hacen con las chips, se hacen poniendo entre las patatas unas hojitas de perejil, por ejemplo, y quedan espectaculares.
- Rejilla: se hacen con una mandolina ( un día os la enseñaré, tranquilidad en las masas ), que es la que nos ayudará a que salgan finas y estriadas, moviendo la patata cada vez que vayamos a hacer un corte. Tambien se fríen en aceite muy caliente.
- Paja: son tiras de patata muy finitas, por cierto, aunque se pueden hacer a cuchillo, os recomiendo el corte también con mandolina. Para freir, evidente, con el aceite bien caliente y moviendo para que no se peguen. También con este tipo de patatas se hacen "nidos", quedan preciosos, el aparatejo también os lo enseñaré otro día, pero vamos a ver, es como si fueran dos coladores, uno más grande y otro más pequeño, y entre los dos se ponen las patatas y a la freidora.
- Cerilla, Bastón, Española y Puente Nuevo: son patatas con un corte alargado, siendo las Cerilla las más finas y las Puente Nuevo las mas gruesas, debiendo pocharse antes de darles el último toque con aceite caliente.
- Souflé: el grosor de la loncha de patata dependerá de la superficie que ocupe, normalmente unos 3 milímetros. Primero las pochamos en una sartén sin que se lleguen a dorar, las escurrimos y las volvemos a poner en aceite bien caliente para que "suflen". Aviso a navegantes, son de las patatas más delicadas a la hora de hacer.
- Ataúd: seguro que tiene nombres más agradables, pero bueno... Es una especie de cajita que después se puede rellenar de lo que más apetezca. Van pochadas y si que quiere, se le puede dar un último toque de fritura.
   Para rematar en el horno hay más tipos, aunque algunas se pueden saltear con mantequilla:
- Parisien y avellana: Según el tamaño se le dará un nombre u otro. Se hacen con una cuchara vaciadora ( queda pendiente de enseñar la foto un día), se cuecen en agua y se terminan de hacer en el horno, o bien salteadas.
- Risoladas: son patatas ovaladas y hechas al horno.
    Ni que decir tiene que quedan algunas sin explicar, como las diente de ajo, las fondant, las chateau, ..., pero claro, tampoco estamos haciendo una tesis, verdad?
   Y en cuanto a las que hacemos en puré, nos quedaremos con las siguentes:
- Duquesa: al puré de patata se le añade mantequilla y yema de huevo, hacemos porciones en la placa del horno y gratinamos.
- Delmónico: al puré de las patatas Duquesa le añadimos jamón y trufa, le damos forma de trenza y gratinamos.
- Delfín: es la mezcla de puré de patata con mantequilla y yema de huevo, añadiendole pasta choux al 50% y friendolo después de mezclar bien.

   Que sí, que lo sé, que se quedan algunos tipos de corte y de elaboración en el tintero, pero pongo aquí las que me resultan más interesantes...

Curiosidades:
   Tengo entendido que  las patatas a las que le han salido brotes y las que presentan zonas verdes, tienen una sustancia tóxica, que puede provocar algún trastorno gastrointestinal, así como dolor de cabeza, por lo que yo intento evitarlas, no las patatas, si no esas zonas y parte de lo que las rodea, por si es verdad eso.
   El origen de la patata, pues ya sabemos que viene de el otro lado del "charco" ( para los que vivís en América, de ese lado del "charco" ). Se supone que fue Galicia el primer lugar donde se cultivó la patata en España, allá por el siglo XVI. De sobra es también conocido que evitó más de una hambruna.
   Ingrediente importante a la hora de elaborar vodka, en origen, por el bajo precio que tenía la patata, bueno, y tiene, tampoco nos quejaremos.
   Dependiendo del uso que las queramos dar, deberemos comprar distintos tipos, para cocer, las nuevas, para asar, las viejas, para freír, secas y amarillas, ...


   Importantísimo un pequeño detalle, después de toda esta "patatada", mi cocina no huele nada a aceite, y eso se lo debo a dos grandes cocineros donde los haya, Daniel de la Cruz y Sergio Sánchez Rojas, tan solo tuve que darles una lista de las patatas que quería para la foto y ellos se repartieron el trabajo sucio, lo siento por sus cocinas, pero ayer me las dieron y me vine a casa más feliz que una perdiz ( frase con rimilla que muchos utilizan ). Un día os enseñaré una foto de los "tres mosqueteros", porque falta en esta lista el tercero, el que me dio la receta del fantástico coulant de chocolate ( estoy a la espera de probar la receta del coulant de chocolate blanco, pero para eso me la tiene que dar antes, claro ), pero vestidos de calle, que ganan bastante...
     Mil gracias chicos, no sé lo que hubiera sido hoy de mi cocina sin vosotros!!!

   Por cierto, seguro que ellos echan de menos en la foto el "nido de patatas rejilla", pero tiene una explicación muy simple, ayer, después de dejar a un compañero de trabajo en un pub de Torremolinos ( aun no sé como dije que no a tomarme una copa...No soy la que era, seguro ), puse todas las patatas encima del asiento del copiloto y qué pasó?, pues que al entrar en Málaga el semáforo se puso en rojo y por no ser mala, frené y alaaaaaaaaaaaaa, adios nido!!!

Ahhh, soy consciente de que no digo que tipos de patatas aparecen en la foto, pero si he hecho bien el trabajo, deberíais tenerlo claro, no?


   Un saludo a todos y que la semana siga bien, nos vemos en la próxima receta o en el próximo momento de tranquilidad!!!

lunes, 16 de mayo de 2011

Merluza en salsa verde.

Ingredientes:
- 4 rodajas de merluza.
- 1 cebolla.
- 1 ajo.
- 250 ml. de vino blanco.
- 200 gr. de guisantes.
- 12 puntas de espárragos.
- 2 huevos cocidos.
- Perejil picado.
- 100 ml. de agua.
- 1 cuchadadita de harina de maíz.
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
   Picamos la cebolla en brounoise junto con el ajo. En una sartén echamos un chorrito de aceite y pochamos bien la cebolla y el ajo. Añadimos los guisantes y salteamos. Echamos el vino blanco y dejamos que evapore un poco.
   Salpimentamos las rodajas de merluza y ponemos en la sartén, tapándolo. Dejamos unos 8 minutos y pasado ese tiempo, damos la vuelta al pescado y añadimos las puntas de espáragos, los huevos cocidos partidos en cuartos y el perejil picado.
   En un vaso diluimos la harina de maiz con el agua y lo añadimos a la sartén, lo dejamos unos 4 minutos para que el pescado se termine de hacer, y emplatamos.

Notas:
   Importante la cantidad de harina de maíz que se echa para que la salsa quede espesita, porque esta vez yo me he pasado un poco y casi puedo cortarla con un cuchillo.
   Esta receta es para dos personas, aunque a mi me daría para 4 veces, pero es por el simple motivo de que siempre tomo un aperitivo mientras que cocino.
   Como siempre digo, que los ingredientes sean de la mejor calidad, cosa que me recuerda también que tengo que echar la bronca a mi pescadero...
   Esta receta hay gente que la hace con almejas, gambas, ..., pero yo siempre la hice con estos ingredientes, por cierto, en vez de agua, si echáis caldo de pescado, mejor que mejor.

Apuntes:
   Y con qué acompañé este plato? Pues como otras veces he hecho, con el que tenía en el frigorífico en ese momento...

   Tengo que decir que tenía un par de vinos blancos más, pero esa merluza ni de broma se merecía esos vinos, aunque yo sí, eso sin dudarlo.
   El color que aparece en la foto no es el que tenía el vino, era un poco más dorado, echaremos la culpa a la cámara, eso sí, es un vino muy brillante y limpio. Muy aromático, tal vez demasiado para mi gusto, el aroma a lichis me carga un poco y en este vino abunda, también algo de rosas. Sabor?, muy dulzón para mi gusto, será que no me gustan los vinos para "las mujeres", expresión que se utiliza en mi pueblo para definir los vinos que son más dulces de la cuenta. Le salvó el toque cítrico que encontré.

   Desde el momento en el que llegué a casa y vi la merluza sabía que esta receta se iba a "torcer" y no me he equivocado en nada... Sigo sin centrarme desde que llegué de vacaciones, creo que esta semana volveré a estar ubicada, o eso espero al menos. Merluza hecha y salsa espesa, muy espesa!!! Abro la botella de vino y mejor que hubiera abierto otro... No es que esté malo, seguro que en otra ocasión ese mismo vino está buenísimo...
   Mi costumbre es poner la receta todos los domingos, como algunos de vosotros sabéis, y qué me encuentro?, que toca trabajar de tarde, por lo que tenía que editar la receta por la mañana, pero claro, ayer fui un poco "grulla" y me acosté a las 1000, por lo que esta mañana de preparar la receta en el blog, nada de nada... Tarde de trabajo y llego a casa, me siento y qué me encuentro?... Pues algo muy sencillo, que tocó jugar un rato al "MetalStorm", juego divertido y muy recomendable para los que tenéis un iPhone, yo me he reído bastante, y así me veo a estas horas...
  
   Mañana es lunes, comienzo de semana para muchos, y mi último día de trabajo antes de descansar, cosa que apetece. Espero que el tiempo acompañe y pueda ir a tomar una cerveza fresquita acompañana de un espeto, eso sí, después de dar un paseo por la playa, aunque con la suerte que tengo... Bueno, siempre hay alternativas a eso.

   Espero que disfrutéis de la semana, y como siempre, desearos unos días fantásticos y decir....
         
             Hasta el domingo que viene o hasta que tenga un ratín para enseñaros otro de "mis imprescindibles"!!!.

lunes, 9 de mayo de 2011

Salsa para carne.

Ingredientes:
- 200 ml. de aceite de oliva virgen extra.
- 4 ó 5 dientes de ajos.
- 1 chucharadita de comino.
- 1 cucharada de pimentón dulce de La Vera.
- 1 cayena.
- Sal.
- 1 chorrito de vinagre.
- 50 gr. de pan.
Elaboración:
Machacamos los ajos junto con el comino en un mortero con un poco de sal. En el vaso de la batidora echamos el aceite, el majado de ajos y comino, la cayena, el pimentón y el pan y batimos todo hasta que quede bien ligado.

Notas:
   El motivo de echar pan es para que la salsa espese un poco, pero si no os gusta o no podéis comerlo, tampoco es imprescindible para la receta.
   No tiene más complicación la receta de hoy, tan solo que aunque parezcan ingredientes "chorras",  cuanto mejor sean, mejor sabrá la salsa.

Apuntes:
   Increible pero cierto, es domingo, tenía pensada la receta para hoy, pero tengo que ser sincera, cuando fui a echar mano de los ingredientes me faltaba uno!!! Receta pospuesta para el domingo que viene, lo que no viene mal, porque este mes trae 5 domingos y lo único que he tenido que hacer es un pequeño cambio, porque tenía pensado rematar con un cóctel, pero intercalo la salsa esta y listo, solucionado el problema.
   Motivo de este gran despiste?, sencillo, estoy casi recién llegada de vacaciones, y me he liado con los frigoríficos, yo tenía lo que necesitaba, pero no es en el frigorífico malagueño, lo que necesito está a unos 500 km. de aquí, y lo bueno es que cuando vuelva seguro que sigue allí, como si lo viera...
   Y bueno, como me quedé sin cenar lo que tenía pensado, hice un cambio de urgencia, tiré de congelador y saqué un rico secreto ibérico, y ya que lo tenía fuera dije... Salsa para acompañar!!!
         Receta de la semana solucionada...

   Por cierto, esta salsa es para acompañar a la carne, no para echarla encima del pan!!! Sé por lo que lo digo, aunque a algunos os parezca una tontería. Otra cosa, sé que uno de los botes está vacío, en la próxima receta de salsa lo llenaré, jejeje... El hacer la foto así ha sido por enseñar el conjunto...

   A los de mi querido pueblo, que el domingo estarán en la romería de San Isidro... Quiero estar allí pero me toca trabajar!!!, les recomiendo que hagan un par de botes de esta salsa para la carne que lleven al río... Y vuelvo a decir que quiero estar allí!!!, espero que alguien se acuerde de mí y se tome una cerveza a mi salud al llegar al río y una copa a media tarde, y por supuesto que todo salga genial y que la gente lo pase de muerte, como siempre. Felices resacas de lunes!!!

   Hoy no hay ni vinos ni licores de mi agrado, bueno, sí los hay, pero no los pondré, dejaré la salsa, "pelada y mondada", el domingo que viene volveremos a lo que es lo normal en el blog, aunque cierto es que la carne la acompañé con un Legaris, muy bueno por cierto, ese vino no suele fallar.

   Ahora me queda esperar a que llegue el martes, que toca descansar, para poner mi despensa al día, porque no sé si lo he dicho pero estoy recién llegada de vacaciones!!!! ( sé que lo dije, pero tenía que repetirlo ).
   Preciosa Sevilla, como siempre, de mi pueblo, pues mejor ni hablar, han sido mortales los días que pasé allí, Segovia, fantástica y su cochinillo más, y Madrid, de ensueño, como siempre...

   Nos vemos el domingo que viene sin falta, con la receta que tocaba hoy, aunque puede que durante la semana ponga en el blog alguno de "mis imprescindibles".

   Feliz semana a todos!!!

miércoles, 4 de mayo de 2011

El sacacorchos.

Es una pena que mis sacacorchos se hayan quedado en los "apuntes" de la ensalada César, por eso directamente copio y pego en esta nueva entrada, para dedicarles el espacio que se merecen...

Hoy toca hablar del sacacorchos, pero antes de entrar en materia, un pequeño detalle que hay que tener en cuenta, la cápsula bajo la que se esconde el corcho hay que quitarla siempre por debajo del gollete de la botella, por salud para empezar, ya que hay algunas que contienen plomo, aunque tienden a desaparecer y sobre todo por estética, queda mucho más bonita la botella cuando se descapsula por debajo del gollete de la botella (a pesar de que el significado de esta palabra es cuello, yo me refiero a la parte que sobresale en la parte alta de este).


Aclarado esto, pasemos a explicar algo del sacacorchos, algunos sabréis ya que su aparición se centra entre los siglos XVII-XVIII, que es el momento en el que las botellas empiezan a taparse con corchos y está basado en las barrenas que se utilizaban para extraer las balas de los cañones de los fusiles.
   Lo mejor es que si compráis alguno, tenga la hélice negra, que es un baño de teflón, lo que hará que se introduzca de forma más suave en el corcho y que la misma sea de formas redondeadas, para que no dañe el corcho. Es importante evitar que la barrena atraviese el corcho, para evitar así que caigan fracmentos en el vino.
   Hay muchos tipos de sacacorchos en el mercado, entre otros:
- Los de hélice o T, que son los más antiguos, aunque nos encontramos con un inconveniente y es que si no sujetamos bien la botella, al sacarlo, el vino puede agitarse demasiado, y eso, en algunos casos puede llegar a ser desastroso.
- De "alas", que es ese que parece un muñeco levantando los brazos a medida que la barrena se va introduciendo en el corcho ( un apunte personal...odio ese sacacorchos, por favor, si alguna vez voy a vuestra casa escondedlo en lo más profundo del cajón).
- El sacacorchos profesional o de camarero, que puede ser de un tiempo o dos (bastante más cómodo a la hora de sacar el corcho porque sale más recto).
- El sacacorchos de hélice sin fin, que no necesitan mucho esfuerzo a la hora de extraer el corcho.
- El de láminas, también llamado "de mayordomo", formado por dos láminas de diferentes tamaños, que se suele utilizar en vinos reservas, o en botellas en los que el corcho está un poco dañado, es uno de mis favoritos, y con un poco de práctica llega a ser muy sencillo de usar.
- Sacacorchos a base de gas, que tienen una aguja que atraviesa el corcho y va introduciendo gas en la botella (nitrógeno o CO2), que es lo que hace que el corcho vaya saliendo.
- Los Screwpulls, que sacan el corcho sin ningún tipo de esfuerzo.
- El de cava, que es una pinza que sujeta el corcho que sobresale de la botella y hace que saquemos sin dificultad ese tipo de corchos.
   En la foto que he puesto aparecen los sacacorchos que tengo en casa: el profesional, el de láminas, el de cava y el Screwpulls, tengo alguno más, pero están en Extremadura guardaditos.
   Y ni que decir tiene, que si un día no tenéis un sacacorchos a mano, está el remedio casero, bueno, más bien campero, a mi me pasó una vez nada más, por lo que desde ese día siempre llevo uno en el coche, situación....botella de vino y ni un sacacorchos, en medio de la nada, remedio...caja de herramientas del coche, un tornillo que apareció y unos alicates, sí, un poco rudimentario, pero funcionó, pudimos beber el vino y además nos reímos bastante.
  
   Y en serio que siempre llevo ya un sacacorchos conmigo, es más, seguro que hay gente que si mira en el cajón de los cubiertos verá un sacacorchos que antes no estaba y que...ni que decir tiene, espero que siga ahí cuando la que escribe en este momento vuelva...

   Estamos casi a jueves y aun no sé que receta tocará el domingo, porque depende de muchos factores... Debería haber hecho una fotografía a los piquillos con merluza y gambas y listo, pero bueno, eso será otro día, hoy toca sentarse tranquilamente en el sofá disfrutando de... Pero si no ponen nada en la tele!!!. Pues nada, escucharé algo de musiquita, que nunca viene mal... Madre mía, si son poco más de las 10 de la noche!!! Y cómo es posible que tenga ganas de dormir?, esta no soy yo!!!

   Ánimo a los que os quedan tan solo ( según la RAE ya no lleva tilde, error bajo mi punto de vista y el de otros también... )dos días de trabajo, el finde está a la vuelta de la esquina, a mí me quedan aun ( a esto también le han quitado la tilde... ) 5 días hasta que llegue mi descanso, pero bueno, no me quejaré, porque con algún contratiempo incluído, mis vacaciones no han estado nada mal.

   Nos vemos el domingo si no hay novedades...

domingo, 1 de mayo de 2011

Pulpo "á feira".

Ingredientes:
- 1 pulpo.
- 4 patatas.
- Pimentón de La Vera picante.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Laurel.
- Sal.
Elaboración:
   En una olla grande ponemos agua a hervir con una hoja de laurel. Cuando hierva metemos el pulpo en el agua, lo dejamos unos segundos, lo sacamos y cuando el agua comience a hervir lo volvemos a meter en el agua,  así,  tres veces.
   Dejaremos dentro del agua unos 40 minutos, hasta que podamos clavar un tenedor en la base de los tentáculos del pulpo.
   Cuando haya pasado la mitad del tiempo metemos en la olla las patatas para que todo termine de hacerse a la vez.
   Una vez que esté cocido, lo dejamos reposar unos minutos. En un plato (de madera, si puede ser) ponemos las patatas en rodajas y encima de éstas, el pulpo, partido con unas tijeras en rodajas de medio centímetro más o menos, salamos, echamos el pimentón picante de La Vera y un chorrito de aceite.

Notas:
   Antes se golpeaba el pulpo para romper las fibras y que estuviera más tierno, ahora eso lo evitamos congelandolo. No se nos puede olvidar sacarlo 24 horas antes de cocinarlo.
   Se supone que la sal que se le echa es sal gorda, pero yo prefiero la sal de escamas, cuestión de gustos..., y por supuesto, si podéis hacer el plato con cachelos, mejor que mejor!!!
   No, no se me ha olvidado decir que el agua se sala, porque el agua NO se sala!!!

Apuntes:
   Y qué mejor para acompañar este plato típico gallego que un vino de la tierra...

   Es un vino de color amarillo pálido, bastante brillante, en nariz notamos toques frutales, con unas notas cítricas que predominan. En boca es un vino equilibrado, muy fresco.

   Curiosamente "aprendí" a cocer pulpos en mis dos años en Almería, allí tenía la buena costumbre de ir al mercado los sábados y comprar algo de pescado ( un secreto, no sé si lo he dicho alguna vez, pero cuanto más tarde vas, más barato suele estar el pescado ).
   Este pulpo no es de por allí, este es de las Rías Baixas, eso ponía en su matrícula, jejeje..., no, eso es lo que me dijo el dueño del pulpo, oler, desde luego olía a mar en plan bestia. Lo de la hoja de laurel es cosa mía, porque el gallego me dijo cuando me vio echarla que si ya estaba desvirtuando la receta... Lo que hay que oir!!!
   Bueno, con laurel o sin él, está buenísimo, y no penséis que es complicado de hacer, como siempre, muy importante que los ingredientes séan de muy buena calidad, el pulpo era de lo mejor, y qué decir del pimentón..., menos mal que a los de "La Vera" les dio por plantar pimientos, secarlos, darles ese toque de ahumado,..., que me perdonen los gallegos, pero su pulpo no sería el mismo sin nuestro pimentón!!!

   Por hoy nada más... Feliz semana a todos!!!